PORLAMAR, ISLA DE MARGARITA

IMPRIMIR

17 años de la Manifestación de Lágrimas de Sangre de la Virgen María del Valle

 

17 años de la Manifestación de Lágrimas de Sangre de la Virgen María del Valle

Texto y Fotos: Lic. Matilde Guiscafre de Robinson

El pasado 26 de octubre se cumplió 17 años de la Manifestación de Lágrimas de Sangre de la Virgen María del Valle en un cuadro de la pintora Rosaura Gonzalo en Porlamar, isla de Margarita. Como todos los años se celebró con un Rosario y la Santa Misa rodeados de una atmósfera de fe y esperanza, en un ambiente cálido y de recogimiento mucho más intenso, bajo el marco de unos días de tensión de un país convulsionado y sufrido. Pero la Virgen como siempre nos abre los caminos para que juntos oremos y manifestemos nuestra devoción hacia Ella. La Virgen obra milagros, traza rutas, señala destinos y diseña propósitos para que sigamos Sus pasos hacia donde Ella quiere guiarnos. La misa oficiada por el padre Rafael Rodríguez en la iglesia La Epifanía del Señor en Porlamar, fue hermosa, vibrante y fervorosa, con todos los signos de piedad que siempre caracterizan la Presencia Divina de María la Madre de Jesús, y de todos Sus hijos en esta tierra bendita. Alba Rodríguez Dubén ofreció unas palabras muy sentidas sobre la Manifestación durante la misa que la describió como “MARÍA DEL VALLE, MADRE Y MAESTRA y continuó… Después del hecho fenomenal de las lágrimas de sangre saliendo del lienzo, de los momentos en que la Virgen María se presenta para dejar los mensajes, y en el texto de cada mensaje en sí, quedamos engranados con Jesús, en vista de que dichos mensajes llevan consigo un contenido evangélico que nos dirige a cumplir con la premisa del verdadero devoto de María: SER CRISTOCÉNTRICO. María como Madre nos pide orar, acercarnos al hermano y buscar a Su Hijo presente en la Mesa Eucarística, amar y respetar la Santa Iglesia de Jesús. María como maestra nos enseña a conservar en esta vida los tesoros celestiales que el Padre nos regaló: La Salvación. La razón de ser de esta manifestación se resume en su nombre: María La Conciliadora, ella vino a conciliar a sus hijos, a hacernos ver que somos uno solo con Su Hijo, aun siendo diferentes”. Se entregaron ofrendas florales y cestas de alimentos para la iglesia y el grupo coral entonó canciones de alabanzas durante la Misa y la Eucaristía. La lectura de los Salmos estuvo a cargo de Rosaura Gonzalo y María Mata. Al final de la Santa Misa, Rosaura emocionada y satisfecha por la participación de fe y constancia que siempre han tenido los devotos de la Virgen, dio abrazos y muestras de cariño a los presentes, recordándonos que han sido 17 años de constantes mensajes y manifestaciones de amor y presencia de La Virgen María del Valle y que esta fecha que celebramos año tras año, debe servir para concientizar que La Madre, por una o por múltiples razones, se manifestó con Lágrimas de Sangre en aquel cuadro el día 26 de octubre del año 1999 y que sigue manifestándose con Sus mensajes e inconmensurable amor por todos Sus hijos. Hoy más que nunca, debemos orar a la Virgen María para que interceda ante Nuestro Señor Jesucristo Su Hijo, por nuestro país, y la paz en el mundo entero.