PORLAMAR, ISLA DE MARGARITA

IMPRIMIR

Paradigma

Manuel Ávila    

El León de Papel (III)
Cuando Tato Fernández levantó la mirada para buscar al amigo que tuvo en otros tiempos solo consiguió la calavera de un gordito simplón y bocón que llegó a la concejalía de Maneiro por la concesión de Batman que quiso tener un defensor de la justicia y la libertad en la nueva Ciudad Gótica del Municipio Ideal. Llegó a la meta con una credencial de edil que le ha servido para pantallar como “un pavo real electrocutado” en aras de buscar un entierro sin luz que se dice existe en la municipalidad. En el gobierno anterior no pudo entrar porque sus ambiciones eran vistas a leguas y las autoridades le hacían la señal de costumbre por saber de la perversidad del hombre que formó parte de las tres piedras del fogón en la era del Copei capitalino.
De verdad que no sé cómo entró “el pavo real electrocutado” a las filas amarillas, pero lo hizo empujando a los presentes y tirando por la borda el principio de Francisco Torcat que había jurado no permitir la entrada del León de Papel a las filas justicieras porque sus ambiciones enfermizas iban contra las ideas de justicia sembradas por Borges, Capriles y Leopoldo en las filas de la tolda amarilla. Aquí se impuso la habilidad de un tipo con parkinson en el cuello y con la vibración de un cambio de semáforo en sus ojos. Me dicen los defensores de la justicieridad que fue un error de cálculo del jefe del momento o un descuido advenedizo de la tesis que los mochos se buscan para rascarse los costados.
De ahí en adelante empezó el tejemaneje para soportar a tan incómodo personaje dentro de las filas justicieras y más son los que lo rechazan por patán y vociferador de pajas ideológicas que por la entrega a una organización que no soporta tantos mequetrefes de las falsas ideologías y de las mentiras carnavalescas. Lo cierto es que los 87 votos que tiene en Maneiro ya se redujeron a la mínima expresión porque de sus amistades de la high solo le quedan unos pocos porque los ha traicionado a todos, le ha hecho jugadas pesadas o ha querido destruir su amistad con decisiones desafortunadas que implican algo de dinero. Ahí si es un as el patán de marras con sus agallas enormes y su facultad para mutarse como la culebra de San Pablo para inocular su veneno en entorno partidista. Nadie lo quiere porque la mayoría de la gente llana que hace vida en esa organización política no se cala ese monumento a la patanería burda, pues con sus poses, sus movimientos acrobáticos y su guinde de los escrotos poderosos es parte de su conformación cerebral.
Nació para eso me decía estos días un viejo compañero de marras que sabe que ni con pantalones tubitos el vampiro del momento puede evadir su permanencia en la vida política por más de 30 años. Pero como a el Conde Drácula también se le ve su edad, no es preciso ir a manuscritos antiguos para conocer la millas en el kilometraje de un zagaletón disfrazado de Power Rangers que usa una guitarra, pantalones pegados, la respectiva lipo, la capa de Robín y cuellos endurecidos con almidón para justificar su paso por la política regional. En muchos saraos ha estado el vampiro de marras arrastrando sus colmillos afilados y su capa de disfrazado personaje de las tiras cómicas insulares.
Por eso cuando las dos damas los insultaron en la cesión de la Cámara Municipal lo hicieron con conocimiento de causa y nada inventado salió de sus gargantas porque conocen muy bien al “Pajarito” que sabe de sus andanzas y usa muy bien el retrovisor para ver figuras difuminadas que solo son parte de leyendas más trajeadas de oropel y trajes de lino. Sigue resolviendo las cosas de la cotidinaidad con los ritualescos besos en las mejillas para aparentar simplonas poses de alcaraván de las élites. Pero ese estilo rocambolesco heredado de las cúpulas verdes y ahora amarillas le ha servido de cama elástica para rebotar en una sociedad de ignorantes que cabalga sobre el lobi y las falsas poses.
Así sentenció otro amigo cuando supo de las trapisondas del “León de Papel” y expresó: “Sé quedará solo irremediablemente” y le respondí “Ya está solo porque su maldad supera los niveles de la mentira”. Para los muchachos quedó este personajillo que simula ser “un pájaro de vuelo rasante” y termina siendo un ave de cetrería que se posa en la rama de quienes ostentan el poder en cualquier escenario- Eso sí sabe diferenciar entre la melaza y la mostaza porque su escasa formación la adquirió bajó la sombra de dos pájaros de vuelo rasante que hicieron sus travesuras y nadie le vio los hilos de la manipulación. A éste pichón de pajarraco se le ven las costuras cada vez que intenta alzar el vuelo y la gente lo ha ido execrando de las fronteras de la política sana.
Ahora donde si cabe El León de Papel es en el lodazal de los ambiciosos que creen que con portar pantalones tubitos, modelos juveniles destacados y grupetes de muchachos que solo sirven para modelar canciones de cuna sin sentido. Pero al “Pavo real electrocutado” no lo aceptan ni en su mismo partido porque en Ciudad Gótica solo quedó Batman con su Robín saltando la cuerda y soñando con el poder que se perdió en el camino de las imágenes fantasmas.
Ya Tato se cobró la afrenta del pasado con una estocada al corazón del pajarito que cree que con celebrar su cumpleaños en Lidotel es suficiente para tocar las estrellas con las manos. Así no se hace historia sino caricaturas de un personaje siniestro que salió del ruedo husmeando sueños palaciegos y dulces de bohemia con infusiones de trajes que solo usa permanentemente sin cambiarse las marcas diarias. Es posible que esa mala imitación de Robin termine con la capa caída y el alma ruyida por los gusanos juicio de un infierno que se le vendrá encima con todo y sus legendarias poses que le dibujan comiéndose las uñas soñando con sus ambiciones de León de Papel. Triste papel de una figura difuminada que perdió la ruta y dejó la humildad colgada en alguna rama de sus sueños de fortuna.


Es el momento
Venezuela no resiste más esta trágica sitruación que tiene contra la pareda unos ciudadanos atrapados en medio de esta tormenta de la locura ideológica. Si esta es una calamitosa situación que ningún país del planeta quiere para sus hijos. No buscamos esa locura como salvación porque entramos en una lluvia de calamidades que sepultan los sueños de los hijos de Bolívar. Esta crisis descomunal no estaba en los planes de la nación más rica del Continente, pero convertida por las políticas de un gobierno marruñeco en el pero error de la historia nacional.
Nunca soñamos con ester prisioneros en un lodazal de angustias y temores que sueltan los demonios en un país donde está prohibido hasta morirse, pues la crisis se nos vino encima de tal manera que la moneda se enanizó tanto que ya ni los niños pueden entrar al mundo de los juguetes y los caramelos. No tener una moneda que valga ha sido una pesadilla porque los venezolanos estuvimos por muchos años disfrutando de la bonanza de los petro dólares hasta que llegó ñla revolución con su carga de corruptelas y sus incomodidades ideológicas a sembrar de pobreza el alma nacional. No es que no hayamos estado en esos predios del hambre en otros momentos, pero si estamos claros que los efectos de la mítica "guerra económica" y "Dólar Today" son parte de las leyendas inventadas por el régimen para justificar su fracaso como gobernantes. Pero no podrán convencer a los ciudadanos de su pobre visión gerencial y de sus locuras a la hora de tomar las riendas del poder nacional.
Se equivocaron los socialistas al comprar el paquete completo de la miseria cubana para convertir a los venezolanos en hambrientos ciudadanos que solo bajo los aires de la ignorancia cabalgan hacia los linderos de la pobreza colectiva. Esa locura de pretender ideologizar a un pueblo que no acepta ser parte de una legión de locos que solo conciben la teoría de la justicia social como una legendaria forma de cabalgar hacia las fronteras de indeología sin ruta, es parte de los saltos al vacío de los auto denominados salvadores de la patria.
Se les fueron 18 años a los revolucionarios gritanmdo consignas que al final de cuentas solo sirvieron para empobrecer el alma nacional, pues difrazar a cuatro fanáticos del régimen en militares sin fronteras y en demonizar a las FANB para convertirlas en los perros del templo es solo parte de una novela redactada a pedazos por los fabuladores de esta mentira nacional.
No encontraron el camino correcto porque ese matrimonio con Fidel de velo y coronas es solo parte de una locura ideológica que nadie más compró den el Continente. Pero a Fidel que le había costado vender su revolución lo logró muy fácil para dar a los cubanos un futuro mejor a costa de entregar el futuro de los venezolanos a los brazos de la muerte. Ahora cuando vemos ese éxodo masivo de miles de almas que salen al exterior a buscar futuro, no queda sino mirar las imágenes del pasado con los cubanos saliendo en balsas y rumiando sueños de progreso.
Venezuela es otra, este es un país convertido en una República Bananera que dio un salto de nación rica a nación pobre por una ruta trazada por un ambicioso personaje que dejó una siembra del mal regada por toda la geografía nacional. Por eso la famosa tesis de las expropiaciones de haciendas y empresas llevaba la consigna de la muerte en sus sellos de la maldad, pues es evidente que a Venezuela nadie le había movido las bases del desarrollo para hundirla en la peor tragedia de su historia.
Esa mala copia de la Cuba de Fidel hoy nos deja una herencia de una clase social convertida en bachaqueros del mal, en hurgadores de basura que caminan de espaldas al desarrollo y marcan al país como una nación de harapientos sin causa. No hemos podido zafarnos del nudo corredizo de la ruina nacional porque la escasez, la hiper inflación, la miseria colectiva, los salarios ruinosos y la falta de medicinas, terminaron hundiendo a Venezuela en el fango de la mendicidad nacional.
Por eso los anuncios de ruina nacional son temerarios y decretan que Venezuela atraviesa la peor crisis de su historia y mientras todos eso ocurre las consignas siguen sonando en el concierto nacional para alejarnos de eso que los revolucionarios llaman "el imperio". A esos que tanto insultan desde las trincheras comunicacionales del gobierno les ha tocado comprarnos petróleo por muchos años para mantener la buricracia y la corrupció de los gobiernos de turno.
Ahora cuando llegamos al momento clave de la historia nacional estoy seguro que saldrán los genes del coraje de nuestros libertadores para devolver la felicidad a una nación que no merece tanta maldad. Qué no queden duidas que Venezuela saldrá de este mal momento porque su historia de la grandeza está escrita en hilos de oro y no vndrán cuatro locos de una ideología pérdida a imponer sus matices de revolución sin causa. Ahora si está vigente la obra "Los Condenados de la Tierra" porque esas huellas de la pezuña que se ve en los rostros de los venezolanos en la calles de nuestros pueblos es una muestra de como la pobreza tiro su resón en las playas venezolanas para sembrar de ruinas esta nación de la abundancia.


Salud en ruinas
Ver de cerca el cuadro del Hospital “Luís Ortega” es como para ponerse a llorar. Con todos los dineros que han ingresado a las arcas del nosocomio de Porlamar no es posible que exista un cierre técnico a estas alturas del juego y la síntesis es que tenemos un centro hospitalario por el suelo. En esas condiciones no se puede atender a los neoespartanos y se comete un crimen de lesa humanidad que forma parte de la escasa conciencia de los gobernantes de turno.
No es posible que se siga jugando a la mentira y que venga un Vice Ministro de Hospitales a mentirle a los insulares con declaraciones alocadas que nada tienen que ver con la realidad porque donde fue encontró miseria y abandono. Eso se corroboró con los resultados de los informes técnicos que en neurología carecen de equipo de electroencefalograma dañado hace 5 años, equipo de electro miografía, polisomnografía, electroencefalograma portátil se lo llevaron de la consulta hace 4 años y no hay reporte de su paradero, no hay martillos de reflejo y oftalmoscopio, no hay monitores, ni computadores para visualizar los estudios de tomografía y resonancia magnética. En cardiología el equipo de ecocardiograma portátil dañado, equipo de ecocardiograma pediátrico con fallas en la batería, equipos de electrocardiografía con funcionamiento irregular,equipo para pruebas de esfuerzo está dañado, computadora para mapa y holster no funciona, equipo de ORL retirado, no sirven los brazaletes, monitores y tensiómetros, equipo de hemodinamia dañado, no hay anestesiólogo cardiovascular, renunció el único cirujano cardiovascular, sanitario clausurado, ni papelería, ni impresora para informes. Y si vamos a las otras especializados todo es un caos y una ruina como en el Banco de Sangre, donde no hay reactivos para serología, no hay sueros hemoclasificadores, no hay material para realizar hematologías especiales, falta y déficit de quimioterapia para tratar a los pacientes con leucemia, falta de factor IX, VII e imposibilidad para cumplir tratamientos profilácticos con Factor VIII en pacientes hemofílicos.
Con ese cuadro presentado superficialmente estamos ante un capítulo negro de la salud insular y siguen viniendo a la isla tipos con sus caretas a mostrar la cara de la mentira y a decir que nada de eso es verdad y que no hay más de 25 casos de paludismo cada día en el Hospital “Luís Ortega” de Porlamar. Con el paludismo rondando por todos los pueblos y caseríos de Margarita las autoridades del Ministerio de Salud se han hecho de la vista gorda ante una calamidad sanitaria que hizo volver la salud a los años 50 cuando la fiebre calcinaba los huesos de los ciudadanos y no había posibilidad de combatir el paludismo porque no había los medicamentos para su tratamiento. Es lamentable que con la revolución bonita no solo el paludismo revivió, sino que el resto de las enfermedades como el tifo, la tifoidea, el sarampión, la viruela y tantas enfermedades salieron de las catacumbas vestidos de rojo a terminar de minar la salud de los neoespartanos. Pero lo más calamitoso es que no existen los medicamentos para combatir esas enfermedades y el gobierno que tanto vocifera sobre el tema de la salud ha quedado al desnudo ante una sociedad que ha visto 18 incompetentes gerentes de la salud nacional dejar morir a los neoespartanos. El pueblo de Nueva Esparta si tiene dolientes y son muchos los que hoy vociferan en los entierros y ceremonias mortuorias la calamitosa situación generada por un gobierno imperturbable, irresponsable y sordo.
Qué la Unidad de hemodiálisis “Dr Edgar Moglia” tenga una planta de osmosis defectuosa desde hace 6 meses y en los últimos 2 meses ha presentado fallas y ni caso han hecho las autoridades hospitalarias con tantos informes levantados lo que mantiene a los pacientes subdializados y cuando se va la luz es una tragedia porque la planta eléctrica de emergencia nunca arranca lo que ha hecho decir a la Autoridad Única de Salud “que hay un sabotaje en movimiento”. A los pacientes nefrópatas más nunca le suministraron: hierro, L-carnitina, proteína, Complejo B, eritropoyetina, ácido fólico, vitamina c, calcio. Esos medicamentos que se entregaba en un kit completo a cada paciente más nunca se hizo lo que indica que con la revolución los pacientes perdieron los beneficios de toda la vida. Si a eso le agregamos que hace más de un año no se hacen los exámenes de rutina mensual y la gente debe hacérselos en privados. A eso hay que agregarle que no se cuenta con antibióticos para cubrir cualquier cuadro infeccioso que los pacientes presenten por lo que se complican y al final mueren si no reciben el tratamiento adecuado.
La falta del ciudadano cardiovascular ha llevado al personal de cirugía general a asumir tales funciones de colocación de los catéteres de hemodiálisis. Tampoco existe un radiólogo ecografista para la realización y valoración conjunta de estudios de imagen y la falta de catéteres para diálisis peritoneal, ni filtros F5 y líneas para pacientes pediátricos. Los inventarios de material para hemodiálisis duran hasta marzo.
Por eso sentenciaron los líderes del cierre técnico del Hospital “Luís Ortega” de Porlamar “La Unidad de diálisis “no es un lujo” para los pacientes nefrópatas es un derecho a la vida. El personal de esta unidad está comprometido con el derecho a la salud de sus pacientes, con mística y vocación de servicio. No aceptamos el acoso laboral y los señalamientos de negligencia . Pedimos una aclaratoria por la lamentable publicación en prensa regional y medios digitales por parte del Dr Efraín Rosas, Autoridad Única de Salud del Estado Nueva Esparta.
El derecho a la salud ha sido vulnerado por éste gobierno marrullero que solo vocífera consignas, usa los medios de comunicación para cambiar verdades por mentiras y no tienen argumentos de ningún tipo para contrarrestar “El Cierre Técnico” de un hospital sin las mínimas condiciones para atender a los pacientes de la región. Mataron la salud nacional los improvisados gerentes que han ocupado esos caragos en estos últimos 18 años y solo han logrado pulverizar el sistema hospitalario nacional. El derecho a la salud ha sido vulnerado por la politiquería y forma parte de la destrucción nacional de un país cercado por las malas políticas de un gobierno atorrante y torpe. Venezuela reclama su derecho a la salud y al parecer a este gobierno no le importa un comino que su gente se muera a menguas. De seguro que ninguno de los caballitos del apocalipsis revolucionario saldrá a desmentir la crisis hospitalaria y las razones para el cierre técnico del Hospital “Luís Ortega” de Porlamar, pues no lo harán porque saben que están encerrados en una burbuja de ruinosa que entra a la historia como la peor crisis de la salud en la región insular.


