PORLAMAR, ISLA DE MARGARITA

IMPRIMIR

LA HORA DEL TAXI

Por: SILVIA TARFF      

TAXI

 

Toda la vida dedicada a la radio. Su trabajo como operador le ha dado fama dentro del medio y es conocido con el apodo de “CHECHE”. Se trata de Eliecer Salazar, nuestro pasajero de la semana en el “taxi virtual”. Nacido en la Ciudad de Porlamar, desde muy temprana edad sus pasos los dirige a convertirse en un profesional de la radiodifusión. ¿Cómo es su entrada en la radio? Cuando yo era muy chamo, mi papá llevó a un amigo a la casa. Él trabajaba en “LA MEGA”, cuando estaba Luis Amador de gerente. Con él, yo frecuentaba la emisora. Recuerdo que era muy pequeño. Me fue llamando la atención. Yo continuaba visitando la emisora y compartía mis estudios. Un día, me dijo, porque no te quedas un rato. Ya tenía conocimiento de algunos pasos como operador. Me quede más de 2 horas. Tan solo con 14 años ya hice mi primera guardia en la radio y me fui quedando. Eso fue en los años 90. Comencé con Unión Radio. Era menor de edad. Mis labores las inicié en agosto y en diciembre entré en la mayoría de edad. En “Súper Estéreo”, entré como avance, más o menos en esa época. Se trataba de una especie de escuela, que comandaba el difunto Uzcátegui. Estaba fijo en “LA MEGA” y los fines de semana en “Súper Estéreo”. Estuve con la gente de Unión Radio como unos 10 años y en la primera etapa de la 98.1, como 6 años. ¿Era forzado tener tanto trabajo? No, era muy práctico. Pero luego fui padre y tuve que abandonar uno de los dos trabajos. ¿Qué ha sido lo que más le ha gustado de su actividad? Bueno…, he conocido a gente y me ha permitido tener amplios conocimientos, no solo de la radio, sino también en otras aéreas. En lo musical, técnico e informativo. Muchas personas me dejaron una profunda huella dentro de mis conocimientos. Con Uzcátegui…, con el también… fallecido Jorge Kamel, con Susana Duijm (QEPD). Aprendí de Franck Armas, Marco Antonio Delgado, son personas que han contribuido a dejar un legado en la radiodifusión. Gente que es conocida, no solo por su profesionalismo, sino también por sus conocimientos. En otro sitio, no hubiese tenido la oportunidad de conocerlos. ¿Qué le ha desagradado más de la profesión? Dudando demasiado, como si no encontrara nada desagradable…, Después de ese enorme silencio, confesó que realmente su trabajo no le encontraba nada desagradable, a pesar de ser un trabajo bastante fuerte. Es mucha la responsabilidad de un operador. Se tiene a una persona al aire y uno tiene que estar pendiente de ese procedimiento. Somos la cara responsable de lo que la gente escucha en la radio. Es muy fuerte, muy estresante. Es una gran responsabilidad, aunque somos el personal en la cola de los profesionales. ¿Cuál es su gusto musical? Bueno es bastante variado, pero me gustó mucho el estilo de “Súper Estéreo”. Cubre toda una gran parte de los estilos musicales, sobre todo la margariteña. ¿Piensa que se debería profesionalizar más la parte técnica de la radio? El operador, en general, debe tener conocimientos para ejercer bien sus funciones. Hoy en día que tenemos todo tecnificado, se debe preparar mejor el profesional en esa área. Un operador, debe tener conocimientos generales, en información, música, etc. Es la única forma de poder ejercer una buena labor. Fíjate -me indica-, los oyentes son nuestro principal capital. Muchas veces ellos se dan cuenta de quién es o no profesional. El público es nuestro mejor reconocimiento a la labor que hacemos. ¿Eso es bueno o malo? Yo creo que muy bueno. Nos identifican y valoran el trabajo. ¿Qué le hace falta a la radio en Margarita? En este momento hace falta una buena emisora de salsa. Anteriormente no había un público para ese tipo de ritmo. Pero la Isla ha crecido bastante y hace falta que se ocupen de este ritmo tropical. ¿Entre profesionales a quién admiras? A Marco Antonio Delgado, es muy profesional…

 

Sígueme en @silviatarff y también en Instagram