a

Paciente oncológico: “Me rehúso a ver a mi país con cáncer”

La Comisión Delegada de la Asamblea Nacional debatió este martes el agravamiento de la emergencia humanitaria compleja y la necesidad urgente de que ingrese la ayuda humanitaria al país, debido a los más de siete millones de venezolanos que se encuentran en situación de vulnerabilidad.

En la plenaria, celebrada en el edificio José María Vargas, sede administrativa del Legislativo, los parlamentarios reiteraron que la crítica situación del sistema de salud, de los servicios públicos y la crisis migratoria que afecta a la región es responsabilidad de las malas políticas y la corrupción del régimen de Nicolás Maduro.

«No se trata de una emergencia producida por un desastre natural, sino por la negligencia y la corrupción de un régimen que durante 20 años ha intentado someternos a un modelo económico fracasado que nos sumergió en esta pesadilla», manifestó Stalin González, segundo vicepresidente del Parlamento.

Recordó que en la instancia legislativa han elaborado informes en los que se evidencia «la ineficiencia e ineptitud» de la cúpula gobernante que «se ha robado los fondos del Estado», que iban dirigidos a la generación eléctrica, la prestación de servicios públicos, la construcción de nuevas obras mediante la empresa brasileña Odebrecht y el sistema de salud.

«En Caracas el único hospital que se ha construido en 20 años fue el Cardiológico Infantil, tenemos una red de salud que tiene cerca de 50 años”, enfatizó González.

«Siento que Venezuela también tiene cáncer»

La Comisión Delegada, integrada por los presidentes y vicepresidentes de las comisiones permanentes de la AN, otorgó el derecho de palabra a pacientes oncológicos y a pacientes renales, quienes solicitaron la intermediación de los organismos internacionales para que se abra un canal humanitario para la nación.

Mildred Varela, paciente de cáncer de mama desde 2014, afirmó que las mujeres venezolanas luchan contra esta enfermedad y para conseguir medicamentos en territorio nacional, además, deben ser sometidas a la mastectomía total para poder salvar sus vidas.

Fuente: Prensa Presidencial

Denunció que los médicos se han visto en la necesidad de suprimir el tratamiento de quimioterapia a fin de realizar directamente la cirugía en la que eliminan la mama de las pacientes, para después pasarlas a remisión. Con este procedimiento se saltan las radioterapias, debido a la falta de sitios en donde se las pueden hacer.

Dada esta crítica situación, continuó, muchas mujeres se han visto obligadas a viajar a Colombia por carretera, con el seno supurando, para buscar los medicamentos que requieren, con el objeto de seguir sus tratamientos.

«Siento que Venezuela también tiene cáncer, yo lo viví en carne propia y me rehúso a ver a mi país con cáncer. No podemos resignarnos a esto, merecemos tener derecho a la vida», afirmó Varela con la voz entrecortada.

Anaís Alvarado, paciente renal desde 2016, afirmó que los pacientes de esta patología no reciben los tratamientos completos por la falta de material e insumos médicos; por tanto, su calidad de vida se ha visto deteriorada.

«No tenemos solución, somos más de 5.000 pacientes de diálisis y que necesitamos transparentes. Necesitamos que ingrese la ayuda humanitaria», expresó Alvarado, al tiempo que insistió en la urgencia de una cooperación internacional, para que esta asistencia llegue a quienes lo necesitan.

Fuente: Cortesía

José Trujillo, vicepresidente de la Comisión de Desarrollo Social, instó al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, António Guterres, a tomar medidas desde el organismo multilateral para apaciguar la situación que sufren los venezolanos, la cual salió reflejada en el informe de la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

«Ya hay demasiados elementos para ayudarnos. Han muerto 1.500 pacientes por falta de medicamentos, a veces consiguen el antibiótico, pero no actúa porque los pacientes están desnutridos. Vamos camino a un holocausto. ¿Qué más podemos esperar? Es hora de que se pongan los pantalones y den respuestas», subrayó.

El también médico denunció que en la comisión atendió a un adulto mayor que fue expulsado del geriátrico en el que residía por negarse a firmar en contra de Donald Trump, como solicitó Maduro. «Lo sacaron y tiraron a la calle», dijo.