El ocaso de la salud
Cuando vemos que casi todos los equipos de las distintas unidades del Hospital “Luís Ortega” de Porlamar están dañados casi todos y que el resto se los llevaron para repararlos y desde hace 4 años no los han regresado a su lugar, estamos ante una emergencia de grandes dimensiones. Si a eso le agregamos que no hay ni curitas, ni gasa, ni siquiera los componentes para realizar cualquier serología, entendemos porque el cierre técnico del principal centro de salud de Nueva Esparta. Pero la cuestión es más complicada cuando en visita a Margarita unas dos semanas ante de carnaval se presenta un Vice Ministro de Hospitales a restregarle a los neoespartanos que los hospitales están super dotados y va más lejos al señalar que no hay casos de paludismo cuando entran mínimo 25 casos diarios solo al “Luís Ortega” cada día.
Ese cierre técnico fue avalado por todos los médicos del nosocomio porlamarense porque además no hay médicos especialistas para distintas áreas y eso lo sabe el nivel central y las autoridades hospitalarias que en manos de una sabia de la gerencia hospitalaria vino a engañar a los insulares. Pero como la idea parece ser vivir de la mentira para justificar el régimen, no quedan dudas que la idea de los seudo gerentes es mentir hasta convertir en verdad las fallas del sistema hospitalario.
Fijense que los dos caballitos de la salud en la región, los mismos que estuvieron de voceros del régimen ni pio han dicho ante la quiebra de la salud insular. Esas son las razones por la cual miles de margariteños se han ido quedando en las instalaciones hospitalarias por falta de insumos médicos, equipos técnicos y médicos especialistas. Por ninguna parte aparecen Pérez Salazar y Wicho Gamero para justificar al régimen porque saben estos dos hombres de la medicina insular que es una batalla perdida pretender salir con argumentos baladíes a defender lo indefendible.
El Hospital “Luís Ortega” está en pleno cierre técnico y nadie puede enfrentar a los galenos que de manera responsable han levantado su voz para detener el proceso de ruinas de este centro de salud insular. No sé trata de criticar por criticar, sino que tomamos el lápiz para defender nuestro derecho constitucional a la salud y el derecho de los médicos venezolanos que dedican parte de su vida a la atención de los venezolanos, pero en esas condiciones hasta el pensamiento hipocrático se esconde porque más allá de los salarios míseros de los médicos corresponde a las autoridades pagar sueldos acordes con la investidura de los especialistas que dan sus mejores esfuerzos para atender a un pueblo que necesita de salud.
De qué nos vale afirmar en cadenas interminables que la salud del país es una maravilla como si estuviéramos en el mundo de Alicia, pues todo el mundo sabe de las limitaciones en los hospitales y ambulatorios venezolanos donde ni curitas hay. Esa realidad convertida en verdad por el uso abusivo del aparato comunicacional revolucionario busca solo la mentiracomo soporte de un principio constitucional destrozado por las ideas tumultuarias de una secta de chavistas que solo han logrado la ruina de la salud nacional.
Da vergüenza los salarios de los médicos, las enfermeras y el personal técnico calificado de los hospitales venezolanos porque no entienden los hombres del gobierno que los funcionarios deben ganar bien para poder vivir con dignidad. De nada valen los esfuerzos comunicacionales del régimen por salvar su presencia en el poder cuando en la práctica no hay posibilidades de salvar muchas vidas que se quedan en el camino por carecer de hospitales adaptados a la evolución de los tiempos. Por eso da nauseas escuchar al Presidente Maduro y a sus Ministros de Salud que ya van por 18 aproximadamente, justificando procesos de salud que solo se han encargado de realizar shows políticos con graduaciones masivas de médicos que sin cumplir con el tiempo de permanencia en los hospitales salen como Judíos Errantes a maltratar la calidad de la salud venezolana.
Esa mala copia ha llevado a médicos egresados de la Universidad del Régimen a ganar en dólares sueldos astronómicos solo por tener entre sus credenciales la consigna de Hugo Chávez y por aplaudir al mandatario de turno en una realidad política que solo trabaja para mantenerse en el poder y solo eso.
En Venezuela la salud es una leyenda de falsas consignas y promesas utópicas que no llegan a nada. En Nueva Esparta estamos en el peor episodio de la salud en la región y mientras el poder central le quita sus funciones al Gobernador de la región para maniatar su accionar en pro de la salud de los margariteños, los directores del Hospital sacados de la manga del mago y traídos enguacalados de tierra firme con credenciales super galácticas y que al final se convierten en pequeños dictadores que no tienen la capacidad para solventar la crisis de la salud en las regiones. Da lástima ver nuestro principal hospital quebrado y una ruina total para perjuicio de nuestro pueblo, pues es evidente que con tantos casos de paludismo que en número superior a 25 ingresan a nuestros centros de salud cada y día y lo que es peor no existen los medicamentos para su tratamiento.
Con el paludismo ya instalado en casa como huésped de honor en tierras insulares no han podido las autoridades de salud emitir un simple comunicado que justifique su inoperancia para tratar esta enfermedad, pues no tener los medicamentos es parte de la tragedia de un país petrolero sumergido en un caos sanitario de grandes proporciones. Venezuela sufre y se resiente en medio del fracaso de un modelo que solo gradúa médicos sin calificación y estafados por el mismo proceso. Esa es nuestra realidad y seguiremos viendo escenas televisivas cargadas de emotividad con otro punta píe a la salud de los venezolanos. Pobre país que sueña con constitucionalidad y con un sistema de salud que tenga en nuestros hospitales un modelo internacional de exportación que sea copiado el resto de las naciones del planeta. Eso es solo un sueño de los ciudadanos que aspiramos tener algún día un mejor país.


¿Cuál bocazas?
Si el bocazas llegó diciendo que era “el nuevo poder de Maneiro”, la nueva figura que por usar pantalones tubitos se cree con edad juvenil para descartar cualquier tipo de inteligencia que se asome a los predios de Maneiro. Pero si “el bocazas” ni siquiera es de Maneiro como puede ser concejal de un municipio que ni conoce? Creo que los partidos políticos que hacen vida en los municipios de Nueva Esparta tendrán que revisar los documentos de cada personaje de esos que asoman a las organizaciones políticas por lo menos para saber si conocen algo del territorio donde pretenden ser concejales. Eso tendrá que venir porque por el solo hecho de vivir en el municipio eso no es suficiente para ocupar una curul municipal, pues es evidente que a los candidatos a ediles debe dolerle el municipio y no que venga “cualquier bocazas a ocupar espacios solo por ser amigote del jefe de esas organizaciones políticas incipientes, de esas que acaban de ser eliminadas de los actos de validación nacional.
Pero ser concejal de un municipio exige respeto por los ciudadanos, más humildad para poder realizar políticas públicas en favor de la gente y quitarse de la frente la etiqueta de ambiciosos sin alma para poder trabajar en función de la gente, Aquí no se trata de celebrar los cumpleaños en Lidotel, o en cualquier restaurante de Margarita, mientras la gente pasa ronchas por la crisis social que arropa a los venezolanos.
Ser concejal pasa por tener humildad, cosa que no es fácil adquirir cuando has estado en estados de la élite ficticia para creer que solo por hacer unos viajes al exterior, comer en cuatro restaurantes reconocidos, ponerte unos pantalones tubitos y manejar un mercedes Benz prestado, eso es suficiente para vestirte de edil de un municipio que exige compromiso de sus ediles.
Lo preocupante es que tomen la palabra del Alcalde del Municipio para jactarse de venir a transformar no sé qué cosa, o a cambiar paradigmas que la gente que llega con agallas grandes a querer robarse los dineros del pueblo con sus ambiciones a cuestas, no es posible que hagan porque solo tienen entre ceja y ceja algunos terrenos claves del municipio en los cuáles hay intereses marcados con herradura de caballo. Tener a un edil de esas dimensiones a su lado enlodan la gestión de cualquier Alcalde porque con sus gestos de “pavo real electrocutado” no es fácil convencer a la gente de sus buenas intenciones.
Querer ser Alcalde de Maneiro sin tener votos es un sueño de pavo real sin cuello que no es posible y seguirá siendo una ilusión que bulle en la mente desparasitada del “Bocazas” que lame quicios y se relame de envidias por no haber ocupado la Alcaldía de Maneiro. Ahí cabe la pregunta, Cómo al bocazas se le metió en la cabeza de alguna vez ser Alcalde si votos no tiene y con 100 votos no creo que pueda llegar a nada en un municipio que sabe de su inutilidad, de sus ambiciones y del odio hacia el pueblo? Esas son las cosas que deben alejar al Alcalde de Maneiro de semejante especímen de la política que nada aporta a la cúpula de su partido, a la gente que cree en ellos y menos a una sociedad que se bloquea contra estos advenedizos que nada aportan a la construcción de un municipio con tanto futuro.
Pegarse como una garrapata de los músculos fibrosos es parte de las costumbres de los elementos de las ambiciones y que con ese aprendizaje de la peor escuela política, intentan escalar posiciones a punta de encontrar líderes idiotas que creen en la reencarmación de “los Teletubis” de la política regional. Ahora quienes intenten hacer liderazgos con personajes como el pavo real electrocutado” no quedan dudas que están equivocados porque la gente no se cala semejante aberración de la raza humana. Si es que los personajes como “el pavo real electrocutado” no llegan muy lejos en la política porque se les va la vida moviendo el cuello en un afán por ostentar una personalidad confusa que solo con mover los ojitos como cambios de señal de un semáforo se creen en la potestad de ir a más en los espacios políticos de la gobernabilidad municipal.
Por eso los partidos políticos llegan y se van, se mueren o vegetan, pues tener a estos tipos clasistas ,elitescos y hasta enfermos de ego, es parte de las locuras de las organizaciones que consiguen en los supuestos líderes de papel a protectores de las ambiciones y de la corrupción. Por más que se tongonee siempre se le verá la marca de fábrica al fablistán que seguro estoy no dejará Maneiro hasta no cometer un acto de corrupción que lo saque del juego político para siempre. Malas costumbres tiene “el pavo real electrocutado” y eso lo saben los que le dieron la patente de corso para elevarlo a la curul que le permite hacer trampas y crear malestares entre sus compañeros de fábula política.
Por eso la gente deja de creer en esos partiditos sin validaciones, sin soporte para existir en una sociedad política contaminada y envenenada por las aguas de las ambiciones eternas. Bien lo decía el amigo Francisco Torcat “Mientras yo esté aquí no entra a mi organización “el pavo real electrocutado”. Eso ocurrió hasta que se formó el binomio de oro que puso en boga el sifrinismo como marca de fábrica para sepultar a una tolda con futuro, pues es evidente que los tiestos salen a las cazuelas y no queda duda alguna que los jefes terminan pareciéndose a sus lugartenientes. Por eso la gente dice son tal para cual y eso le termina haciendo daño a una organización que alberga a lacras con carnet.
Por eso entendí los gritos de aquellas dos mujeres en la Cámara Municipal y los insultos dirigidos a la rata que movió hilos para hacer la jugada de la muerte en aquel momento, pero que un año más tarde lo dejó con la carabina al hombro soñando con seguir como la garrapata chupando la sangre de sus presuntos aliados. Ahí quedaron rodando los epítetos que lanzaron al aire las dos damas y marcaron huellas grandes en una personalidad confusa que todavía no encuentra la fórmula para saciar su sed de riqueza, pues la gente no lo pasa ni con chupa y sopla. Solo voy a estar pendiente del movimiento del nuevo Alcalde de Maneiro y de sus actuaciones en pro del futuro del municipio, pero si le recomiendo que se aleje de los que no aportan nada, de los que restan más que suman y de los que solo tiene marcada en una neurona que conseguirán los contratos para tejer su felicidada costa de otros. Ah y que esté pendiente de los terrenos de la Urbanización Maneiro y los cercanos al Flamingo porque “el pavo real electrocutado” le tiene el ojo puesto y ha dicho entre amigos que ese es su objetivo principal. Por ahora “El Bocazas” ronca y se cree Alcalde porque su verbo destemplado, sus influencias en una tolda que le dio cobijo aún en contra de la voluntad de Francisco Torcat y de su liderazgo manido que lo hizo perder hasta la forma de caminar porque ahora marcha hasta torcido por los hilos que se le cruzan en el aire.
Maneiro no puede volver a equivocarse con personajes alejados de nuestra realidad que matan nuestra identidad y que dejan en entredicho a organizaciones políticas que muestran la cara de perversión en personajes cargados de ambiciones enfermizas y de sueños de la maldad.


Cosas raras
A PJ la dejaron sin reparar en el proceso de validación porque al régimen no le conviene que el partido amarrillo participe en el proceso electoral presidencial. No dejaron vivo a los justicieros y le dieron oxígeno a los blancos de AD, cosa que solo deja a los herederos de Rómulo Betancourt como la única tarjeta para unas posibles elecciones presidenciales. Qué cosas raras viene ocurriendo en la política venezolana que pone a la gente a pensar en chanchullos cuadrados con la idea de maniatar a la oposición venezolana.
La gente se pregunta por qué invalidaron a VP, a PJ y a la MUD y solo dejaron vivita y coleando a la tarjeta blanca de Henry Ramos Allup. Eso no es producto de la casualidad y los hombres del régimen no son tontos en el proceso de selección de sus competidores. A VP la dejan fuera del contexto electoral porque es el partido del rival más compacto que puede tener el régimen que es Leopoldo López. A PJ la sacan del juego para que no sea referencia en la sociedad civil venezolana donde tienen sus seguidores y no se conformaron con inhabilitar a Capriles sino que le quitaron la tarjeta amarilla y negra a los justicieros y a su vez le dan un toque a Julio Borges por estar de asomado en la mesa de negociación de Dominicana y cuando todo el mundo creía que al justiciero lo iban a premiar por el beso que le dio a Delcy. No fue así, sino que lo sacaron del juego para mostrar a los venezolanos la cabeza de la Medusa y señalarle que aquí manda el régimen y punto.
Cuando ocurren esas cosas raras no quedan dudas que estamos ante un rival de gran poder que hará lo que sea para aferrarse al mando, pues este gobierno solo tiene esa caparazón de poder para seguir escondiéndose de las investigaciones y persecuciones internacionales por múltiples delitos que presuntamente han cometido según las investigaciones de la policía del planeta.
Van a seguir ocurriendo cosas raras y los analistas continuarán lanzando sus aproximaciones a un show electoral que pone como carnada los comicios presidenciales con una mayoría roja en el CNE, una data manida y unas condiciones electorales que hacen ilegal un proceso comicial ilegal, arbitrario e inconstitucional. Eso es lo que hay y lo toman o lo dejan deja ver el régimen.
Lo cierto es que el gobierno insiste en realizar las elecciones en abril por encima de todas las cosas porque su objetivo es poner de nuevo a Maduro en el poder antes que la inflación llegue al 10 mil por ciento porque eso sería la catástrofe para el régimen, ya que es evidente el deterioro de la calidad de vida de los venezolanos. Saben los rojos que esta vaina no la aguanta nadie porque la escasez de alimentos, la falta de medicamentos y una inflación que quiebra la economía nacional es parte de una pesadilla que había anunciado “el galáctico” y que terminaría arruinando la economía nacional. De eso se trata de adelantarse a la tragedia de grandes dimensiones que arruina cada día al país hasta convertirlo en tierra de nadie. Pero como a nuestra gente la tienen bozaleada con las cajas Clap, con becas y bonos que son parte de ese populismo ramplón que solo es hambre para mañana, no quedan dudas que estamos atrapados por momentos en la trampa jaula de los mesías del poder.
Eso parece que lo entendieron los chavistas hace buen rato porque con esas migajas del erario público convertidas en becas y bonos atraparon a miles de almas sumidas en la ignorancia y el hambre colectiva hasta hacerlos morder el polvo de la miseria diseñada por los estrategas del régimen. Da lástima que haya sido el mismo diseño cubano que criticábamos ayer cuando estábamos en la bonanza económica y que no fuimos capaces de visualizar en una nación con tantas frustraciones. No se sabe en qué momento pisamos el peine de la trampa, pero caímos en las redes de la muerte revolucionaria con la dádiva como carnada para someter a un pueblo de ignorantes que venían comiendo en las manos de los nuevos salvadores como mansos pelícanos de la mar nacional.
Llegó el momento de que los venezolanos entendieran las dimensiones de la crisis porque la ruina nacional está matando a medio país, el éxodo de las nuevas generaciones nos está dejando sin futuro y la camarilla gubernamental se está llevando nuestras riquezas a lugares recónditos del planeta. Nos están dejando sin nada ante nuestros propios ojos y solo atinamos a lanzar latinazgos al aire que terminan convirtiendo a Venezuela en una tierra arrasada por la corrupción y el odio.
Qué lástima que perdamos la oportunidad de salir adelante en medio de esta tormenta, pues estuvimos en la cima del cielo internacional cuando entraron divisas de todos los calibres en momentos cuando al “Galáctico” roncaba como un león en las montañas del mundo y nunca se percató que arruinaba al país. Por eso cuando Maduro arribó al gobierno con sus sueños de grandeza siguió jugando con candela hasta llevar al país a la peor crisis económica de su historia. Pero pareciera que no ha pasado nada en estos 18 años donde solo de corrupción se ha bañado un gobierno maula y sin fronteras para frenar la corrupción más brutal de todo el planeta.
De cosas raras está embadurnado el régimen que juega al control de los tiempos y a maniatar a los venezolanos con consignas y miserias embadurnadas de pobreza, pues es evidente que están obviando las ruinas de un país sobre el cual caminan hombres y mujeres que cumplen la misión de convertir a esta tierra en ruinas y solo eso. Seguirán ocurriendo cosas raras que atormentan la economía nacional porque un país hipotecado a los préstamos internacionales y condenado a entregar la renta petrolera a los países aliados que le dan los dólares para mantener el populismo de un gobierno marruñeco y sordo.


