PORLAMAR, ISLA DE MARGARITA

IMPRIMIR

DEPORTES

 

La Juventus y Cristiano Ronaldo cerca del abismo

 

Roma.- ¿Se convertirán los sueños de agosto en una pesadilla en marzo? El fichaje de Cristiano Ronaldo fue presentado como la ocasión perfecta para que la Juventus aspirara por fin a reconquistar la Liga de Campeones, pero la derrota 2-0 ante el Atlético el miércoles deja al equipo al borde de la eliminación.

Ese revés en la ida de los octavos obligará al campeón italiano a una gran remontada en la vuelta del 12 de marzo en Turín, si no quiere vivir un sonoro fracaso.

En la zona mixta, como había hecho poco antes sobre el campo, Cristiano Ronaldo mostró con los dedos de su mano la diferencia que le separa del Atlético: "Tengo cinco Ligas de Campeones, el Atlético cero".

El dato es cierto, pero también es verdad que el equipo rojiblanco ha dejado contra los cuerdas a su Juventus, un histórico que persigue desde hace demasiado tiempo su sueño europeo.

Tras cinco finales perdidas desde su último título en el torneo en 1996, el club turinés decidió una inversión de más de 100 millones de euros para fichar a Cristiano Ronaldo, todo un especialista en ganar Ligas de Campeones.

El cinco veces Balón de Oro no fue el peor de los suyos el miércoles en el estadio Metropolitano, pero tampoco respondió a las altas expectativas que los 'tifosi' tienen depositadas en su talento.

Cristiano Ronaldo estuvo por momentos demasiado solo, en un partido en el que otras figuras como Mario Mandzukic, Paulo Dybala, Alex Sandro, Miralem Pjanic o Rodrigo Bentancur rindieron por debajo de su nivel habitual.

Para intentar lograr la hazaña de la remontada en Turín, la Juventus necesitará un Cristiano Ronaldo más inspirado, como recuerda el diario deportivo Tuttosport en su portada: "CR7, te toca salvar a esta Juve".

El técnico italiano de la Juventus, Massimiliano Allegri, era este jueves el principal acusado en Italia. La Gazzetta dello Sport le reprocha "un Waterloo de juego y de actitud".

Su equipo pareció perdido tácticamente y físicamente entre dos aguas. En la primera parte fue prudente e intentó presionar algo más después del descanso, ofreciendo valiosos contragolpes al Atlético, abriendo una vía de acceso a los hombres de Diego Simeone, que no la desaprovecharon.

Allegri tiene, eso sí, circunstancias atenuantes, con el problema cardíaco que acaba de afectar a Sami Khedira y un centro de la defensa Leonardo Bonucci-Giorgio Chiellini que vuelve tras problemas físicos y que palideció en la comparación con la dupla de uruguayos Diego Godín-José Giménez, cada uno además autor de un gol para el Atlético.

Después del partido, varios analistas subrayaron que la Serie A, en la que la Juventus está invicta esta temporada con 21 triunfos y tres empates, no sirve de buena preparación para encuentros de máxima exigencia como el del miércoles en Madrid.

Los turineses debían estar avisados de la intensidad del Atlético, que juega así desde hace años. Como subrayó el exdefensa italiano Alessandro Costacurta, "los bianconeri repitieron pases laterales. Si les faltó algo fue calidad".

Para conservar esperanzas de clasificarse, la Juventus confía en automotivarse. "Demostramos en el pasado que somos capaces de remontar situaciones. Vamos a darlo todo para intentar ganar en casa", aseguró el francés Blaise Matuidi.

La 'Vecchia Signora' se acuerda especialmente de eliminatorias pasadas en las que pudo reaccionar con orgullo tras haber quedado herida.

Así ocurrió la pasada temporada en cuartos contra el Real Madrid y en 2016 ante el Bayern de Múnich en octavos finales, pero pese a los esfuerzos la 'Juve' quedó finalmente eliminada, pese a rozar el objetivo de la remontada.

Ya fuera de la carrera en la Copa de Italia y con la Serie A muy encarrilada, la Liga de Campeones se presentaba como el gran aliciente para la Juventus en la parte decisiva de la temporada, por lo que una eliminación dentro de tres semanas haría temblar los cimientos del equipo.

La gravedad de la situación se hizo notar en la Bolsa de Milán, donde la Juventus despertó con una caída de casi el 10% tras el revés en España.