PORLAMAR, ISLA DE MARGARITA

IMPRIMIR

DEPORTES

 

Federer vuelve a ser número uno tras vencer a Kyrgios

Stuttgar.- El suizo Roger Federer en su regreso a las canchas, se clasificó para la final del torneo de tenis de Stuttgart y recuperó el número uno del ranking mundial al vencer este sábado al australiano Nick Kyrgios.

Federer se deshizo en tres sets del australiano Nick Kyrgios (6-7 (2-7), 6-2, 7-6 (7-5)), con lo que iniciará mañana la semana 310ª en el trono de la ATP, una cifra récord, según AFP.

Roger, cabeza de serie número uno del torneo alemán, despachó a Kyrgios -número 4 y verdugo de Feliciano López en cuartos- en una hora y 51 minutos en su primer enfrentamiento sobre hierba. Los seis sets que habían jugado entre sí con anterioridad en torneos de la ATP se habían resuelto en el desempate (tie break).

El australiano, de 23 años, regresaba con este torneo a la competición desde que en abril pasado llegó a los cuartos de final de Houston, una vez recuperado de una lesión en el codo derecho.

Federer de 36 años, estará este domingo en busca de su 18mo título en canchas de césped ante el canadiense Milos Raonic, séptimo favorito, que derrotó por 6-4 y 7-6(3) al segundo cabeza de serie, el francés Lucas Pouille.

En su primera final del año, Raonic chocará con el ganador del duelo entre el suizo Roger Federer y el australiano Nick Kyrgios. En caso de ganar, el helvético regresará al número uno del mundo.

El tira y afloja que mantienen el español Rafa Nadal y el suizo Roger Federer por el número 1 del ranking deparó ayer el liderato para Federer con 150 puntos más que Nadal en caso de victoria, o 50 más en caso de derrota en la final.

A mediados de febrero, el suizo, se convirtió con 36 años y 6 meses en el jugador de más edad en instalarse en el número uno mundial desde la creación de la clasificación ATP hace 45 años. Federer puso así fin a más de cinco años sin estar en lo más alto y culminó su feliz regreso a las pistas después de un largo parón en 2016.

Federer, que estaba a 100 puntos de Nadal después de que el mallorquín conquistase su undécimo Roland Garros, debía al menos alcanzar la final en Stuttgart, lo que selló con su victoria ante Kyrgios.

Stuttgart era la última oportunidad en los torneos sobre hierba, de recuperar el número uno, ya que en Halle y Wimbledon no podrá sumar puntos, puesto que el año pasado ganó los dos torneos.