Wolfang Díaz “El Centellante”
De repente la mañana fría se empezó a llenar de agua para convertir a Margarita en tierra lluviosa por un día. Esa mañana de febrero estaba anunciada como un tiempo de canciones de cuna y de marchas triunfales para un guerrero que del sector independiente llegó a las filas de Copei de las manos de Daniel Rodríguez Rodríguez. Y es que Ñelo como le decimos cariñosamente en el mundo político había convencido al especialista en Bienes Raíces que por años estuvo presidiendo la Cámara Inmobiliaria de Nueva Esparta junto al Licenciado Víctor Espinoza Rodríguez. Una tarea titánica hizo esta dupla de un asuntino y un porlamarense para levantarse con la presidencia de esa institución gremial; pues la plancha se ganó la confianza de los electores porque este porlamarense se ganó un puesto como vocero de los comerciantes inmobiliarios de la región.
Desde su fuerte en la Cámara Inmobiliaria de Nueva Esparta se levantó Wolfang Díaz para triunfar en un medio que tuvo mucha prosperidad en la región y donde su nombre quedo escrito en hilos de oro para marcar el rumbo de aquel ciudadano respetado que dejó huellas en la realidad empresarial insular. Pero de su formación Socialcristiana sacó fuerzas Wolfang para incorporarse a las filas políticas junto a su mentor Daniel Rodríguez Rodríguez que se las jugó todas por poner su nombre en los perfiles de la política insular. Así apareció Wolfang como un portentoso líder político que enarbolando las banderolas verdes se convirtió al lado de Ñelo en un político de altos quilates que abrazó la ideología de Maritaín y Mounier.
De esa forma se orientó Wolfang Díaz en el camino de la política al combinar lo inmobiliario con las actividades partidistas y por mucho tiempo lo vimos cruzar los suelos insulares al lado de su mentor político que viendo el fracaso de ese fiasco de la política de apellido Bravo, el mal llamado “León de Papel”, lo condenó al ostracismo para proyectar al novel Wolfang Díaz como la máxima autoridad de la seguridad ciudadana en Nueva Esparta. No dudó Daniel en suplir con un gigante a aquel enano que no pudo zafarse de sus ambiciones enfermizas para terminar dejando mal parada las estrategias para conservar la seguridad en la región. A Wolfang le correspondió luchar por una curul de concejal en Mariño y no pudo cristalizar su propuesta porque le faltó tiempo para consagrarse en su sueño de llegar a ser Alcalde de Porlamar.
Le vía la cara de alegría aquella mañana en la Sala de Conferencias de la Gobernación de Nueva Esparta cuando el licenciado Víctor Espinoza su compañero de llaves en la Cámara de Comercio lo nombró como el nuevo Directo de Civil y Política de la región. Recuerdo esa sonrisa que lo alzaba como la voz de la seguridad ciudadana y la describo como un acto festivo porque había triunfado el guerrero que con esfuerzos se había alzado por encima de las mezquindades políticas para ascender a uno de sus sueños de aportar a la seguridad de sus coterráneos de Margarita. A partir de ese momento ya nombrado por el Gobernador Rodríguez como máxima autoridad de la región vinieron las estrategias para combatir el delito y recuerdo con claridad aquellas alianzas con Agustín Sandrea primero y luego con Benito Dumont para contralor el delito en la región. No era una tarea fácil, pero la fuerza telúrica de Wolfang Díaz le permitieron hacer alianzas importantes que con los cuerpos de seguridad nacionales y con las direcciones como educación, Irmane, Iabstiene y todos los organismos civiles de Nueva Esparta le permitieron ganar terreno para combatir la delincuencia organizada en la región. Por eso Daniel Rodríguez comentaba con la fuerza de su palabra el triunfo de su amigo, de su compañero de luchas partidistas en una función gerencial que lo hizo brillar por encima de la falsedad del anterior director que fue el fiasco más grande de la política insular. Esa humildad de Wolfang le permitieron tapar la oscura faena del director gris que solo se ocupó de comprar motos de alta cilindrada en una policía que no estaba preparada para manejar esos equipos que solo dieron ganancias al enano de marras que antecedió a Wolfang en sus funciones policiales.
Gracias a Dios dijo Daniel que el ambicioso pasó y dio pie para que insurgiera Wolfang a probar su valía en el campo de la seguridad ciudadana en momentos tan importantes para nuestros pueblos. Por eso en política nada está escrito y de la niche a la mañana Nueva Esparta ganó un gladiador de la seguridad a quien vi en muchas oportunidades cabalgando caballitos de acero en operativos especiales para combatir el delito en la región. Por esos estos días comentaba con los amigos Víctor Espinoza, Orlando Moreno y Manuel Millán que con Wolfang se marcó un hito en la seguridad insular, pues de un empresario nació un especialista en control del delito en la región para suplir a quien con sus manos temblorosas le pegó la mano derecha al bastón de las opuntias de Humberto Cazorla.
Además quedó probado que con esos floristeros de la comunicación que ocuparon el cargo de Director de Civil y Política antes que Wolfang no quedó sino una hoja de servicios oscura que terminó con sus lanzamientos apresurados en busca de la Alcaldía de Maneiro para terminar como ridículos aspirantes de plastilina. Desde ese momento “El Centellante” tomó su nivel para estar 4 años dando la cara por su región y entregando resultados importantes a la seguridad de los ciudadanos.
Ese epíteto de “Centellante” que nació de la pluma creativa de Miguel Conde Fernández dejó a Wolfang Díaz etiquetado en la política de la región y le dio un salto adelante para que se ganara la confianza de Daniel Rodríguez, Presidente de Copei para la época quien delegó responsabilidades en su compañero de tolda en la búsqueda de esos liderazgos frescos provenientes de la sociedad civil neoespartana.
La mañana se puso fría y los alcatraces de la Bahía de Porlamar cantaron canciones funerales para rendirle honores al guerrero del campo inmobiliario, al ejemplar Director de Seguridad Ciudadana, al Centellante de la política, al amigo y al carismático personaje que a sus 59 años decidió irse al cielo a continuar su faena de gerente de la política y la actividad inmobiliaria. Adiós Wolfang Hermano que Dios y la Virgen del Valle te acompañen en tu travesía para que te eleves por encima de las montañas de los cielos y de los afectos del mundo. Vuela alto amigo Wolfang Díaz y vaya a recorrer los confines del mundo con su poesía de vida, con sus afectos y con el amor de su familia.


El Beso de la Mujer Araña
En la novela del escritor argentino Manuel Puig publicada en 1976 por la Editorial Seix Barral se relata la historia de dos presos que conviven en la misma celda, uno político y otro homosexual. Puig nos hace ver las personalidades de los dos personajes Valentín Arregui y Molina. El primero piensa que puede cambiar el país con las armas y es un idealista en el campo social, pues señala que para él la revolución está primero que los sentimientos. El segundo personaje Molina fue acusado de corrupción de menores y para él los sentimientos están por encima de lo demás. Esta novela “Kiss of TheSpiderwoman” viene a colación por el beso de saludo que le da Julio Borges en República Dominicana a la malévola Delcy Rodríguez y que fue tomada dicha gráfica por algún sádico de la fotografía o por un enviado del proceso para malponer a la maltrecha oposición venezolana.
No dudo que Julio Borges tenga buenas intenciones al ir a Dominicana con representantes de la vieja política venezolana y mostrando la cara rugosa del ex Gobernador del Zulia, Manuel Rosales para agregarle otro alto precio a un diálogo demonizado por los artistas del teclado nacional. De eso no hay dudas que la buena voluntad de Borges ha sido manejada con propiedad por la revolución para convertir al justiciero en uno de los personajes más odiados de la vida política nacional.
Es posible que la terquedad de Julio Borges de querer ser el liberador de las condiciones electorales consiga su objetivo de remozar el CNE para realizar unas elecciones libres y democráticas, pero sabemos que ese el único salvavidas que tiene la revolución para mantenerse a flote en un mar que se traga la República desde hace buen rato. No sé quienes diseñan las estrategias de la MUD, pero esa terca idea de llevar al cuestionado Rosales sale mal trajeada del seno de la MUD para ponerle más peso al rechazo nacional de todo un país que sueña con libertad y no encuentra salida a la crisis. Por otra parte mostrar las gráficas del “Beso de la Mujer Araña” para simbolizar el beso de urbanidad que le da Borges a Delcy, quizás la mujer más odiada de todo el país es una locura mal manejada por Borges y sus asesores de la MUD.
Vean el espíritu maquiavélico manejado con los hilos actanciales de un hilandero sicológico que maneja la picardía con perversidad y es etiquetado por Rafael Poleo como el hombre más inteligente del proceso, epíteto que le costó la expulsión humillante del programa del peruano. Todos esos hilos cruzados han prostituido ese diálogo enfermizo que mantiene secuestrado y atolondrado a más de 30 millones de venezolanos que sueñas con volver a la paz entre los ciudadanos de la nación que fue en el pasado una referencia democrática del Continente.
No creo que se saque algún dividendo de Dominicana porque mostrar un pre acuerdo ficticio que fue rechazado por Borges y magnificado por el odioso siquiatra de la maestría perversa, es una muestra que el oficialismo solo busca dejar mal vistos a los representantes de la oposición para sacar provecho político a esta pérdida de tiempo llamada mesa de negociaciones.
Al final del cuento se negoció solo el beso perverso de la mujer araña que inyectó todo su veneno al cachete de Julio Borges para sumarle odios mellizales a una personalidad maltratada por los efectos del odio opositor. Pareciera que a Julio Borges y su partido PJ lo curaron los monjes en Pozo de Rosas contra el veneno de los informantes venezolanos que irrigan odio eterno por las redes sociales y ponen en entredicho la capacidad negociadora de la MUD.
El riesgo de Borges y su combo de libertadores de la mafia electoral revolucionaria es volver a Venezuela sin nada en las manos de Dominicana y eso es lo que se vislumbra, aún cuando Jorge Rodríguez en un manejo de los medios informativos ya jugó al outsider al anunciar que hay un acuerdo previo cuando esto es mentira. Ese lapso de 72 horas que pidió la oposición en Dominicana es un simple ardid de Borges para intentar presionar a un oficialismo que está bien claro que el CNE y su directiva no son negociables. Aquí se trata de manipular las negociaciones y lo único que busca la revolución es entregar en bandeja de plata una figura maltratada de Julio Borges para que la MUD y la sociedad venezolana se odien por siempre.
En ese juego perverso se dejó envolver una oposición que solo con mostrar a Manuel Rosales envuelto en papel de regalo ya se gana el repudio de toda la sociedad venezolana, pues al maracucho no lo quieren ni sus compañeros de UNT porque los cocinó en salsa azul para matarlos a todos políticamente.
Sigue el juego perverso del oficialismo manejado por el marrullero Jorge Rodríguez que nada de inteligente tiene, pues su capacidad de maniobra la etiquetan los cubanos y termina siendo un ventrílocuo de la perversidad antillana.
La moraleja es que el beso de la mujer araña que la propinó Delcy a Borges desencadenó un tsunami de odios que recorrió kilómetros de territorio nacional para terminar con el pelón de PJ en la hoguera nacional hasta donde llevó a los del partido amarrillo para que ardan en sus llamas. No solo se lleva a Julio sino a todos los políticos que se prestaron al diálogo que los organismos internacionales han rechazado porque es del mismo paquete de una elecciones presidenciales ilegales que no representan la transparencia de una democracia legítima.


La salud no es un juego
Con 13 Ministros de Salud hasta el 2013 y 18 hasta este año los chavistas han logrado superar un récord insuperable por gobierno alguno del mundo. El primer ministro fue Gilberto Rodríguez quien estuvo hasta febrero del 2001, le siguió María Lourdes Urbaneja (2001-2003), Roger Capella (2003-2004), Francisco Armada (2004-2007), Erick Rodríguez (2007), Jesús Mantilla (2007-2009), Carlos Rotondaro (2009-2010), Luís Reyes Reyes (2010), Eugenia Sader (2010-2013), Isabel Iturria (2013), Francisco Armada (2013-2014), Nancy Pérez Sierralta (2014-2015) y tantos otros hasta llegar a 18 galenos y militares que ha n pasado por el engorroso Ministerio de Salud de la revolución. Ninguno de esos ministros ha podido hacer nada positivo por la salud en Venezuela convirtiendo los hospitales, ambulatorios, Barrio Adentro y toda la red hospitalaria en una merienda de locos donde no se consigue el beneficio a un pueblo que se muere frente a los hospitales por falta de atención médica y por medicinas.
Ahora cuando viene a Margarita un Vice Ministro de Hospitales Exavier Campos y con el Alcalde de Mariño Francisco González recorren varias instalaciones médicas de Porlamar entre ellas El hospital Central “Luís Ortega”, El CDI “Hugo Chávez” y el Ambulatorio “José “Cheo” Herrera” y se atreve a decir “aquí no hay cierre técnico, nosotros seguiremos trabajando para atender a nuestra gente. Continuaremos remodelando infraestructuras, ofreciendo equipos médicos, máquinas de anestesia entre otros”. No queda sino entender porque la salud en Venezuela es un total fracaso, pues con funcionarios irresponsables que pretenden ignorar las calamidades médicas de una red hospitalaria que no ha cumplido con las expectativas sembradas por el Galáctico y su hijo que sepultaron la salud en Venezuela para siempre.
Estamos atravesando la peor crisis de la salud en Venezuela y eso lo saben los vinculados a la materia de salud que ven con estupor como un irresponsable Vice Ministro y un novato Alcalde como Francisco González se prestan a la burla de informar a la comunidad insular que aquí no hay cierre técnico cuando los mismos médicos de la revolución saben que nada funciona en estos armatostes de la salud regional.
Pena nos da a los venezolanos leer que hombres como Exavier Campos y Francisco González recorren los hospitales que quebró la revolución con sus políticas equivocadas, pues es evidente que los Barrio Adentro y los CDI se fueron pal carajo ante de los cálculos y dejaron a los venezolanos a la espera de la solución a los problemas de salud de los venezolanos. Cada día es peor la situación en hospitales y ambulatorios de Venezuela y cuando los oficialistas se percatan de la plasta que han puesto con este modelo de salud cubano que terminó entregándole la salud a unos ministros irresponsables que solo han vegetado en la cartera de salud nacional sin haber solucionado ese grave problema de la salud nacional. Solo de habladores de paja se ha rodeado el Gobierno Revolucionario que con más de 18 ministros ha roto las fronteras de la burocracia revolucionaria, pues creer que con cambiar ministros se solventa la crisis de la salud en Venezuela ha sido un error de daños incalculables porque nada se ha hecho por tan importante problema social nacional.
Pero hacer tours de supervisión médica con especímenes como Exavier Campos es parte de las tareas de los mentirosos del régimen que vienen a las regiones a codearse con irresponsables como el Alcalde de Mariño Francisco González que le hace coro a una realidad nacional que no se puede tapar con un solo dedo. Debería darle pena a los dos personajes que fueron a mentirle al pueblo en sus propias narices al declarar que no hay cierre técnico cuando la misma sociedad que hace vida en los hospitales, ambulatorios, CDI y Barrio Adentro saben que ni aspirinas, ni gasas y nada que se parezca a insumos médicos existe en estas instalaciones. Por eso es que estos mentirosos del gobierno quedan malparados ante las comunidades que sufren las inclemencias de la salud a cada día y ven como sus familiares mueren por falta de atención médica.
Pretenden Exavier Campos, Vice Ministro de Salud confundir a los margariteños sobre la situación de la salud en Nueva Esparta es algo parecido al intento del Constituyentista Yul Armas que declaró culpable al Gobernador Alfredo Díaz por la crisis de la salud en Nueva Esparta cuando todo el mundo sabe que la salud del Estado la manejan los organismos centrales. Con esa burda maniobra se unen las declaraciones de Armas y Campos para quitarle la careta a una salud en la región que desdice de las mentiras a las cuales les hizo coro el debutante Alcalde de Mariño Francisco González que quedó también ridiculizado ante los ojos de los neoespartanos.
Pretender voltear la realidad de la salud en la región que no tiene salida porque el Gobierno Nacional no hace ningún esfuerzo por equilibrar el tema de la salud y devolverle a los ciudadanos ese sagrado derecho constitucional que obliga a los gobiernos a dar protección y garantizar la salud de los hombres de esta patria.
No es con declaraciones alocadas como se consiguen los votos de los venezolanos sino con hechos traducidos en respuestas para la gente, pero no cambiando más de 18 ministros de Salud para mostrar la cara grotesca de una revolución que no pasó de los convenios con Cuba para traer médicos cubanos, de la creación de CDI que ahora están cerrados, de los Barrio Adentro que fueron abandonados por la marcha del personal antillano y de la graduación de profesionales de la medicina que carecen de los conocimientos para dar la cara en la lucha contra las enfermedades en los centros de salud del país.
Con mentiras no se hace patria y menos se resuelven los problemas de salud de los ciudadanos.


Así no
Ese eslogan que fabriqué hace unos años cuando el referéndum contra Chávez y que del cual se hizo eco Primero Justicia a nivel nacional en aquel momento vuelve a tener vigencia en estos momentos aciagos que vive la República. No es posible ir a elecciones presidenciales en las condiciones electorales que pretende el régimen con una data contaminada de vicios y trampas por doquier y con un CNE plagado de directores rojos que solo ven en la trampa el caldo de cultivo para salir de triunfadores. Por eso el “Así no” cobra fuerzas y obliga a los partidos políticos que se alejen de ese caramelito envenenado y salgan a las calles a reclamar un proceso transparente y democrático. De esa forma la presión internacional de todas las naciones acompañarían a Venezuela en su lucha por ir a elecciones con un CNE equilibrado y sin esos pícaros que forman parte de su esencia roja.
Venezuela se respeta y por eso cuando veo a cuatro o 10 políticos alborotados gritando Unidad con franelas y consignas entiendo porque ha estado equivocada la clase política venezolana. No se trata de ir a un proceso confiando en lo que dicen las encuestas de que 70% de los venezolanos no quieren a Maduro, sino de preservar la decisión de un pueblo que ha visto vulnerado su derecho al voto por la mano manipuladora de unas señoras disfrazadas de Samaritanas.
“Así no” deben gritar los venezolanos en las calles para no avalar un régimen de delincuentes electorales que ven en la trampa, en la presión económica y en la locura por el poder sus instrumentos para perpetuarse para toda la vida en el país que arruinaron ante los ojos del mundo. Qué ninguno de esos políticos obtusos, de esos que creen que lanzándole piedras a la luna podrán sacar a Maduro de Miraflores y que ven en esa decisión su oportunidad de escalar espacios de poder, puedan aparecer en escena a tratar de convencer a la gente que vayan con esas condiciones electorales al mismo pelotón de fusilamiento que cosió con balas a los gobernadores y alcaldes. Acaso no tienen memoria “estos politiqueros de oficio” para olvidar tan pronto que hace escasos tres meses y un mes le dieron una felpa a los candidatos a gobernadores y alcaldes que según las encuestas arrasarían en esos procesos comiciales.
Por eso es que los venezolanos han dejado de creer en los partidos políticos porque se han convertido en una jauría de ambiciosos que no calculan sus saltos y analizan la política solo para armar festivales de publicidad y festines de la pérdida de tiempo. “Así no” grita de nuevo el pueblo de Venezuela porque estamos en mano de una guarida de pillastres que solo creen en esa trampa caza bobos que solo arroja derrotas y más derrotas.
Si los venezolanos no logramos cambiar las reglas del juego electoral no quedan dudas que no tenemos gane ante un CNE tramposo y manipulador, pues es evidente que se manejarán los votos a su antojo. Eso está claro y no es posible que los políticos muerdan el peine de nuevo para complacer a los rojos de la cúpula chavista que juega a perpetuar al rechazado Maduro en el poder. En cualquier país del planeta un gobierno con un rechazo del 90% por haber arruinado a Venezuela, por una hiper inflación del 3 mil por ciento, por falta de medicinas y por una escasez bestial que condenó a los ciudadanos a la peor hambruna de su historia.
Sin dudas que es imposible caer de nuevo en esa trampa electoral montada por los revolucionarios y rechazada no solo por los venezolanos, sino por toda la comunidad internacional que considera a un gobierno tramposo como el motor de la estafa electoral más grande de la historia mundial. “Así no” cobra vida de nuevo y condena a los políticos que andan alborotados por realizar elecciones contra la pared porque quedarán de traidores ante una sociedad que no está ganada para seguir el juego a unos chavistas empeñados en seguir el festín electoral a cuenta de la burla a una nación.
Venezuela se respeta y conminamos a los políticos a no participar ni en actos de validación, ni en elecciones simuladas, ni en ningún sarao revolucionario que solo busca salvar a una nación que está viendo de cerca el acto de corruptelas más grande de la historia. Con esa trama montada sobre los hombros de Rafael Ramírez y Diego Salazar se cocina el guiso especial perfecto para sacar al gobierno de la quiebra del país y de esa manera sacar de los visos de corrupción a todos los integrantes de un gobierno marcado por la huella negra de la corrupción. Con esta olla podrida más nunca este gobierno corrupto podría ganar alguna otra elección en esta nación, pero que el gobierno busca un chivo expiatorio para justificar la ruina nacional. “Así no” vamos al juego electoral de alguna manera y que aprendan los políticos venezolanos que este pueblo no se chupa el dedo y no seguirá a ninguno de estos ambiciosos personajes a un acto tramposo que solo busca perpetuar a Maduro en el poder y solo eso.