A su juicio, estas acciones forman parte de una turbulencia social del oficialismo con la finalidad de subyugar a la población, para que se ocupe de sus problemas individuales.

«El régimen se niega a aceptar la ayuda humanitaria para tener subyugado al pueblo por la vía del chantaje político. Los médicos emigran porque no pueden trabajar. El sistema de trasplante de riñón en Chile es excelente porque todo el equipo médico de trasplante del hospital Pérez Carreño se fue a hacer su trabajo allá», enfatizó.

«Enfermarse en Venezuela es hoy una sentencia de muerte», aseguró el presidente encargado Juan Guaidó durante su intervención, para finalizar un debate que duró cerca de dos horas.

Pese a mencionar que la ONU tiene un plan para atender a 2 millones 309 mil venezolanos, el mandatario interino afirmó que es insuficiente ante los siete millones de ciudadanos que padecen la emergencia compleja.

Fuente: Cortesía

Por tal razón, destacó que el Parlamento insistirá en el ingreso de la ayuda humanitaria y la apertura de un canal humanitario, que se mantenga por alrededor de ocho meses.

“La labor que tenemos es salvar vidas, atender la emergencia, poner fin a la tragedia. Es desesperante saber que podemos salvar vidas, y unos ladrones, dictadores, son los que ponen bloqueo a este elemento”, aseguró.

La tragedia no puede ser lo cotidiano

Nora Bracho, presidente de la Comisión de Administración y Servicios, considera que la tragedia que padecen los connacionales a causa de «la plaga roja» no puede ser lo cotidiano en el país. Por esta razón, afirmó, el Legislativo continuará trabajando para «salir del régimen y su política nefasta».

«Se ha depauperado la calidad de vida de los venezolanos por la corrupción, la incapacidad y la falta de mantenimiento preventivo y correctivo. No debe ser algo natural que los venezolanos no tengamos agua en nuestros hogares, ni gas, ni electricidad, esto no puede convertirse en un modo de vida», expresó.

En este punto, se le otorgó el derecho de palabra a Ricardo Sansone, de Familia Metro, quien solicitó la intervención técnica del Metro de Caracas ante las paupérrimas condiciones operativas, de seguridad y servicio de este sistema de transporte masivo.

De esta manera, explicó, se pueden implementar medidas de recuperación para evitar que el transporte subterráneo «continúe en condiciones degradantes, denigrantes y peligrosas para los usuarios», y se presenten situaciones como el descarrilamiento de trenes y cortocircuitos en el sistema.

Crisis migratoria

Ángel Medina, miembro del Parlatino, señaló que la crisis migratoria de los venezolanos que se da en la región de personas en condiciones de vulnerabilidad, sin documentos, dinero, educación y salud óptima es un reflejo de la emergencia humanitaria e «inhumanidad de quienes hoy usurpan el poder».

«En su bajeza política piensan que un ciudadano que emigre es un voto menos en su contra. No han entendido que esta crisis es un hecho inédito, que jamás se ha visto un desplazamiento como este», mencionó.

Destacó que los países de la región han hecho un esfuerzo por atender a los venezolanos que han huido del país, destinando recursos para atenderlos y modificando sus leyes para otorgarles estatus legales de protección, como la implementación de permisos y visas.

Fuente: Cortesía

Guaidó afirmó que el régimen tiene a miles de venezolanos en Rumichaca, la frontera de Colombia con Ecuador, exigiendo que los dejen ingresar a territorio ecuatoriano. «La crisis no es nacional, es regional y mundial, es la crisis migratoria más grave en este momento y va a empeorar mientras Maduro siga usurpando funciones”, dijo.

El presidente pidió a los venezolanos que deciden salir del país cumplir con los requisitos de cada nación para que puedan optar por la protección que estos gobiernos brindan.

«Se están haciendo los trámites para tratar de atender a los que están en una especie de limbo fronterizo en la frontera de Ecuador”, agregó.

Agradeció, además, a Ecuador, Perú, Chile y Argentina por la recepción de los miles de venezolanos; no obstante, señaló que la exigencia de visas no es la solución a la crisis migratoria: “La gran solución es poner fin a la dictadura de Venezuela”.

Difunde está información
Share With:
Rate This Article
Author

admin@demo.lahora.com

No Comments

Leave A Comment