PORLAMAR, ISLA DE MARGARITA

IMPRIMIR

DEPORTES

 

Tiger Woods, detenido por conducir ebrio

Tiger Woods ha sido detenido este lunes por conducir bajo los efectos del alcohol. El golfista estadounidense, de 41 años, fue detenido este lunes por sospecha de que conducía bajo la influencia del alcohol en Florida (EE UU). Woods fue arrestado en la ciudad de Júpiter, donde vive, a las tres de la madrugada, según ha informado la policía. Se sospecha que estaba ebrio y fue arrestado y transportado a la cárcel del condado de Palm Beach. Allí entró poco después de las siete de la mañana, y unas tres horas después abandonaba las dependencias policiales sin haber tenido que pagar fianza, publica.

Woods fue detenido a primera hora de la mañana por conducir supuestamente bajo la influencia de sustancias tóxicas, alcohol y marihuana (DIU, en inglés). Poco después fue puesto en libertad horas después, según confirmó la oficina del alguacil del condado Palm Beach, a 140 kilómetros al norte de Miami.

Quien fuera número uno del golf mundial, y ganador de 14 grandes y de 79 títulos en el PGA Tour, sigue así con su espiral de decadencia. Tras el escándalo sexual que protagonizó en 2010, y que le llevó al divorcio de su esposa, Elin Nordegren, se han sumado también sus problemas físicos. Los problemas que arrastra con su espalda le obligaron el pasado abril a anunciar que no iba a participar en el Masters de Augusta.

El californiano ganó su último major en el US Open del 2008, volvió al Circuito de la PGA en enero tras una ausencia de 17 meses, pero no juega desde que se retiró de un torneo del Circuito Europeo en Dubái a comienzos de febrero, donde firmó una tarjeta de 77 y se retiró al no poder superar el dolor de espalda.

La semana pasada, el golfista publicó una entrada en el blog de su página web en la que aseguraba que quiere seguir en el deporte profesional. “De mi vuelta a la competición, el pronóstico a largo plazo es positivo. Mi cirujano y mi quiropráctico dicen que la operación fue un éxito. Es simplemente una cuestión de no fastidiarlo. Estoy caminando y haciendo mis ejercicios, y llevando y recogiendo a mis hijos del colegio. Todo lo que puedo hacer es ir día a día”, escribía. “Pero quiero decir de manera clara que quiero volver a jugar al golf de manera profesional”. El pasado mes de abril se sometió a su última operación de espalda, su cuarta cirugía en tres años.