Lecciones de pacatería
Ahora resulta que todo el mundo se convirtió en estudioso del terrorismo, de la investigación y cada cual se cree un Hércules Poirot, Watson o el Inspector Ardilla de la política venezolana. Todavía hay gente que no cree en Oscar Pérez porque no los convenció con argumentos sobre sus pretensiones de libertar a Venezuela. Pero cada quien tiene la libertad de analizar como quiera la situación del país y hasta dejarse llevar por sus propios análisis o por el uso de ideas prestadas para justificar el presunto episodio de un Oscar Pérez a quien no le creyeron ni un solo capítulo de su historia. Pero esos ignorantes que cuestionaron a Oscar Pérez y fueron más lejos al insultar a los opinadores que creyeron en las aventuras de este rambo criollo.
Creer que la verdad es única y solo es manejada por los sabios de la información es otra locura en un país que perdió la cabeza en medio de las miserias ciudadanas, pues es evidente que el lanzamiento de ensayos de la mentira para deformar una propuesta libertaria que tuvo rumbo y con el objetivo definido de salvar al país. No eran unos improvisados que robaron un helicóptero para dejar un mensaje nacional, que violaron la seguridad de dos fuertes importantes del país para llevarse una cantidad de armas para rescatar la democracia nacional.
No eran tan locos los hombres de Oscar Pérez que asumieron el compromiso de rescatar a Venezuela de manos una secta de pillos que solo han estado en el mando para enriquecerse. Por eso insurgieron Oscar Pérez y sus colegionarios con jugadas olímpicas que le permitieron ganarse el respeto de los venezolanos, pues es evidente que Venezuela necesitaba de líderes que asumieran un compromiso con la democracia y la libertad.
En ese mundo de ignorancia en que ha caído Venezuela por efectos de las decepciones electorales y las jugadas mal conceptuadas de un liderazgo opositor quebrado por sus pésimas políticas para salir del régimen. No se hizo nada en los últimos años porque en la táctica política ha sido superior el oficialismo a la oposición. Tanto ha sido el daño generado por los errores de la oposición venezolana que ha deformado la estrategia ciudadana para quitarse de encima este gobierno totalitario. Pero es una realidad que dejamos de creer en lo que hacen los protagonistas de la vida política nacionalporque somos sabios vestidos de ciudadanos que perdimos la esencia de la libertad.
Ahora cuando ocurrió el acontecimiento de la masacre del Junquito con la muerte de Oscar Pérez y sus compañeros de luchas todavía los sabios de la política y de la información siguen apostando a cuentos inventados por creadores de la nada. Eso sí los bocones aislados que esperaron ver los 8 tiros que le dieron al líder del movimiento libertario quedaron como idiotas ante el desencadenamiento de acontecimientos reales que terminaron con “la masacre del Junquito”, donde perecieron los incomprendidos que dieron la vida por Venezuela con sus planes de libertad. Esa verdad que se cruzó en los escenarios del Junquito y del Cementerio del Este dejó una realidad plasmada sobre el tapiz de una sociedad muda que va a contar siempre con sabios de la información que algún día entenderá que todos podemos equivocarnos por encima de todas las cosas. Pero hay gente acomplejada que pareciera vienen a la tierra con un síndrome de perfección que raya en lo estúpido, pues cuestionar a otros por sus modelos corroídos por una verdad que llevan a cuestas con sus dibujos de la mentira es solo un capítulo cerrado por la pacatería.
No podrá nadie seguir cuestionando a un hombre que soportó 8 disparos y puso a sus hombres en peligro por unas ideas de democracia y libertad que solo traspusieron los límites de lo permitido por los malandros del régimen que apuestan cada día a su sobrevivencia. Por ahora Venezuela resiste los embates de la crisis y espera por los ignorantes que gritan consignas contra los héroes de una Venezuela que clama a gritos por un cambio de rumbo ante de que sea tarde.
Quedó una enseñanza en el ambiente político nacional dirigido a los incrédulos, a los ignorantes y a los pedantes que nunca han lanzado un cohete para alertar a un malandro y quieren gritar consignas de luchas para convertirse en los nuevos líderes de Venezuela. Por ahora se espera por la aparición de nuevos liderazgos que le den frutos de libertad a los pueblos y que vayan contra el rechazo de una sociedad desesperanzada que no cree en nadie, pues se le volaron los tapones de la frustración y solo miran por el cristal de sus ambiciones.


La masacre del Junquito
“Eso es un crimen de guerra y lesa humanidad, tipificado en el artículo 8 del Estatuto de Roma al rendido hay que respetarle su condición humana, el honor al caído. Lo estipulan las leyes de la guerra con los prisioneros y el Convenio de Ginebra”, así me dijo mi amigo el eminente jurista venezolano Mario Valdez en un comentario que me envió por vía whasapp. Y es que fue una masacre similar a la del Amparo por lo que Tareck Williams Saab, el Fiscal General de la República que no ha tenido tiempo de asimilar este crimen de lesa humanidad que en los videos de Oscar Pérez y su equipo quedó grabado el día de la masacre del Junquito.
Es que a Oscar Pérez se la tenían jurada los jefes del régimen desde que salió con el helicóptero a promocionar la insurrección militar por los cielos de Caracas y se la juraron porque irrespetó la majestad presidencial de Nicolás Maduro. Desde ese momento a Oscar Pérez se la juraron y por eso no valieron los intentos de negociaciones con fiscales del Ministerio Público y periodistas presentes porque las hienas sedientas se sangre que enviaron al Junquito iban a comerle la garganta a quien oso retar al poder del proceso.
Se vino ese 15 con sus aires de enero que sumaron al cónclave merenguero en Dominicana bajo el control del siguí del régimen, el Presidente Danilo Medina que solo ha trabajado para mantener bajo el yugo revolucionario a los hijos de Bolívar y junto a la crisis hiper inflacionaria se apareció de repente la voz atragantada y azorada de Oscar Pérez gritando al pueblo de Venezuela para que saliera a ayudarlo en ese cerco que le montó el Gobierno Nacional con más de 500 funcionarios que armados hasta los dientes y con miembros de G2 cubano y de las bandas del Movimiento “Tres Raíces del 23 de Enero” llegaron a tierras del frío en el Junquito a terminar con la vida de 5 patriotas que tenían en el alma la idea libertaria de resolver el caos político de la Venezuela marginada por el régimen de Maduro.
Con semejante cuadro pudimos presenciar a través de las redes sociales el único canal de trasmisión de información de este país la angustia del guerrero Oscar Pérez que grabó hasta la negociación con sus homólogos de la Guardia Nacional y del Grupo BAE, donde el cruce de palabras, el entendimiento y la razón quedaron atascados en las entrañas de un país civilizado y racional, por efectos de una contra orden que vino desde la cúpula del Poder Nacional para borrar del mapa a un movimiento liderado por Oscar Pérez en tierras de Bolívar. No dejó nunca este muchacho venezolano de enarbolar las banderas de la libertad, las ideas democráticas y el sentido de pertenencia por la defensa de la patria. Y es que Oscar Pérez le dio una clase magistral de bolivarianismo a quienes se apoderaron de las imágenes y el pensamiento de Bolívar hace 19 años para sepultar bien hondo ideas de redención democrática. De eso se ocupó el hombre salido de las filas del CICPC para probar que si existe venezolanismo en las filas de los dueños de las armas y con su muerte deja unas huellas profundas del sentimiento por la patria que en algún momento surcaran los cielos bajo la fuerza del sustantivo libertad.
Todavía hay ignorantes a granel en una sociedad descompuesta por miles se zombis que desde sus espacios de trabajo se han convertido en estudiosos de la ciencia política y para ir más lejos en conocedores de todos los espacios del conocimiento político y militar. Desde esos escenarios miles de sabios de la política juzgaron a Oscar Pérez sin conocer las dimensiones de un ser humano cuyo único apostolado estaba cimentado en libertar al país de las garras del totalitarismo. Eso fue lo que trasmutó el policía en sus andanzas en estos meses del 2017 y el 2018 con sus compañeros de lucha formados en materia de democracia y soberanía y capaces de lanzarse discursos encendidos en cualquier escenario nacional. Así que podía hablar Oscar Pérez o cualquier otro de su equipo y no bajaba la intensidad del discurso, ni la calidad temática de la alocución. Por eso los masacraron porque eran hombres libres de pensamiento y figuras peligrosos para la consolidación de este régimen de oprobio y persecución-
Con tres disparos, dos en la cabeza y uno en el pómulo apagó el régimen de Maduro una voz sonora predestinada a enardecer la emoción de un pueblo hambriento y sometido a las peores humillaciones de su historia republicana. Nadie escuchó a Oscar Pérez en su clarinada de libertad y hasta los hombres pensantes de la patria creyeron que solo era un showman en busca de protagonismo cinematográfico y confieso que muchos nos equivocamos con el joven guerrero de la causa libertaria. Pero lo idiotesco es que todavía después de dos o tres día de “La Masacre del Junquito” siga la discusión entre expertos del micrófono, gladiadores de la tinta y aislados personajes de la prehistoria que creyendo ser los dueños de la verdad irrespetaron la memoria de quien salió a dar la cara por Venezuela.
Pero no solo se equivocan los negociadores merengueros, sino que los ciudadanos que sueñan con una patria libre y que jamás han ido a una manifestación pública, ni siquiera han enfrentado al régimen sino desde un teclado siguen analizando los pormenores de “La masacre del Junquito” y se atreven a irrespetar la memoria de quien les pasó por encima en materia de coraje y venezolanidad. Por esa razón a esos aislados personajes de la ficción política nacional los invito a reflexionar y a entender que nos podemos equivocar en los análisis políticos, pero hay que respetar para que los respeten.
Eso quedó claro con el ajusticiamiento del Junquito que la vía electoral seguirá siendo una utopía mientras el CNE esté secuestrado por las arpías del régimen que fueron adoctrinadas para garantizar el poder a los rojos y ese es su único objetivo, no otro. Algún día Oscar Pérez será reconocido como héroe de esta patria libre junto a su equipo de valientes acompañantes y no aparecerán por ningún lado los críticos de historietas aisladas que recorrieron la nación y dejaron en la estacada el heroísmo de un venezolano ejemplar.
Honor a quien honor merece y el pueblo venezolano tendrá la obligación que darle sus galones a esos guerreros que se enfrentaron a colectivos, militares y policías en busca de la libertad de una patria desmoralizada, perdida en sus valores democrática y amordazada por el paso avasallante del hambre.


Pérdida de tiempo
El diálogo en Dominicana es perder el tiempo, pues es evidente que insistir en el diálogo solo beneficia al gobierno que intenta lavarse la cara ante el mundo. No cederá ningún espacio en el CNE el oficialismo y eso lo viene anunciando el repelente Diosdado en su programa “Con el Mazo Dando” que la caja de resonancia del Presidente Maduro para anunciar al país planteamientos que influyen en la siquis de los ciudadanos con objetivos diseñados desde la cúpula del G2 cubano.
Si sabe la oposición que el cónclave de Dominicana es solo perder tiempo no se entiende porque Julio Borges con Oropeza, Colette Capriles, Juan Raffalli y otras personalidades de la vida nacional, insisten en sentarse con estos bandidos en una mesa de conversaciones. A esas negociaciones le perdió la fe el pueblo venezolano que no cree en esos cuentos de la selva y solo entiende que se trata de buscar beneficios personales y solo eso.
Nadie le da importancia a ese presunto diálogo que se convierte en un round de entrenamiento donde se dicen cosas los oficialistas y opositores, pero que no se llega a nada concreto porque los revolucionarios saben que no entregarán ni el CNE, ni el TSJ, ni la ANC y tampoco abrirán el canal humanitario para que ingresen al país medicinas y alimentos. Eso está bien claro y que más diálogo que la violación de los derechos humanos al siquitrillar a Oscar Pérez ante los ojos de los venezolanos sin respetar su derecho a la vida. El hombre propuso entregarse y lo acribillaron sin compasión parta cobrarle el ambiente de hostilidad que había generado en el país, pues es evidente que este gobierno de malandros se quita del medio todo lo que le estorba,
Pretender convencer a los hermanitos Rodríguez la necesidad de cambiar a Tibisay y sus conchupantes del NE envenenado que multiplica los votos a favor de la revolución y que por tanto entregar la fuente de abundancia electoral revolucionaria es un secreto milenario que acompaña como un dije al proceso. Por esa razón miles de ciudadanos consideran que el chavismo no sale del poder por la vía electoral, pues es evidente que con ese Poder Electoral votan los muertos, se alteran los números definitivos y se alteran resultados hasta niveles incalculables.
Nada entregará el oficialismo en República Dominicana este 18 de enero fecha tope para que la oposición le muestre a los venezolanos resultados importantes para el futuro nacional, ya que es evidente que nada conseguirán. Esa trampa bien montada por Danilo Medina y Zapatero forma parte de una trama internacional cuyo único objetivo es lavar el rostro de la revolución ante el mundo. No se trata de otra cosa, pues es evidente que la mayoría de la dirigencia de los partidos políticos dice a todo pulmón que solo es una farsa teatral para mantener viva un organismo como la MUD que perdió esencia hace largo rato y no tiene nada que aportar a los cambios profundos que deben darse en la sociedad venezolana. Esas jugadas cruzadas de la MUD en las conversaciones en Dominicana son el último tranco de la unidad en Venezuela, ya que la gente dejó de creer en una dirigencia que debe dar un paso atrás para que nuevos protagonistas ocupen los espacios de comando político.
En el exterior la gente se pregunta sobre la capacidad de aguante de una oposición nula que nada aporta a la lucha política venezolana y por eso sorprende como con tanta miseria recorriendo las calles de la patria, con servicios colapsados y con una hiper inflación que convirtió en nada el bolívar y la calidad de vida de los venezolanos, este pueblo continúa caminando como si no pasara nada por los espacios de la patria.
Mientras tanto Maduro sigue lanzando beneficios a los venezolanos que son parte del pan y circo que le dan a los venezolanos como un pueblo de la ignorancia. Nadie dice nada ante tanta crisis junta y la clase política venezolana quedó sepultada en medio de tanto show mediático que solo conduce a resultados que en nada benefician a los ciudadanos. Está en manos de los ciudadanos un cambio de gobierno porque no son los políticos los llamados a transformar el país, pues perdieron credibilidad y la gente en un 80% no quiere escuchar nada de la clase política venezolana. Creo que vienen momentos distintos con otros protagonistas al frente de las luchas por rescatar la democracia y la libertad, pero no serán los políticos los ungidos por la mano de Dios para salvar al país.
El show seguirá en Dominicana este 18 de enero y las manos vacías de Julio Borges y su combo nos mostrará de nuevo el fracaso de una clase política que no tiene argumentos para enfrentar a malandros orientados por los cubamos en esta lucha dispareja por establecer carriles democráticos. Seguimos sin rumbo y equivocados en la ruta a seguir porque este gobierno no sale con votos sino con una insurrección popular de ciudadanos reclamando sus derechos. No hay otra salida porque los sueños con una incursión norteña es parte de las locuras de un país sin rumbo.


Entre la mentira y el hambre
El hambre arropa es lo que se dice en las calles de la Venezuela moribunda que en manos de seudo gerentes de la cosa pública terminaron enterrando los sueños de los ciudadanos. Es que si hacemos memoria y retrocedemos el tiempo hasta 1998 encontramos las ofertas engañosas del Presidente Chávez y más nada.
Esa pela hiper inflacionaria se veía venir y fue anunciada por economistas de todas las tendencias políticas como la gran crisis nacional que terminaría borrando la República del mapa continental. Nunca pensamos los venezolanos que con este gobierno militarizado terminaríamos sumergidos en la peor crisis de la historia nacional y con los militantes del chavismo culpando de la terrorífica crisis al imperialismo yanqui y a Dólar Today. A eso le agregan la vorágine de los empresarios y el alza desmedida de los precios, pero nadie busca salida a la crisis que se lleva en sus alas a miles de almas que se van quedando en el camino por no tener atención hospitalaria y medicinas para atender sus enfermedades.
A ese panorama desolador que convirtió a Venezuela en la cenicienta del Continente le agregamos la pérdida de valores, el alquiler de la dignidad por un día y la locura de convertir al país en un rebaño de pedigüeños que solo viven de las migajas que lanza al aire el Gobierno Nacional cada vez que se realizan elecciones de cualquier naturaleza. Episodios como esos lo vivimos recientemente en las elecciones de gobernadores y alcaldes de octubre y diciembre donde el oficialismo compró conciencias con bonos y otros instrumentos de secuestro del pensamiento. Pero los chavistas han llegado a creer que son mayoría en un país arrinconado por el peso del poder, pero atento a las bravuconadas de hombres sin alma que solo se ocupan de engañar a la gente con propuestas de sal y agua.
Ahora cuando estamos atravesando la peor crisis de la historia con uno precios pírricos del barril de petróleo y un Presidente Don Regalón que ha llegado a creer que dando migajas de la miseria humana a quienes le hacen coro cuando reciben una bolsa Clap o un cheque por Bono Navideño, está haciendo historia y llevando a la práctica el Plan de la Patria. Se niega el gobierno a mirar hacia atrás para ver las lágrimas de los familiares de los muertos en las guarimbas por las balas y las tuercas lanzadas por los guardias nacionales. Tampoco quiere mirar el gobierno la cantidad de muertes en un país donde la inseguridad va al mismo ritmo de la inflación para terminar endosando ese genocidio masivo a los actores políticos que se le oponen.
Creer que el imperialismo es el culpable del hambre de nuestros pueblos es parte del sadismo oficial que apunta sus armas del desequilibrio social contra una ciudadanía cuyo único error fue votar por Chávez y Maduro para entregar el poder a una revolución que solo apostó a montar su revolución de la mentira para meter en la mente de los ciudadanos un sueño de libertad que solo enterró al pueblo en la miseria y la pobreza.
Venezuela se muere a menguas y la hojarasca arropa a una nación que solo cree en el discurso cansón de los que anuncian una intervención extranjera que solo bulle en el cerebro de un Presidente atarantado que no ha encontrado la fórmula mágica para salvar a los venezolanos. Creer que los ciudadanos de esta patria durarán toda una vida viendo por tv a la juramentación de médicos integrales comunitarios que nada terminan haciendo por la salud nacional. Con esa mentira de tener un médico por cada familia venezolana terminó Maduro de enterrar a una revolución de la estafa y la mentira, pues atreverse a decir que somos el segundo país del mundo en materia de salud es una locura de grandes dimensiones que muestran ante el mundo a una Venezuela del hambre, la miseria y la burla.


Reseteo partidista
Los cambios radicales en la estructura de los partidos políticos es una verdad a voces que es masticada por los jefes de las organizaciones políticas. Eso protagonistas de otros momentos ya no tienen las fuerzas para aguantar la pela que los estrategas chavistas diseñaron para desaparecer a la oposición venezolana. Por esa razón fueron tan vulnerables los partidos en las elecciones de Gobernadores y en las elecciones de alcaldes, pues es evidente que con ese par de palizas se quitaron los revolucionarios la felpa propinada en las legislativas del 2015 y donde quedó maltrecha la fuerza revolucionaria. Con esa descomunal victoria que condenó al chavismo a su peor derrota se llegó a pensar que el chavismo había quedado muerto y fue lo contrario porque sacaron fuerzas de su alma revolucionaria para afinar las trampas y volver con la energía necesaria para salir del foso de las derrotas.
La oposición venezolana encerrada en una cúpula de cristal tiene rato dando bandazos en la estrategia y han movido muy mal las piezas hasta el punto de perder la fuerza que le dio la sociedad venezolana en el 2015 al elegir una AN con mayoría absoluta. Mejor se movió el oficialismo en la táctica política para ganar los últimos procesos electorales y eso le arrojó resultados que ante la opinión pública le dan fortalezas, aunque en el papel sabemos que son victorias amañadas y manejadas por el fraude y la trampa que desde el CNE se han manejado al antojo presidencial. A eso hay que agregarle el abuso de poder al manejar el aparto comunicacional del Estado arbitrariamente y los recursos del gobierno para repartir a manos llenas beneficios y bonos que inciden en los resultados finales. Caso del 10D cuando con un Bono Navideño se trastocó la conciencia del ciudadano hambriento que terminó sufragando por estos pillos que manejan el poder como un juguete.
Con esa razón por delante corresponde a los partidos volver a diagramar la unidad para poder ganar espacios para sacar del poder al chavismo que se viene anclando en el poder y ni quieren entregar el mando porque por las sanciones internacionales que tienen los funcionarios del gobierno son mortales para el futuro de cada uno de estos personajillos. Esa situación de la minusvalía de las fuerzas opositoras, obligan a los partidos políticos a resetear sus estructuras para poner al frente de sus toldas a figuras repetidas que nada aportan a los cambios que pregona la oposición nacional. No podemos continuar viendo a los mismos protagonistas de hace más de 20 años como candidatos a los cargos de elección popular porque viene sonando una clarinada que habla de cambios de rostros y de personalidad para alcanzar victorias importantes ante los candidatos repetidos del oficialismo. Es que no solo se repitieron caras en la oposición donde quedó probado que las mismas caras no garantizan victorias, sino que el mismo chavismo copió el mismo patrón al repetir de nuevo los mismos rostros en señal que en esta sociedad política son los anclados eternos los dueños del poder.
Por ese motivo es necesario que los partidos florezcan, se repotencien y vuelvan la mirada hacia figuras estudiantiles que dieron la cara en las luchas de calles y no fueron tomados en cuenta a la hora de seleccionar a los candidatos.
Cambiar se dice fácil, pero desprender a los fósiles de la política de sus ambiciones es una decisión dura porque estos personajillos pretenden quedarse para siempre en el poder. Ahora con estos resultados de las elecciones municipales no quedan dudas que hay que cambiar el tapizado y ya basta de continuar promoviendo desde las cúpulas de los partidos a viejos carcamales que nada le dan a la nación. No creo que los mismos muertos que se quedaron en el camino insistan en volver al ruedo político, pues es evidente que las derrotas tienen historial y más nadie podrá optar de nuevo a aspiraciones eternas cuando le dieron felpas brutales que desdicen mucho de la popularidad de estos líderes de cartón.
Por el bien de Venezuela y por su futuro ya basta de personajes de la política que solo cuajarían en un museo de cera, pero que en el plano de la realidad ya no tienen nada que buscar. Ese reseteo político es importante para convencer a la ciudadanía que estamos empeñados en cambiar, pero esa realidad hay que practicarla para poder avanzar en ese proceso de los cambios- Si no dejan los políticos sus ambiciones en el cofre de los recuerdos seguiremos patinando en el charco y negando un futuro que tenemos cerca y que le permite a los ciudadanos soñar con una patria nueva. Venezuela requiere cambios antes que se muera su gente por falta de medicinas, por falta de alimentos y por una dolarización de la moneda que nos obliga a comprar en bolívares en un escenario dolarizado.
Cambiamos o terminamos atrapados en una caverna donde solo los viejos carcamales de la prehistoria política se creen con razón para seguir apareciendo en vallas y pancartas para terminar de satisfacer sus egos enfermizos, pero esa etapa ya pasó y los partidos que se quieran salvar que suelten el hueso para que generaciones de relevo se monten en la tarea de lograr los cambios que permitan salvar a este país condenado a la ruina.
Ahí está el reto de PJ, VP y AD que dejaron de participar en las elecciones para lavarse sus rostros y terminaron quedando como culpables ante los resultados que hundieron a la oposición en la peor derrota de su historia. Ahora veremos que estrategia usan esos partidos para levantar sus liderazgos porque la gente dejó de creer en ellos y apuesta al reseteo de organizaciones amarradas a cúpulas que solo piensan en solventar sus problemas personales y nada que se reinventan para salvar al país.


Otras luchas
Cuando los analistas intentan lanzar la basura a la derrota de la oposición en Nueva Esparta deben partir de la pérdida de las alcaldías en todo el país y no solo en esta región. No es fácil analizar la política con subjetividad y viendo el análisis como una fórmula para ver el mundo a través de un prisma de colores. Lo que si es cierto es que a dos personajes de la política no ha podido derrotar el chavismo a Antonio Ledezma en el Área Metropolitana de Caracas y a Alfredo Díaz en Porlamar y después en Nueva Esparta. No ha podido el chavismo der rotar a estos personajes de la política venezolana y por eso el mismo Nicolás Maduro respeta a los dos personajes. Por eso metieron preso a Ledezma al levantarle un expediente por conspirador y a Alfredo Díaz le levantaron otros expedientes que incluyen dos intentos por juicios de corrupción nunca probados con la AN en pleno en aquellos tiempos del mando chavista en el cuerpo legislativo y luego con los mensajes de terror enviados por Maduro, Diosdado, Tareck El Aissami y tantos otros que empujaron para sacar del juego al Alcalde Porlamarense. Al final lo dejaron ir al ruedo con Mata Figueroa y le ganó por 11 mil votos para sobrevivir de nuevo en medio de esa tormenta de acusaciones por conspirador y enemigo del proceso. Por esa razón Maduro cuando saludo al de Conejeros en el juramento ante la ANC le dijo “Al fin te conozco Alfredo Díaz porque mucho me han hablado de tu liderazgo popular”.
A Antonio Ledezma con su discurso coherente, sus saltos épicos y su forma de relacionarse con los caraqueños nunca pudo el chavismo ganarle una elección porque el líder de ABP aprovechó su paso por AD para formarse en cuestiones de tácticas políticas y en manejo de las masas para enfrentar los retos que le puso el gobierno en la ruta revolucionaria. No se equivocó Antonio Ledezma cuando sostuvo que a la revolución se le gana con votos y eso probó cuando batalló con ellos en la arena política. Esa misma posición la sostiene Alfredo Díaz cuando mantiene la tesis que con votos se le gana al proceso y eso hizo al pasar por encima de Mata Figueroa que no era una papita para perder la Gobernación de Nueva Esparta. Eso se prueba con los votos que sacó la revolución el 10D con los alcaldes bolivarianos que con el bono navideño superaron los votos que sacó Mata Figueroa en su aspiración a la Gobernación.
Pero los opositores hemos desviado los ataques y las críticas contra los hombres del proceso para apuntar contra las piezas que nos quedan vivos en el ámbito insular. No quedan dudas que Alfredo Díaz es el Gobernador y si nos quedan tres piezas en el Gobernador, Morel David Rodríguez Salcedo y Francisco “Chivo” Narváez, no es posible que los cohetes sean lanzados sin escrúpulos contra las tres teas que quedan encendidas en el ámbito regional.
Jugar a la perversidad de atacar sin cesar a nuestras figuras políticas es parte de las locuras de una oposición que en vez de apoyar a nuestros gobernantes se dedica a apalear sin razón a los valores que nos quedan en nuestra sociedad. Entiendo que se critique a los tres bastiones que nos quedan en la gobernabilidad, pero nadie le hace un disparo comunicacional a los 10 alcaldes revolucionarios, a los 5 diputados chavistas regionales, a los integrantes de la ANC que no hacen nada por Nueva Esparta, al Protector, a los directores de los organismos nacionales en la región y si le damos con todo a los que representan a la oposición insular.
Volvemos al principio del artículo porque si criticamos a la oposición por la permanencia en el poder por muchos años, también le sale crítica a Marisel Velásquez con 15 años en el poder, a Olga Pérez y a Yannelis Patiño por la misma cantidad de años y por tener sus municipios abandonados a su suerte. Pero miren que los electores están ciegos porque Marisel sacó 17.743 votos, Olga 8324 y Yannelis 11.066 y Cruz Lairet 14.753, esos votos hablan mal de los ciudadanos de unos municipios destruidos y donde a los ciudadanos no les importa un pepino que no se haga nada. Eso se visualiza en los números que sacaron los candidatos opositores en esos municipios con Luís Villarroel 4389, Oscar Pino con 4844, Angelo Camino con 5908 y Pedro Cardona con 4212. Eso refleja que el bono navideño le serruchó el cerebro a los ciudadanos de esos municipios y les importó más matar el hambre que saber elegir, pues saben votar y nada más.
Ahora cuando la oposición apunta sus cañones contra las gestiones solo de oposición, no queda otra cosa que ver el mundo al revés y lejos de la visión clara que necesita el país. No podemos andar equivocados porque la carrera es larga y necesitamos a los nuestros para dar la lucha por la democracia.


Juegos malévolos
Insólito que Nueva Esparta un estado opositor por antonomasia se hayan perdido 10 de 11 alcaldías en unas elecciones municipales marcadas por un bono navideño que refleja la podredumbre moral de nuestros pueblos, el hambre que le carcome el alma a la ignorancia y la mano que mece la cuna para dividir de nuevo. Eso sin contar con la dirigencia opositora que usó los tickets navideños para convencer a votantes opositores que votaran por los chavistas.
Volvió la mano que mece la cuna a utilizar a una organización fantasma como el MRA como el partido promotor de las divisiones en Nueva Esparta y eso alejará al resto de los partidos de la torpeza de dirigentes que mueven los hilos solo para satisfacer sus ambiciones personales para dar continuidad a una guerra que intenta dejar con vida política a dinosaurios que ya nada aportan a la realidad política insular. Pero si bien es cierto que los partidos políticos volvieron a jugar al ventajismo de colocar a sus candidatos por consenso, volvió a diluirse el concepto de unidad que desde la cúpula del oficialismo orquestaron para destruir la tarjeta de la Unidad que tanto daño les hizo en las elecciones legislativas del 2015. Esa tarjeta de la Unidad Nacional volvería trizas al chavismo y había que pulverizarla antes que fuera peor para los rojos. Por eso abrieron las compuertas para la validación de los partidos y desataron los demonios de las ambiciones partidistas. A partir de ese momento empezó la desgracia de la oposición que perdió el rumbo en medio de la crisis y apenas sobrevivió el Alcalde de Mariño, Alfredo Díaz al imponerse por encima de las fuerzas políticas del PSUV, de la presión nacional, de las intimidaciones y de las amenazas de inhabilitación.
En Nueva Esparta se impuso el liderazgo de Alfredo Díaz para la Gobernación al derrotar a Mata Figueroa en buena lid y a la mano invisible que desde la oscuridad siempre atentará contra el futuro de la región. Eso no podía mantener conforme al oficialismo y desde Caracas promocionaron la tesis del Carnet de la Patria y un Bono Navideño de 500 mil bolívares que terminó siendo el arma usada por la dirigencia oficialista para comprar conciencias y por seudos dirigentes de oposición de varios municipios para dar una puñalada por la espalda a sus enemigos políticos. Así se perdieron 10 alcaldías en la región para dar una muestra falsa del sentimiento electoral de los neoespartanos, pues es evidente que si se hace una consulta entre los insulares el oficialismo sale aplazado de punta a punta, pues nadie quiere al régimen que ha empobrecido a los venezolanos. Pero como el hambre tiene cara de hereje y ese bono le permitía a muchos paliar su hambre milenaria miles de almas le vendieron su conciencia al Diablo para votar por candidatos que ni conocen porque nadie me va a decir que en Arismendi conocen a Alí Romero, ni en Porlamar a Francisco González, ni en Juan Griego a Karina Díaz, ni en Tubores a José Vicent y tampoco era justo que los fracasados Cruz Lairet en García, Freddy Serrano en Coche. Ahora que me digan que Marisel, Yannelis y Olga ganaban de paliza en sus municipios eso estaba claro, pues a la candidata de Díaz le pusieron a Mauricio Acevedo en dos periodos como candidato sin tener los arrestos para identificarse con los datileros porque no era del mismo barro, pero era el candidato del Imperio Rodríguez Avila. Tampoco a Yannelis le podían poner un candidato que le ganara con un Gómez dividido en mil pedazos, ni a Olga de Salazar le podían ganar con un Antolín dividido. Eso no era posible porque la Unidad en Nueva Esparta se volvió polvo hace un buen rato y no era suficiente con la imagen del Gobernador Alfredo Díaz con los candidatos a mano alzada a una semana de las elecciones municipales.
Esas 10 derrotas tienen un objetivo supremo de mantener a raya el liderazgo bien cimentado del Gobernador Alfredo Díaz, el único candidato a quien no ha podido derrotar el oficialismo en la región en ningún proceso y que es similar solo a Antonio Ledezma a quien nunca pudieron ganarle los rojos las elecciones en la Caracas metropolitana.
Con ese juego del bono navideño, del carnet de la patria y con la abstención sembrada en el alma nacional por la estrategia chavista y por las pésimas jugadas de la oposición al seleccionar candidatos sin fuerzas, sin condiciones y sin el liderazgo para mover las masas, se produjo la hecatombe más grande de la historia municipal nacional. Pero las heridas se curan y corresponde a la oposición entender que la fórmula usada por los partidos políticos al retirarse de nuevo del proceso electoral fue un genocidio político que no terminó lavándole la cara a AD, PJ y VP sino que dejó al descubierto la vulnerabilidad de una dirigencia frágil y sin fuerzas para la lucha política. Quedaron muy mal esos tres partidos que dejaron a su militancia huérfanos de liderazgo y terminaron entregando la democracia sin echar un tiro al aire. Ahora les viene un proceso inhabilitatorio que no les permitirá participar en las elecciones presidenciales y terminaran usando otras tarjetas para cubrir sus espaldas en un proceso que los cada del juego político para siempre.
Solo con un independiente como Lorenzo Mendoza si es que acepta la propuesta de candidato nacional tenemos alguna opción de triunfo, pero teniendo presente que con ese CNE manipulador cualquier cosa pasa a la hora de sumar los sufragios, pues es evidente que solo una coalición nacional verdadera y no con fantasías de unidad podremos salir de esta pesadilla que mantiene al país en ascuas con un gobierno hambreador que dibujó una inflación de 2300% y que ni medicinas dejan entrar a una nación donde la gente se muere a menguas por hambre y falta de medicinas. Eso nos dice que debemos volver a la misma Unidad del 2015 o nos calamos este gobierno fabricante de miserias para siempre y condenar a Venezuela a la hojarasca y a un genocidio histórico.


Llegó la hora
La teoría del santo que protegía a Nano Avila se le acabaron las velas. No aguantaba más el Imperio Avila-Lárez. Demasiado duró en el poder un alcalde que nada hizo por Maneiro, pues la sola inercia del comercio hizo que este espacio municipal permaneciera en el tiempo. Con su poco atajo locos estuvo Nano dando bandazos en Maneiro desde que le quitó a Félix Caraballo y a Miriam el testigo de la carrera para perpetuarse en el poder por 17 años sin respetar aquel artículo por encargo “La herencia municipal” a la cual no le paró al condenar a Darvelis una buena mujer de la medicina al castigo de mantenerse en el poder municipal por 8 años para saciar las ambiciones de éste sortario de la política.
Esa derrota se veía venir con la aparición de las lluvias de octubre porque una vez más “Nano Alcalde” era una dieta que no se calaba más el pueblo de Maneiro que supo de maltratos y ofensas. Por eso cuando se lanzó de nuevo contra la voluntad de la gente que pedía cambios a gritos en las calles, dijeron su enemigos políticos hasta aquí lo trajo el río. Se había salvado Nano de varias emboscadas, de los agravios contra las periodistas, de los tanganazos que le daban por la jeta por bocón y de las pataletas contra sus rivales más enconados cómo Carlos Lesma a quien ofendió y vilipendió en su clásico estilo de mancillador de reputaciones. Esa tragedia se veía venir y salvó los últimos dos obstáculos de diputaciones con su manido partido UNT, pero en el recodo del camino lo esperaba la derrota humillante de tener que entregar “el SEGECOM de sus amores”.
Había Pasado Nano dos ríos crecidos y le llegó su hora de entregar los bártulos de la política porque se le acabó su tiempo de líder de un partido acabado con la movida de Rosales para salir en libertad y su presencia en la mesa de diálogo con el gobierno que sepultó para siempre al partido azul. Le venían las tormentas y huracanes para su parcela y nunca vio que la política es dinámica y todo el tiempo no sopla la brisa a favor. Lo que puedo señalar es que se acabó la fiesta para Nano Avila en la política regional porque con un partido marruñeco y esa entrega obligada ante la opinión pública no quedó hueso sano para quien creyó que en política la vida es eterna.
En ese acto político donde Nano Avila entregó las armas apostando a la redención democrática y a la entrega por el país, no hubo ninguna trascendencia porque la gente ya no evalúa la política como los dinosaurios que después de estar medio siglo en la tierra terminaron cayendo en la grieta del olvido. “”Los muertos que entierren a sus muertos” dice el postulado bíblico y no se sabe quién salvará a un político que solo dejó una estela de odios y rencores por los caminos de Margarita para retirarse sin las botas puestas, pues cuando eres guerrero nunca entregas las armas como muestra de cobardía, sino que sacas coraje de donde no hay para trascender ante el resto de los mortales.
Una crónica de la muerte anunciada se produjo en Maneiro donde el rechazo a una gestión gris por 17 años marca la historia nefasta de los protagonistas de una era donde muchos contribuyeron a mantener a flote en el poder municipal a quien nunca se mereció tanto apoyo. Atrás quedaron los recuerdos de Chemito Brito y Freddy Rojas que mucho colaboraron con esa gestión y ahora sonríen cuando ven caer los cimientos de tan gris gestión. Pero las huellas están ahí y aún cuando Anselmo metió la demanda contra Segecom en la Fiscalía General de la República, eso no lo exime de sus culpas y menos a Freddy Rojas que terminó en el mismo partido UNT para potenciar de nuevo candidaturas fantasmas de Nano Avila a las diputaciones nacionales, pero que cuando se cuadra con Morel David para terminar enterrando al bisonte azul, no quedan dudas que los daños a Maneiro quedarán archivados en el tiempo de las conchupancias y roscas políticas con sus respectivas culpas.
Pero todo tiene su final como dice la canción y hay que dar responso eterno a quien se entregó con los brazos alzados, no por contribuir a salvar la democracia, sino por miedo al ridículo con los resultados finales en una Alcaldía que todavía no tiene dueños, pues tendremos un alcalde con pocos votos y donde todavía no se sabe que va a ocurrir. Todo dependerá de los niveles de abstención que adornarán el acto electoral del 10D, pero ya se bajó el telón con una sonrisa de oreja de Peter Bravo, Giuseppe Di Fabio, Oswaldo Martínez, Carlos Lesma, Freddy Rojas, Anselmo Brito y una camada de políticos y gente de la sociedad civil que celebra la caída del imperio nanista. Se acabaron los cuentos de Segecom, los maltratos a la gente, la burla a los ciudadanos, los chistes del payaso de todos los días, las bufonadas de los locos y los desplantes en distintos sitios para amenazar a la gente.
Queda demostrado que en la política nada es eterno y a cada cochino le llega su sábado como reza el refrán, pues el tiempo de 17 años en el mando supera con creces a cualquier acción publicitaria que pudiera adelantar Dimas Petineroli que vuelve a perder en las estrategias al idear una campaña publicitaria nefasta para cualquier candidato y que terminó de enterrar las mínimas posibilidades del ex alcalde. Esa campaña quedará guardada en la mente de un colectivo que vio caer el árbol grande de platanazo. Eso ocurrió en Maneiro “Un Municipio Ideal” con tantos problemas que la historia no le perdonará su paso arrollador por unos espacios desolados y condenados al atraso.
Vendrán nuevos tiempos con nuevas figuras al frente de la municipalidad y ojalá que cualquiera de los dos candidatos Morel David o Betys Luna que son robleros puedan cambiar la cara a un municipio que merece mejor suerte, pues algo hay que hacer para transformar un espacio privilegiado y que no ha debido estar tantos años secuestrado y entregado a los brazos de la nada. Adiós Nano, adiós…


Lamentos de país
Si los chavistas hubiesen sabido la trampa que les estaba montando Chávez en un recodo del camino para destruir a Venezuela nunca hubiese emitido un sufragio por esa plaga de la historia. Se equivocó Venezuela de nuevo para condenarnos a la peor crisis de la historia nacional y ahora estamos atravesando un mar de leva con limo por todas partes.
Las medicinas incomprables, los electrodomésticos prohibidos, la ropa a precio de dólar 100, los alimentos a precios descomunales y nada se puede comprar en una sociedad vuelta ñoña. Pero la maldita política en la búsqueda de ganar unas elecciones municipales donde la abstención superará abiertamente el 70% y con la proximidad de unas elecciones presidenciales donde la oposición no tiene candidatos y el chavismo asoma de una vez a un Nicolás Maduro cuyo gran mérito y la mutación de Venezuela de país rico a país en ruinas.
Con un país es ruinas los chavistas pretenden seguir comiéndose a sus hijos en medio de una crisis que mantiene en jaque mate a la clase pobre del país y donde los ricos se han ido al exterior en busca de calidad de vida. Por supuesto que jóvenes y viejos también en esa carrera desenfrenada por salvar sus vidas han caído en esa vorágine que deja al país como un cementerio de difuntos, pues la sangre joven partió a lugares desconocidos en busca de futuro. Con promociones enteras de profesionales jóvenes saliendo del país por miedo a la hojarasca este país se debate entre el ser y el no ser, pues la moneda nacional es basura y los dólares se consiguen en el exterior, razón por la cual cualquier país ofrece soluciones a un venezolano angustiado por la crisis económica nacional.
Se jodió el país es lo único que se escucha entre los compradores de los super mercados, pero nadie hizo nada cuando se trató de voltear al régimen con la fuerza estudiantil en las calles y ni siquiera fueron a votar cuando se convocó a procesos electorales. La gente ha sido cómplice porque apostaron siempre a la beca de la pensión a la chamba juvenil, a la bolsita de los Claps, al carnet de la patria y a tantos beneficios de la miseria humana que entregaron los revolucionarios para invadirle el cerbero a los ignorantes.
De la Venezuela de la ignorancia se puede hablar en tesis de grado realizadas por sociólogos, historiadores y trabajadores sociales, pues a la gente dejó de interesarle las universidades para caer en los negociados de un gobierno corrupto y tramposo. Es que la bufonería de este gobierno llegó al extremo que el gobierno de Maduro después de 18 años en el mando se percató que en PDVSA hay corrupción y levantaron el nuevo show al apresar a Eulogio Del Pino, Nelson Martínez y a 16 jefes de la estatal petrolera por corrupción, pero aquí cabe la pregunta, ¿Y en esos 18 años que hacían Maduro, Tareck y el resto de los bobalicones chavistas? Con ese otro show pretenden distraer a los venezolanos en una especie de comedia rosa, donde los protagonistas son los mismos ladrones del futuro nacional. Destruyeron a Venezuela los ladrones del chavismo que con fortunas guardadas en la banca internacional se ríen de las medidas fuera de tiempo de los salvadores del régimen.
Venezuela no se merece esta mala suerte de ser gobernada por la corruptocracia militar más grande de su historia y que ahora se aprestan a limpiar la casa de corrupción cuando saben que este país no tiene salida ante la ruina de una economía vuelta hojas. Ahora el nuevo vengador Tareck Williams Saab muestra guiones de la mentira para exhibir a bandidos sin alma como conejillos de indias ante un país que se cree estas bufonadas de los depredadores del erario nacional.
Venezuela se convirtió en la cenicienta del Continente con una crisis económica y social que supera la vida histórica de las distintas naciones del planeta, pero esa fue la suerte que se buscó nuestro país al dar la oportunidad de gobernar a la plaga revolucionaria que con hambre de poder terminó saqueando las arcas de un Estado poderoso. Frente a las narices de Chávez y Maduro los gánster del proceso se robaron los dineros de la República y llevaron a PDVSA la estatal petrolera a la quiebra definitiva. Ahora cuando Maduro grita en cadena nacional que su compromiso es rescatar PDVSA solo nos queda reír a carcajadas para burlarnos de quien tuvo la historia en sus manos y la lanzó por la borda.
Este país se respeta y ahora queremos que salgan los revolucionarios de uña en el rabo a desmentir ese desfalco cometido por los chavistas para convertir a Venezuela en un país en ruinas. No saldrán porque esos ignorantes todavía creen en la resurrección del “fantasma de Sabaneta” a quien le prenden velones y le ponen flores para alabar la memoria de un depredador de la cosa pública cuya gran obra fue destruir a un país como Venezuela.


La hojarasca
La hojarasca es una alegoría de todo aquello que ya no es útil y es descartable, en este caso un pueblo y sus habitantes olvidados como el Macondo de García Márquez en “Cien Años de Soledad” su obra cumbre o el pueblo de Cómala el pueblo donde Juan Rulfo desarrolla su novela “Pedro Páramo” o el pueblo de Ortiz, una región de los Llanos Centrales del país azotado por severas epidemias de paludismo que obliga a sus habitantes a emigrar hacia las grandes ciudades y las zonas de producción petrolera. En estas tres novelas se ilustra el proceso desgarrador de la miseria latinoamericana donde sus pobladores son sometidos a intereses externos y son víctimas de un falso progreso y de una modernización desigual y desintegradora.
En Venezuela convertida en Macondo, Cómala u Ortiz se viene la hojarasca con sus hojas secas e inútiles sobre un pueblo que tejió iluisones al participar en los intentos de golpes de Estado acompañando a Chávez y luego eligiéndolo en elecciones libres como Presidente de la República, pero sin avizorar que en un recodo del camino estaba la trampa de la revolución montada para destruir a Venezuela hasta convertirla en un país en ruinas. El país vivió sus momentos estelares viendo a Chávez maniatar a la oposición con jugadas estrambóticas que desde lo comunicacional generaron estallidos que terminaron destrozando el país. La gente celebró en aquellos momentos de orgasmos políticos cuando Chávez “expropió” haciendas, supermercados, fábricas, empresas trasnacionales y todo tipo de empresa productiva sin calcular que esa bomba de tiempo estallaría en las propias narices de la revolución.
Así se fue tejiendo la destrucción del país en medio de una crisis inflacionaria y el alza del dólar que desencadenó en la crisis de los alimentos, la escasez de medicinas y la hecatombe completa de una sociedad en ruinas por el efecto Chávez. Nadie se percató de la lava que corría hirviendo por el subsuelo nacional y destruía las venas abiertas de la Venezuela post Chávez y donde los ciudadanos de esta patria de Bolívar fueron afectados por las plagas de la destrucción masiva, Con razón los chavistas se adelantaron con el eslogan “aquí no se habla mal de Chávez”, pues las maldiciones salieron de todos los confines de la patria para hacer diana en el destructor de Venezuela. No valió que buscaran culpables en Dólar Today o la guerra económica, pues el mismo pueblo hoy acusa a Chávez de la pérdida del país, de la ruina nacional y de la crisis económica y social que trajo la hojarasca a tierras venezolanas.
Empezaron a brotar del centro del gobierno casos de corrupción que mantienen en ascuas el desandar de la industria petrolera y ahora acusan a 16 gerentes petroleros y a su jefe Rafael Ramírez como los grandes culpables de la ola de corrupción que durante 17 años destruyó la economía nacional.
Los harapientos, los sin techo y los hurgadores de basura comenzaron a ocupar los espacios nacionales que adornados por los bachaqueros insaciables terminaron de armar un coctel perfecto para una implosión social de grandes dimensiones. Qué no crea Maduro que con incrementos de salarios, con las bolsas Claps y con controles ficticios de los precios podrá detener un volcán en erupción que se cocina en las entrañas de la Venezuela pacífica. Es que el hambre atosiga a la gente y cuando vemos el ´dólar frisando los linderos de los cien y con el euro desbocado no quedó hueso sano en un bolívar desmirriado y convertido en una caricatura de los tiempos de bonanza petrolera.
Perdimos el país en medio de un modelo político que se casó con monedas desconocidas y de divorció del dólar para terminar hundiendo al país en la ruina económica y moral más importante de su historia. Ahí comenzó el éxodo cuando la hojarasca se nos vino encima con sus hojas secas hediondas a formol y dibujadas en los rostros de una Venezuela arrinconada por las presiones de los compromisos internacionales que casi nos llevan a un default porque nuestro país está dejando de pagar las deudas contraídas con los prestamistas internacionales.
Por eso mi amigo Gerardo Aponte Carmona ese visionario de las nuevas generaciones de margariteños me escribió “Amigo agarre a su esposa y váyase del país antes que venga la hojarasca y barra con todo, pues vienen peores tiempos que cuando Lope de Aguirre desangró a los margariteños. Por eso cuando veo en los registros y notarías a miles de jóvenes profesionales sacando sus papeles para irse del país con rumbo desconocido no hago sino recordarme de esa clarividencia de mi amigo Gerardo Aponte cuando me dijo eso, pero ya estaba adelantado cuando mis hijas surcaron los cielos del mundo hace cinco años para asentarse en Melbourne y Berlín. Eso estaba previsto y estoy de pie sin cesar aguantando la pela y usando la palabra como escudo para salir de esta crisis que lleva la economía nacional a la peor crisis de su historia. Este país tiene arrestos y seguro estoy que sobreviviremos con la frente en alto, con la dignidad por los cielos y con la moral de una venezolanidad que se alzará por encima de las dificultades para erigirse orgullosos de la patria de Bolívar. Se acabarán las locuras, terminarán los saltos al vacío y los mentirosos perderán el rumbo cuando la hojarasca se los lleve a todos al sepulcro de quienes le fallaron a Venezuela al convertirla en tierra de nadie.


Diálogos y mentiras
El encuentro de las negociaciones entre chavistas y opositores en Dominicana es parte del teatro que la sociedad venezolana presencia impávida y sorprendida por tan magno evento de la desproporcionalidad política. No creen los venezolanos en tan alocada decisión de las cúpulas de los partidos y del entreguismo de una oposición que perdió el cariño del pueblo venezolano en tan poco tiempo.
Este cónclave tan cacareado por el gobierno es tan solo una obra de teatro de mala muerte que pone al frente de las negociaciones políticas a cuatro idiotas que van a bailar merengue para lavar la cara al régimen. Si creen que el Gobierno de Maduro aflojará algo relativo a los cambios de las autoridades del CNE y del resto de los poderes nacionales están locos y sudados, pues es evidente que los chavistas no aflojarán las cuerdas que lo mantienen aferrados al poder. Por otro lado la tesis de abrir un canal humanitario para que lleguen alimentos y medicinas para salvar a los venezolanos de este holocausto diseñado es parte de las infantiladas de una oposición que no termina de aprender la lección.
Venezuela merece respeto y poner en manos de las cúpulas de los partidos políticos los negocios con el oficialismo es parte de una locura llamado diálogo que solo tiene el objetivo de lavarle la cara al régimen y solo eso. Por eso Maduro anuncia en Cadena Nacional como un logro que las conversaciones se realizarán en Dominicana entre el 1º y el 2 de diciembre, pues solo les interesa que el mundo se entere que los venezolanos se ponen de acuerdo en los asuntos democráticos cuando todo el mundo sabe que comunista no tiene palabra. Es el mismo estilo de hacer política por parte de Maduro y su equipo de malandros que se esconden tras las cortinas de las mentiras para engañar una vez más a la maltrecha oposición venezolana.
Ir a República Dominicana es una torpe decisión de una juntilla de personajillos de mala monta que pretenden dar un salto al vacío en unas negociaciones fraudulentas que solo buscan dejar a la revolución ante el mundo como los diplomáticos de las fábulas de la paz. Es mentira que estos violentos que han apresado a miles de jóvenes, que asesinaron a inocentes estudiantes, que torturaron a jóvenes inocentes y que enviaron a prisión a toda la clase política venezolana y hoy mantienen en el exilio a lo más granado de la política venezolana. No se entiende como los mismos personajes de la política venezolana, los que señalaron que eran compañeros de luchas de María Corina Machado, de Antonio Ledezma, de Freddy Guevara, de Leopoldo López, de Simonovis, de Forero y de todos los muchachos que fueron asesinados y torturados, ahora se sientan como si nada con una jauría de hombres y mujeres preñados de odios contra un pueblo venezolano que se muere de hambre, por falta de alimentos y que por la escasez de medicinas y por la quiebra de la red de salud se han muerto miles de ciudadanos que solo les duele a sus familiares.
Entonces que conversan? Qué tratarán? Y que van a conversar con un rival que no da tregua y que pone en boca de Jorge Rodríguez, un personaje malévolo que nunca cederá un solo centímetro de terreno a una oposición que odia históricamente porque los culpa por la muerte de su padre. Mientras estén Jorge y Delcy al frente de este sarao llamado “conversaciones” no hay ninguna posibilidad de salvación aunque se sienten sobre la mesa, aunque bailen un joropo y no un merengue. Para nada sirve un diálogo con malandros que irrespetan al pueblo venezolano al violentar el Estado de Derecho cada minuto y convierten a los venezolanos en guiñapos que ni piensan, ni sienten y menos le permiten tener medicinas para su salvación. Aquí se han muerto miles de venezolanos en las puertas de los hospitales, en las medicaturas, en sus casas y en las calles del país porque no tienen la medicina necesaria para subsistir y todavía los enviados de las cúpulas partidistas pretenden negociar no sé qué cosa con tipejos que nunca le darían un poco de agua a su madre para salvarla porque para ellos primero está el proyecto del Eterno.
No se trata de ir a Dominicana o no, se trata de saber con quiénes se sentarán y si no lo saben es con tahúres de la política a quiénes no les ha importado que se mueran los venezolanos y lo peor que se hay producido el éxodo más grande de la historia nacional con miles de hombres y mujeres que han salido por la frontera a radicarse en otras naciones. Perdimos la mitad de la población, perdimos el talento nacional y los mejores exponentes de la medicina, la ingeniería, la informática, la literatura, la química, la física, la biología y de todas las ramas del conocimiento. Se fue medio país, la gente sigue huyendo como si hubiese llegado la hojarasca a destruir toda la República. Entonces que negociamos con quienes le han hecho tanto daño a los venezolanos?. De verdad no entiendo que camino transita una oposición que solo se ocupa de sus ambiciones y de apoderarse del Gobierno para satisfacer sus egos enfermos de poder.
Sigue la pregunta a quién le duele Venezuela cuando 8 o 10 tipos de los partidos políticos se sientan a “guisar” su futuro en tierra del merengue. Razón tiene María Corina y Ledezma de no aceptar tan abominable diálogo que solo contribuirá a legitimar al régimen y a más nada. Solo eso quiere el régimen, pero de remover a Tibisay y a Oblitas nunca lo entregarán porque el secreto de la permanencia en el poder está marcado por la huella de la picardía revolucionaria a quien Jorge Rodríguez montó en la olla del modo siquiátrico para dejar a la revolución reinando para siempre.
La vergüenza sobrepasa la capacidad de respuesta de los venezolanos y nadie acepta que se sienten estos políticos sin credibilidad a ocupar sillas para entregar la dignidad nacional a cuenta de beneficios para esos protagonistas de la nada.


Imperios derruidos
Qué no crean los Rodríguez Avila y los Avila Lárez que volverán al poder para seguir el sarao de la gobernabilidad en Nueva Esparta y en el Municipio Maneiro, pues las críticas a los mismos rostros es parte de la tragedia nacional.
Se acabó el pan de piquito y su Morel David sale electo alcalde de este municipio que se olvide de gobernar con el abuelo y el padre porque esos señores ya cumplieron su ciclo de gobernabilidad y nada tienen que buscar en la modernidad política. Nano Avila está liquidado así lo dicen todas las encuestas de opinión y no lo salvará ni siquiera ese santo que ha tenido en el cielo por largo rato, pues su gestión ha sido nefasta para los desarrollos de ese municipio.
Los imperios se cayeron hace largo rato con Calígula, y el último en Zimbague que se desplomó a pedazos en el propio rostro de los jeques del planeta, pues el hambre se coló por la baranda para quitar del medio esas piedras del camino que no dejaban avanzar el progreso de los pueblos.
No en balde los 20 años de Morel en la Gobernación son rechazados por una sociedad que apuesta a los cambios y no quiere ni a éste personaje eterno y menos al ex Alcalde de Maneiro que con 29 en el poder ha terminado congelado en la mente de los habitantes de este municipio. La gente grita que no los quiere más en el poder, pues deben desaparecer las conchupancias partidistas y las roscas cupulares que representan los negocios políticos y las mafias políticas.
Vienen tiempos nuevos para sustituir a personajes eternos que nada han aportado al desarrollo de estos pueblos, pero si mucho al enriquecimiento patrimonial que mantiene hoy a los políticos alejados de la verdadera esencia de la gobernabilidad. Ya basta de los rostros ajados por el paso del tiempo porque la permanencia en el poder por los siglos de los siglos mantiene a figuras como Marisel Velásquez, Olga de Salazar, Yannelis Patiño, Nano Avila y Morel Rodríguez como candidatos eternos.
La historia no permitirá que vuelvan los mismos rostros al mando y cuando aprendamos a elegir no quedarán huesos de figuras desteñidas que lejos de favorecer los cambios en democracia apuesten a la locura de consumirse en puestos repetidos que marcan la ruta de la destrucción de esos líderes con pies de barro que terminaron enlodando la alternancia en el poder.
Venezuela se respeta y es por eso que esos 18 años en el mando de la revolución ha torpedeado la evolución de unos pueblos que navegan entre la pobreza y la corrupción. Da lástima que las cúpulas de los partidos se enfrasquen en luchas intestinas por conservar el poder y en construir museos de cera que solo muestran la cara rugosa de una democracia prostituida. Por eso la lucha interna dentro de la extinta MUD por conservar espacios de poder, por repartir espacios municipales y sobre todo por apoderarse de las costras de la política nacional. No sé a qué juegan los enemigos de la democracia cuando aplican dictaduras dentro de los partidos para imponer a candidatos que nada tienen que buscar en política, pero que juegan a su perversidad moviendo las piezas para repetir como candidatos de una falsa unidad que solo existe en la menta de idiotas sin rumbo.
En Venezuela está pasando la era de la mafias cupulares porque seguir creyendo en las locuras políticas de Henry Ramos en AD, de Borges en PJ, de Leopoldo López en VP, de las mafias del deteriorado Copei, del ilusionismo del MAS y de la cantidad de zamuros que revolotean en el pantano de la vieja política nacional.
Creo que Venezuela necesita otra ruta, otro plan de vuelo para poder salir de la crisis política que implica seguir con bacalaos montados en los hombros de malvivientes de la política, pues es evidente que para saltar la cuerda de los cambios de gobernabilidad es necesario dejar atrás las huellas del pasado. Por eso la oposición perdió espacios en el mando y se dejó arrebatar por los zombis del chavismo gobernaciones y municipios que sin tener la fuerza política aprovecharon las brechas para colearse con victorias abrumadoras.
Los imperios se cayeron solos y no entrarán a las filas de la historia porque el mismo pueblo los sentenció a desaparecer del escenario político por repetidos y por formar parte de esas mafias cupulares que ahora maneja con tanta solvencia Diosdado Cabello en los antros del proceso. Así como se vinieron abajo los mandatos del caudillo en AD, los gritos de Caldera en Copei, los guabineos de Mujica en el MAS, de Borges en PJ, de Leopoldo López en VP y de enmohecidas figuras que terminaron sepultados en el fango de la política nacional.
Ese capítulo de las cúpulas ya terminó con Morel Rodríguez fuera de los cercos partidistas y de Nano Avila manejando los hilos municipales del poder.


Maneiro se la juega
Se juega Maneiro el Gobierno Municipal porque ir divididos los votos en tres candidaturas es una horrible pesadilla para los aspirantes a alcalde de este importante espacio municipal. No hay que ser un experto en datos estadísticos, ni en encuestas y menos en juegos de clarividencia, pues si partimos de los 14 mil votos que sacó Alfredo Díaz como candidato a Gobernador, entendemos que en estas elecciones de alcaldes la abstención subirá como la espuma hasta un 70%. Esto indica que solo quedarán 10 mil votos para repartir entre los candidatos de la oposición y si no hay alguna fórmula mágica para motivar a los electores cuidado que la abstención llegue al 75%, lo que indica que habrá menos electores en estos comicios.
Eso no lo entienden los tres candidatos que están obligados a medirse internamente y ponerse de acuerdo quien apoyará a cual candidato con alguna fórmula para acercar a los candidatos por alguna vía. No cederá Nano Avila porque ese orgullo de la casta Guerra le impide ser humilde y menos ceder espacios después de haber estado en esos espacios municipales por lo menos 17 años en el mando, sin incluir los dos períodos de diputado nacional y uno de diputado regional lo que suma un aproximado de 29 años en la administración pública municipal y nacional. Este no cederá porque cree que hizo la gran obra de Maneiro y eso es solo parte de su locura interna que aceptamos y le damos vuelta para digerirla de otra manera porque sabemos del congelamiento de una obra de gobierno que nunca llegó a nada porque Maneiro evolucionó por la gestión de sus ciudadanos y empresarios, más no por los efectos de una gerencia esclerosada y marruñeca. Éste personaje no cederá por nada del mundo y le importa un comino que se pierda la Alcaldía de Maneiro.
A Chemito Brito se le puede tocar sobre su responsabilidad con el municipio porque estuvo en la Cámara Municipal 24 años y salió jubilado hace unos años, pero persigue el sueño de ser Alcalde amparado en su experiencia en el Consejo Municipal y por el conocimiento de la gente. No creo se oponga Chemito Brito a tal acercamiento entre candidatos porque si le duele el municipio seguro buscará el consenso cuando solo faltan 19 días para el acto electoral.
A Morel David lo conozco bien y es un buen muchacho, no estoy analizando a sus ancestros que son parte de la aborrecible clase política neoespartana y que solo usaron el poder para satisfacer su egolatría enfermiza. Por eso es fácil diferenciar a éste joven que lleva el Salcedo para salvar la honrilla familiar, pues lo enunciado antes apesta y no le da ninguna garantía de triunfo porque al abuelo ya no le quedan votos por estas tierras maneirenses. El muchacho tiene su opción porque es sangre liviana, simpático y gente buena, pero siempre que se aleje de esos sabios que enterraron la forma de hacer política al condenar a varias generaciones a las aspiraciones del ególatra de siempre. Debe alejarse Morel David quiera o no de sus antepasados que si bien es cierto le dejaron un nombre como herencia no pueden marcar su forma de ver el mundo, pues son atrasados personajes que todavía creen en la autocracia en el poder.
Pero tienen que unirse es su única posibilidad y si no lo hacen se van al mismísimo carajo sin importar la terquedad del “eterno” alcalde, de Chemito y su tiempo de permanencia en el poder y de Morel David y sus sueños de grandeza siempre que sean individuales y no que la mano que mece la cuna se colee para abortarle su futuro.


La bendita abstención
La fórmula para devolver las ganas de votar a los electores venezolanos no la ha descubierto nadie. Todavía recordamos el 50% de las elecciones de gobernadores y eso da mala espina para las elecciones del 10 de diciembre cuando se elegirán los alcaldes de todo el país. La gente se desmoralizó, perdió el rumbo electoral y solo están pendientes de la comida y las medicinas. No entienden los ciudadanos que si no votamos le cedemos los espacios al PSUV y a eso se suma que los votos los maneja Tibisay Lucena de las computadoras del CNE y eso termina de defraudar a la gente porque cuando todas las encuestadoras decían que la oposición ganaba hasta 18 gobernaciones, apenas pudimos conquistar 4 y de vaina.
A esa bendita abstención se le suma la loca idea de tener varios candidatos en cada municipio lo que aleja más la posibilidad que la gente vote, pues es evidente que en los municipios donde más pueden las ambiciones que los deseos del pueblo, no quedan dudas que estamos contra la pared a la hora de elegir alcaldes del lado opositor. No quedan dudas que estamos ante la posibilidad de una hecatombre abstencionista que sería la peor de la historia nacional, pues es evidente que la gente está frustrada por tantas locuras cometidas por una oposición que ha visto destruida las murallas de la unidad y la aparición de los ególatras de la partidocracia tradicional.
No hay dudas que la oposición va contra la corriente en una lucha por el poder embadurnada de ambiciones milenarias y que los chavistas mediante un tejido abstencionista planificado, terminó demoliendo lo poco de unidad que había en el país. Por ningún lado quedó huellas de la tarjeta de la manito que tan buenos resultados dio en el pasado y cuya fortificación fue demolida por un misilazo legal emanado de la Sala Electoral y del CNE• para que se quedara la oposición sin el chivo y el mecate. Por esas razones lograron colearse candidatos que no debían estar en la escena por razones de índole política y a eso debemos sumarle que no se realizaron primarias para eliminar candidatos sin chance por un lado y repetidos por la otra. Eso está ocurriendo y cuando estamos a 20 días del 10 de diciembre no quedan dudas que la oposición llevará la peor parte en un proceso electoral sin parangón en la historia de la abstención en Venezuela.
Esa bendita abstención como muchos la han denominado es una fuerza que arrolla el proceso del 10D y pone en el tapete la misma posibilidad en las elecciones presidenciales del próximo año y que si no se logra esa unidad superior que permita amalgamar la idea de salir de Maduro por la vía electoral, quedaremos condenados a estar prisioneros en el tiempo. No se les vaya a ocurrir a los partidos políticos venir con los mismos candidatos o a utilizar figuras como Juan Pablo Guanipa o Andrés Velásquez como salidas inmediatistas a la crisis porque la gente tampoco cree en esos movimientos telúricos de los partidos políticos que pretenden desde ya abrogarse la candidatura presidencial. Y es que si Juan Pablo Guanipa y Andrés Velásquez dijeron que no se juramentarían ante la ANC, tampoco es válido que ahora vayan a elecciones primarias para elegir al Presidente de la República. De esa forma la bendita abstención matará cualquier posibilidad de esos aspirantes que si no aceptaron las gobernaciones, tampoco tienen la fuerza para ser Presidentes de la República.
Con esa bendita abstención hay que luchar para poder salir de la crisis electoral en que nos sumió la estrategia siquiátrica dirigida por Jorge Rodríguez y cuyo objetivo supremo es desmotivar al elector para que más nunca ejerza el sufragio como la fórmula para cambiar de gobierno. Con todos esos argumentos en contra vamos a unas elecciones municipales que dejarán huellas negras en la historia de las elecciones en Venezuela, pues un 70% ya es demasiado en un sociedad que exige cambios, pero que los actores políticos se niegan a entender lo que les dice el pueblo.
Vamos a ver qué pasa en la villa electoral venezolana en momentos cuando el régimen se legitima a fuerza de elecciones y nos está dejando sin argumentos para realizar los cambios que la sociedad viene reclamando hace mucho tiempo.


Nada fácil
Con una abstención en el orden del 70% no es muy halagadora para la oposición esta contienda electoral del 10D, pues es evidente que los chavistas tienen calculados los tiempos y es a Tibisay a quién le corresponde manipular los números definitivos del acto electoral. A eso se le suma que la gente anda desesperanzada y frustrada porque en una nación destruida por las malas políticas del gobierno el dólar sobrepasó los linderos de los 57 mil bolívares cifra mortal para esta sociedad que se muere a menguas con el super devaluado bolívar. No ha podido la oposición salir del fango de la derrota electoral porque la agenda electoral del gobierno ha sido manejada desde “el modo siquiátrico” por un enfermo mental cuyo objetivo es vengar la muerte del padre.
En esa encrucijada se mueve una oposición que decidió ir a elecciones con los mismos rostros, otro elemento que deja sin opciones a una oposición dividida y marruñeca. Por eso los candidatos de oposición andan moviéndose a grandes zancadas en busca del contacto con la gente para que emitan su voto este 10D. En Marcano a José Ramón Díaz se la pusieron en bandeja de plata porque la candidatura endeble del desconocido Kendry Garterol está alejada de la realidad crepuscular y solo tiene el apoyo del perdedor César González y no de Ibraín Velásquez y “Pantera” Velásquez que vio desaparecer su opción en su propio escenario natural. Cualquiera era mejor candidato que “el desconocido” candidato del PSUV y por eso los juangriegueros le darán la estocada mortal en este proceso, pues los mismos chavistas han manifestado que si ese personaje no pudo gobernar a su paso por la Gobernación, menos lo hará en Marcano.
En Arismendi a Richard Fermín se la pusieron fácil en teoría porque le trajeron al único Tupamaro que existe por estas tierras como candidato a Alcalde, pues es el mismo tipo que ya recibió una pela en las últimas elecciones de diputados en el circuito de Maneiro, Arismendi y Antolín. Nadie lo conoce en estos espacios y me imagino que ni sabrá dónde le queda la Panadería “San Juan Bosco”, ni el Puente Colonial, ni el Castillo Santa Rosa y ni siquiera donde la queda La Sierra o el Gimnasio “Verde Rojas”. Menos conocerá los rasgos humanos de La Asuntinidad, pues Carlos Acosta y Chipi Chipi Figueroa me preguntaron estos días si conocía a Alí Romero y solo le respondí “en su casa lo conocerán”. Ganará la asuntinidad porque la gente de La Asunción y pueblos vecinos no dejarán de votar por Richard Fermín para dar el voto a “un Tupamaro”.
En Mariño se la pusieron en bandeja de plata a José Gregorio Gómez que conoce palmo a palmo la Ciudad Marinera y su gente porque tiene muchos años en estas lides y acompañó a Alfredo Díaz en su trajinar por las barriadas porlamarenses. El oficio político de “Gollo” Gómez le dan el triunfo en Porlamar y eso aunado a la incertidumbre de Milka que todavía sus seguidores no saben si la retiraron o no de la contienda, ese es otro punto a favor de Gollo porque esa era la única que le podía roncar en la cueva por su conocimiento del territorio y de su gente. Pero Milka ha tenido mala suerte con su misma gente y siempre son los gobernadores rojos los que se la dedican para cortarle el camino en su ruta a la Alcaldía de Mariño. Pero como el chavismo cree que todavía tiene el liderazgo suficiente para ganar elecciones pusieron a Francisco González, un dirigente rojo sin ascendencia y cuyos únicos méritos ha sido levantar las manos para aprobar memorias y cuentas mutiladas en el Convento de San Francisco.
No es fácil en el resto de los municipios y se habla de las posibilidades de Daniel Marval en Tubores que si logra manejar la prepotencia y su escasa humildad puede tener opción y Marcos Marcano en Macanao que dicen tendrá la ayuda del herido Miguel Ángel Vásquez. En Maneiro el rechazo al ex Alcalde y las opciones de Chemito que en las últimas elecciones sacó 5 mil votos sin tarjeta contra los 10 mil de la MUD, de Morel David que tiene el aparataje, el dinero y la bulla, pero que se traduzcan en votos es otra cosa. La candidata del chavismo es desconocida y solo apuesta a los 5 mil votos duros del chavismo. Es una lucha entre varios y aquí gana quien logre motivar a los votantes de las urbanizaciones, pues estos 17 años han sido nefastos para un municipio que ha frenado su desarrollo por la falta de políticas efectivas. En Gómez, Antolín, Díaz y Villalba no hay muchas motivaciones y la gente está congelada y pegada a la ubre roja por lo que cualquier esfuerzo es cuesta arriba a pesar de los pésimos gobiernos rojos.


Una Unidad Superior
Ha muerto la MUD. Se acabó la Unidad por los errores de los protagonistas de las cúpulas partidistas que movieron muy mal las piezas del ajedrez estratégico. Por eso se perdió la ruta de los triunfos y condenaron a la oposición a una cadena de derrotas que forman parte de la historia negra de la política nacional. Ahora cuando se perdieron las elecciones de gobernadores y las de alcaldes están en el filo de la navaja solo entregarse a las manos de Dios para salir con bien de un escenario de la desesperanza, la decepción y la abstención.
Pero quedó claro que la MUD murió y se partió en tres mitades integradas por el grupo élite que integran Capriles, María Corina y Leopoldo, los social demócratas integrados por Ramos Allup, Henry Falcón, Manuel Rosales y un tercer grupo formado por Baduel, Ledezma, Leocenis García y el otro grupo está formado por quienes no creen en nadie y apuestan al nacimiento de una Venezuela diferente alejada de los que perdieron su tiempo debatiendo con el chavismo sobre un diálogo imaginario que no existe.
Esa Unidad Superior requiere de acuerdos porque ningún grupo sobrevive sin el otro y tendrán que desaparecer de la escena los mismos tipos que toda la vida han estado en el juego político ocupando los espacios como privilegiados del poder. En Caracas las cúpulas fracasaron al permanecer toda la vida tomando las decisiones por la gente de las regiones y con sus lugartenientes en la provincia llevándose todos los trofeos electorales. Ese ejercicio lo podemos realizar viendo con un prisma los protagonistas de la vida política nacional y de las provincias y los resultados son los mismos rostros con las mismas máscaras y los mismos maquillajes.
Pareciera que Ciudad Gótica se vino a Caracas a ocupar los espacios de los venezolanos sin tomar en cuenta el derecho de los venezolanos a elegir porque hace buen rato le quitaron a los venezolanos la posibilidad de elegir. Los partidos se tomaron el juego para si hace muchos años y no quieren entregar las máscaras de los mismos bichos que son parte de la mitología política nacional y regional. De esa forma los diputados son los mismos, los gobernadores y alcaldes los mismos, los presidentes los mismos y los concejales las mismas caras. Más nadie existe en este país para ocupar cargos públicos porque la gente buena se alejó de un escenario que consideran asqueante por las jugadas sucias el manejo de los hilos de la partidocracia y la picardía como elemento fundamental para ganar las candidaturas a reina de carnaval inclusive.
Por esas razones el país debe cambiar su forma de elegir porque no basta con votar, ya que eso no es suficiente para formar la Unidad Superior que aglutine al país, pues el PSUV el partido de gobierno son los mismos personajes los que ocupan los puestos de comando en una especie de enroque que partidizó la organización roja hasta convertirla en una cúpula que pone en los espacios de elección popular lo que decidan los otros protagonistas con batolas rojas.
Esa sociedad de independientes que han visto de cerca la actuación de los dos bandos polarizados ve con estupor las negociaciones, los diálogos y revisa las opiniones de los llamados candidatos de la renovación política que solo buscan el poder para desarrollar proyectos individuales, donde Venezuela no ocupa los espacios que quiere el pueblo. Pretender usando el sustantivo “Pueblo” como instrumento de la mentira es solo una especie de pantalla de la farsa que solo termina enterrando a una sociedad agobiada por los engaños de los actores políticos.
Venezuela reclama una Unidad Superior que esté integrada por ciudadanos alejados de esa partidocracia enfermiza donde las traiciones, los golpes en la oscuridad y los negocios donde entregan a cualquier dirigente político o líder de comunidades por un espacio para los compañeritos de partido. Pero he visto con estos ojos como se traicionan como se dan portazos en las narices y como entierran la lealtad por cuatro bolívares en un país donde lo que menos vale es la patria.


¿A quién le duele Venezuela?
Al parecer Venezuela no le duele a nadie porque mientras el pueblo se muere a menguas en los hospitales por falta de medicamentos y atención médica, por la crisis hospitalaria y por la quiebra de las empresas del ramo farmacéutico nacional. Nada hace el gobierno por evitar la muerte de miles de almas que dejan su vida a temprana edad por la terca idea del Gobierno Nacional de evitar la entrada de medicamentos por la vía de un canal humanitario. Y es que muchos organismos internacionales, otros países, la ONU, la OEA y laboratorios del mundo se han puesto a la orden del Gobierno Nacional para resolver esta calamitoso problema humanitario y el gobierno prefiere un holocausto a ceder en su orgullo revolucionario.
No le duele el pueblo al Gobierno Nacional porque los CDI no tienen ni curitas,ni alcohol y menos gasas, razón por la cual de aquel proyecto cubano que le ponía los ambulatorios en las barriadas a la gente ya no queda sino edificaciones molidas por el paso del tiempo, vallas desgastadas por el paso de la corrosión y recuerdos de un pasado glorioso de actos de graduación de bachilleres médicos que en nada contribuyeron a la salud nacional, sino a incrementar los presupuestos asignados a un monstruo de mil cabezas que no termina de dar atención a eso que ellos llaman pueblo.
De aquellos actos pomposos realizados por “el eterno” solo quedan recuerdos grabados y primeras páginas sensacionalistas que dejaron al país sumergido en una estela de mentiras que nada le aporta a la salud nacional. No entiendo como caímos al nivel de Viafra y el Congo Belga porque con tantas riquezas minerales en el subsuelo nacional este gobierno deja morir a la gente por falta de medicamentos. Ese es un crimen que deben pagar estos desalmados que llegaron al país a condenar a los venezolanos a la muerte lenta. No va a decir Nicolás Maduro que no conoce de las calamidades de salud en una nación donde las farmacias no tienen ni leche magnesia y donde los hipertensivos son para un pueblo que se muere de hambre su principal sostén.
A Venezuela le han hecho el mayor daño las mentiras de un gobierno terco que solo ve acontecimientos políticos y ventajismo electoral, pero en lo relativo a la salud del pueblo solo utilizan la moringa a las brujerías de los paleros cubanos. No es posible que productos necesarios para la salud del pueblo no estén en la cesta básica médica y esos fármacos que en otras naciones como Colombia, Ecuador, Perú, Panamá, Brasil, Argentina, Bolivia, Costa Rica, Chile y El Salvador son parte de sus farmacias, aquí no se consiguen de ninguna manera. Por eso se ve obligado el venezolano a emigrar para salvar su salud, a buscar por las fronteras medicamentos que cuestan fortunas y por otra parte la empresa farmacéutica ha cerrado sus puertas ante el excesivo aumento del dólar.
No tiene escapatoria el pueblo venezolano ante la calamidad de la escasez de los medicamentos y solo le queda a muchos entregarse a las manos de Dios para salvar su permanencia en la tierra. Esa es nuestra realidad en el escenario de un país que perdió su compostura ante la muerte como emblema de una nación atrapada en la barbarie personificada por estos asesinos silenciosos que apuestan a la muerte de todo un pueblo. Pero algún día pagarán estos bandidos que violaron la Constitución Nacional para entregar a los brazos de la muerte a miles de venezolanos que ven con dolor como sus familiares se mueren a menguas ante el paso arrasador de la muerte.
Las estadísticas de los muertos por la escasez de medicamentos no aparecen registradas en alguna parte y eso no lo valoran los constituyentistas que solo están pendientes de trofeos de guerra y de satisfacer ambiciones milenarias de dinero y poder. A lo mejor me equivoco, pero alguien debe elevar su voz para que estos travestis de la política terminen entendiendo que el pueblo no es un concepto fatuo, un sustantivo vacío y un pretexto que solo emite votos para elevar al poder a bandidos sin alma.
Dios quiera podamos tener tiempo de ayudar al pueblo a cabalgar sobre las ancas de un corcel de colores que vendrá a liberar la América, pues es evidente que este gobierno no saldrá más nunca por la vía del voto popular sino por la avalancha de venezolanos que se soltarán las amarras para terminar pasándole por encima a los verdugos que con las leyes en las manos nunca legislaron para el pueblo.
Venezuela no le duele a sus políticos, la patria no le duele a esa cantidad de abejorros que juran en público querer al pueblo, tampoco a los que ondean banderas rojas en señal de triunfo y por supuesto menos a los diputados nacionales que desde la AN y la ANC ni un granito de arena aportaron a la consolidación de una propuesta comunista sin sentido.


Elecciones confusas
Las elecciones municipales están en la picota por la negativa de partidos principales como PJ, VP y VENTE en un proceso que ya se probó amañado por el CNE ilegal que decide quién gana y quién no. A eso hay que agregarle la desesperanza de la gente porque le roban su voto en sus propios cachetes y los resultados de las elecciones de gobernadores que mal pusieron de nuevo al CNE. Con esa mafia presidiendo el CNE se vuelve a tocar el tema de la AN que fue electa en el 2015 por más de 10 millones de venezolanos y no tuvieron fuerzas ni siquiera para sacar de cuajo a las comadres Lucena y Oblitas de su madriguera electoral. Con esa carga encima de fraudes, desengaños y trampas electorales el Gobierno Nacional y sus aliados empujaron hacia la abstención como arma de combate para ganar las elecciones y si a eso agregamos la regaladera de dinero, la entrega de bolsas de comida, de artefactos eléctricos, viviendas, créditos, pensiones y cargos a granel, más la presión a su militancia, entendemos porque los chavistas ganaron las 19 gobernaciones. A eso hay que agregar que hay un misterio en el manejo de los votos con ciudadanos migrados, con cambios de centros electorales a última hora y con un fraude electrónico que solo los altos funcionarios del gobierno con realidad es complejo analizar la situación política de la región porque la gente está en un limbo electoral, pues no creen en las condiciones electorales del país. En este momento cobra más fuerzas la tesis de los ciudadanos que no le perdonan a los diputados de la AN que no dieron la pelea por cambiar el CNE tramposo. A lo mejor los diputados hicieron fuerzas en el silencio de la AN, pero nunca se supo en la calle que desde el Palacio Legislativo se moviera un dedo para impulsar el cambio del CNE. Al parecer el gobierno movió sus piezas para mantener firmes a las comadres al frente de la institución electoral y lo logró en el tiempo que siguiera la trampa viva en esta nación.
No quedan dudas que estamos atrapados en la burbuja roja donde todo se decide en las urnas electorales y salvo excepciones como los 5 gobernadores que le ganaron al chavismo en Táchira, Zulia, Mérida, Anzoátegui y Nueva Esparta, al resto no le alcanzaron las fuerzas para salir de triunfadores en gran parte del país. No pudieron haberse equivocado todos los estudios especializados que señalaban que la oposición ganaba entre 14 y 18 elecciones, pero solo se consiguieron 5 gobernaciones que salvaron la honrilla a la oposición venezolana.
Por eso las elecciones municipales tienen la espada de Damocles sobre su cabeza en momentos cuando los candidatos no encuentran argumentos como convencer a la gente en las alcaldías del país. No se sabe que tácticas usará la oposición para convencer a la gente que salga a votar, pero más allá de preservar los espacios democráticos estos tipos diseñaron un clima de terror que será cuesta arriba para la oposición venezolana a la hora del voto. A eso hay que agregarle que la tesis de los consensos producen heridas más profundas de las existentes y ayuda al oficialismo a ganar espacios en el campo de la abstención.
Es cuesta arriba la lucha política contra un régimen mafioso que preparó sus argumentos del abstencionismo clásico para ganarle terreno a una oposición que se debate entre la MUD y la anti MUD, pues esa organización después que el CNE eliminó la tarjeta de la manito mató de plano cualquier intento de la unidad. Eso lo logró el Gobierno Nacional al ordenar la validación de los partidos políticos para dispersar los esfuerzos y poner a los partidos a caerse a piñas en una pelea de ambiciones sin límites.
A eso hay que agregarle que PJ, VP y VENTE se negaron a participar en los comicios municipales para ejercer presión sobre el CNE y generar una matriz comunicacional en los organismos internacionales. De esa forma los cambios de tarjetas, las alianzas mochas, los cuadres tras bastidores y por supuesto el degenerado mundo de las negociaciones por consensos forjados que en nada ayudan a la motivación al voto. No será fácil ver a Richard Fermín de PJ con la tarjeta de Opina, ni a Juan Bautista Mata con una tarjeta desconocida y tantos otros reacomodos que solo sirven para alimentar egos y dar solución a las debilidades de candidaturas que con sus tarjetas lucían sólidas.
Con ese panorama van las elecciones municipales contra viento y marea porque quién no se inscriba entre el 29 de octubre y el 1º de noviembre no va pal baile. Eso indica que el oficialismo tiene el control completo del acto electoral y por tanto Dios consiga confesados a los candidatos de las organizaciones políticas que se enfrentan a un pelotón de fusilamiento con anuncios de masacre colectiva.
Así están las cosas en una sociedad electoral podrida que solo sirve para mostrar ante el mundo una colcha de retazos de un modelo electoral corrompido y tramposo, pero con una máscara de legalidad que no se lo cree ni el mismo Maduro. Esa es la idea y por eso Borges, Leopoldo López y María Corina Machado se salieron del ruedo electoral para tratar de ganar espacios ante una sociedad democrática que se muere a menguas en las aguas putrefactas de un régimen tramposo que ha convertido el tablero electoral en un circo de gitanos donde las minas están bajo tierra y que el ojos humano no puede detectar.
Eso es lo que hay en un escenario ficticio manejado con los tentáculos de Miraflores para mostrar al mundo a la oposición venezolana destruida y sin oportunidades de triunfo ante el poder de las mafias del juego electrónico-electoral.


No es fácil
El anuncio de las elecciones municipales para el 10 de diciembre pone en el tapete las diferencias en la oposición venezolana y obliga a los partidos de la MUD a ponerse de acuerdo. Ese es un reto que tienen las nuevas autoridades de la desvencijada MUD de jugar a la conjugación de esfuerzos, a la unidad nacional y a elegir un candidato para cada municipio que aglutine todas las fuerzas. Esa no es una tarea fácil sobre todo si partimos de la premisa que la directiva de la MUD Nacional y Regional fue la peor plasta histórica desde los tiempos de la Coordinadora Democrática. Aquí no se respeta a nadie y el pez grande se come al pequeño en una señal inequívoca que no hay dirección política. Se pretendió poner al frente a liderazgos jóvenes y terminaron poniendo una torta de gran tamaño. Todas las estrategias fueron malas y las decisiones en nada influyeron para tomar las decisiones políticas. Todo un desastre que se pagó en las elecciones de gobernadores y donde cada partido aró para su conuco, lo que trajo como resultados la pérdida de 19 gobernaciones y un clima de desesperanza que alejó al elector de las urnas.
En Nueva Esparta la vaina está complicada porque en cada municipio hay candidatos múltiples y salvo Mariño que es territorio garantizado por Alfredo Díaz, Marcano que es parcela de José Ramón Díaz y Arismendi que tiene a Richard Fermín y en la tercera a Carlos Galea esperando un fly para hacer pisa y corre para anotar, pues si PJ no participa en el proceso tendrá Richard que emigrar a otro partido con tarjeta. Es compleja la situación para el Alcalde porque Julio Borges, el mismo que sacó a Guanipa del juego gubernamental en el Zulia, empuja para no ir a elecciones si no se cambian las autoridades del CNE. Tanto tiempo para luchar por un CNE nuevo y se le fue el roling entre las piernas a Henry Ramos y Julio Borges. El resto de los municipios con complicaciones porque en Maneiro hay muchos candidatos y eso es peligroso en un municipio donde gana la unidad fácil, pero por eso hay aspirantes de sobra. Aquí suena de nuevo Darvelis Lárez de UNT, Oswaldo Martínez de AD y no se habla de Giussepe Di Fabi, Samer Shtayeck y Pedro Bravo quedan fuera de competencia porque sus partidos no van al ruedo electoral porque VP y PJ se niegan a participar las elecciones con el mismo CNE. Se asoma el nombre de Morel Rodríguez Salcedo, pero sin experiencia política y solo con el apoyo de Freddy Rojas de UNT no hay mucha opción para una candidatura que con el MRA vivo y redivivo en varias oportunidades no tiene tolda para competir en este tipo de lides porque es solo una tarjeta de contraticos y diligencias personales. Por otro lado Chemito Brito con el apoyo de AP trabaja por debajo del agua buscando los votos en el municipio que conoce como la palma de sus manos y que según él, tiene los votos suficientes para coronarse en el municipio ideal. Si tomamos en cuenta que la torta ahora no se picará porque UNT tiempo terminó de 5º en las elecciones de gobernadores y abre el compás de las aspiraciones y pone a VP y PJ a deshojar las margaritas si participan o no, pues es evidente que si no están de acuerdo con la ANC no tienen derecho a participar en este proceso.
En Antolín del Campo las figuras de Oscar Pino candidato de AD y María Elena Fernández de PJ, pero en vista que los justicieros no participarán en las elecciones obliga a la periodista a buscar otro rumbo político para poder aspirar a las elecciones internas. Debe ser un candidato y no dos porque no tienen chance divididos. En Díaz queda el espacio libre para un independiente que salga al ruedo para quitarle el báculo de mando a Marisel Velásquez ya prehistórica en ese municipio con 14 años en el mando y sin progreso en el desarrollo de un municipio en ruinas. La idea es que Cheche Boadas o Martín Velásquez salgan como los outsider porque el candidato de VP no participará porque su partido decidió no ir a la batalla electoral.
En Tubores debe aparecer un candidato para ganarle a la ya cansada Ventura de Rodríguez que no ha podido con el municipio y la ruina es el color más destacado de ese cuadro de la miseria colectiva. Tendrá que salir Iraima Vásquez o Chucho Vásquez a luchar para construir el candidato de la oposición en ese municipio abandonado. En Macanao se complica la situación porque solo Marcos Marcano garantiza un rival de postín para enfrentar al eterno y repetido Miguel Ángel Vásquez de cuya gestión no quedó nada por esos lares. En Villalba a Freddy Serrano se le olvidó que es el alcalde de Villalba y si José María Fermín logra unir las fuerzas que acompañaron a Alfredo Díaz Gobernador, no hay dudas que será coronado como el Alcalde porque Freddy solo roncó para no terminar haciendo nada en ese municipio abandonado a su suerte.
En García la candidatura de Pedro Marcano cobra fuerzas porque se desvanece la candidatura de Juan Bautista Mata al decretar VP que no iría al proceso electoral y eso es matador para la causa naranja. Ahí se asoma la candidatura de José Luís Isase, Presidente del Sindicato de Transporte y figura aguerrida que como candidato del MAS y de los independientes le pueden ganar a Cruz Lairet, un alcalde que no pasa la prueba del desarrollo gerencial en un municipio en ruinas.
En Gómez ya Yannelis está cansada de gobernar el municipio y nada importante ha logrado para su comunidad, por eso Gómez busca la renovación y tendrán los Rodríguez, que plegarse a las candidaturas de Catalino Córdova o de Rockford Gómez para tener abanderado de ese municipio. A Rockford se le enreda el papagayo porque PJ decidió no ir a elecciones y eso es mortal para un candidato con fuerza y juventud para la lucha política. La suerte de ese municipio dependerá del desprendimiento de los candidatos y de su entrega para ir unidos a la lucha política.
Difícil la papeleta de las municipales y será cosa de tiempo para que los partidos de la Unidad hagan sus primarias y elijan a una figura única que aglutine las fuerza de la oposición. De lo contrario tendrán que recoger los vidrios rotos en los comicios de diciembre.


Tiempos de retos
Cuando Alfredo Díaz aceptó el reto de juramentarse ante la ANC ilegal lo hizo con la conciencia clara que lo hacía por Nueva Esparta, por su gente y por salvar a su pueblo de la miseria y el hambre que en estos tiempos arrincona a los habitantes de su pueblo. No creo haya sido por rellenar egos, ni por sueños de grandeza, pues tomar el timón de mando en tiempos de Maduro es de héroes con pasos de gigante. Me imagino que fueron largas noches de cavilaciones, de insomnios y de saltos acrobáticos para decidir qué hacer en una coyuntura tan compleja que lo ponían en el filo de la navaja con el riesgo de la expulsión de AD, con el peligro de la inhabilitación por parte de la ANC y sobre todo con el más riesgoso de enfrentar a una sociedad de radicales que lo condenarían con la ofensa, e No l desprecio y el odio por haberse juramentado ante la ANC.
Esos riesgos los asumió Alfredo Díaz y los otros tres gobernadores de AD que decidieron dar el salto y se comieron las uñas para entender que escuchar el discurso de Delcy Rodríguez no podía ser fácil para ningún mortal. No hizo lo mismo Juan Pablo Guanipa que luego de realizar sus asambleas con los zulianos prefirió dar un paso atrás para continuar solicitando al Consejo Legislativo del Zulia su derecho a la juramentación por haber ganado la gobernación en lo electoral. Atrás se quedaron los sueños de los zulianos y Juan Pablo tomó otra ruta distinta a la de los 4 gobernadores adecos que desoyeron las líneas de AD y prefirieron cumplirle a sus pueblos. Dos posiciones disímiles que hay que revisarlas sin ambages, sin pasiones y con la mente alejada de emociones, radicalismos y odios enfermizos.
Fueron dos largos días de ataques contra los 4 gobernadores adecos y de aplausos a Juan Pablo Guanipa porque decidió no acudir ante la ilegal ANC. Aquí cabe la pregunta quién lo hizo mejor? Y damos la respuesta apegados a las leyes del tiempo porque será ese Señor de Barbas el que diga cuál fue la mejor decisión. No quedan dudas que estamos frente a una visión de país de la nueva Venezuela, la misma que hizo a Capriles lanzar sapos y culebras contra Henry Ramos para adelantar la campaña presidencial y que a Henry Falcón que fue castigado por VP y PJ en los comicios de Lara le correspondió calificar de “infantiladas”. En ese mar de dificultades no era fácil tomar una decisión de respirar muy hondo e irse a Caracas a asumir el compromiso de enfrentar a la ANC. No era nada fácil enfrentar a la opinión pública, pero la sabiduría popular le permitió a Alfredo Díaz aguantar el chaparrón de insultos, descalificaciones e improperios contra su persona para remar hasta la Gobernación de Nueva Esparta.
Nunca fue fácil enfrentar a la opinión pública y ahora no podía ser la excepción, pues los tecladistas radicales sacaron sus peores verbos para degradar a quien tenía las ganas de enfrentar retos para ayudar a su gente. Será que alguien de los que atacó al hoy Gobernador llegó a ver en sus imágenes la pobreza crítica de miles de margariteños y cochenses que solo comen sardina cada día? No lo creo porque de lo contrario no hubiesen sido tan duros con quien hoy lleva las riendas de la Gobernación de Nueva Esparta.
Ahora el reto lo tiene Alfredo Díaz de salir adelante, de enfrentar los cercos electrificados, de saltar obstáculos y de realizar una gestión interesante que le permita a los neoespartanos evaluar con sindéresis esa decisión tan criticada por los radicales del teclado. Esa respuesta la tiene el tiempo porque la decisión de juramentarse ante la ANC todavía retumba en los rincones de Venezuela con fotos incluidas que pusieron a los 4 gobernadores ante el pelotón de fusilamiento y elevaron a Juan Pablo Guanipa a un pedestal que hasta muchos le asigna posibilidades presidenciales. Uno se llevó los aplausos y los otros 4 las pitas y los insultos, pero será el tiempo quien dará la razón a uno u otro bando, pues es mentira que la repercusión internacional de ese juramento le lavaría la cara a la ANC porque en todas partes del planeta conocen el juego del chavismo nacional.
Aquí se puso a prueba el coraje y la voluntad de los gobernadores electos por el pueblo y cada uno de ellos asumió su compromiso porque el que gana en política debe cobrar y eso fue lo que hicieron los representantes de las 4 gobernaciones. A lo mejor la decisión de Guanipa fue la mejor, no lo dudo, pero no son los aplausos lo que lo determinan sino el tiempo cuando se evalúen las gestiones de los gobernadores y la reacción del Zulia cuando vengan los otros procesos electorales.
Esa situación soltó los demonios de los aspirantes a la Presidencia de la República y fue Capriles el que llevó la voz cantante en los ataques contra los gobernadores y contra su rival Henry Ramos, pero le salió Henry Falcón del otro lado para decirle que fue “una infantilada” decir que no se sentaría más nunca en una mesa de negociaciones con AD y Henry Ramos, craso error porque sin AD Capriles más nunca será Presidente. Se equivocó Capriles y soltó los demonios del odio para contradecir su filosofía de la unidad y la paz, pues Falcón le dijo “No quiero imaginarme a Capriles como Presidente de la República”.