a

Mal funcionamiento del oído interno produce mareos y vértigo

Los síntomas no son iguales para todas las personas

El paciente puede presentar disminución de la audición, sudoración, taquicardia, nauseas y vómitos recurrentes
El vértigo es un tipo de mareo que produce una sensación de movimiento que no corresponde con la realidad. La persona afectada siente que ella misma, su entorno o ambos, experimentan un desplazamiento rotatorio de todo el cuerpo y se acompaña regularmente de náuseas, pérdida de la estabilidad y sensación de desmayo inmediato.
La otorrinolaringóloga Elizabeth Garrido, manifestó que existen dos tipos de vértigos: los centrales y periféricos. Los primeros, se producen en el sistema nervioso central y están vinculados con infartos, hemorragias cerebrales, enfermedades degenerativas, desmielinizantes y tumores. En cambio, los segundos son más frecuentes y devienen de la afección del laberinto, nervio vestibular y su irrigación sanguínea.
La causa de este trastorno, puede ser resultado de variaciones en el oído interno, en la conexión nerviosa del órgano sensorial al cerebro o en el propio cerebro. Otros factores que pueden propiciar la aparición de este mal pueden ser mareos, infecciones, la enfermedad del Menière, regulación anormal en la presión arterial y trastornos neurológicos.
Además de la falsa percepción de movimiento, el paciente con esta patología, puede presentar hipoacusia (diminución de la audición por uno o ambos oídos), escuchar sonidos que se originen dentro de ese órgano, mejor conocidos como acufenos o tinnitus, además de sentir sudoración, taquicardia, nauseas e incluso presentar vómitos repentinamente.
Garrido señaló que los síntomas no son iguales en todas las personas, incluso la intensidad de los mismos pueden variar. Además enfatizó que el vértigo puede ser parte de las señales en pacientes con tumores de los nervios y centros nerviosos que regulan el equilibrio y consecuencia de enfermedades fuera del oído como la anemia, diabetes y trastornos de la glándula tiroides.
“Cuando es muy severo, se pueden relajar los esfínteres y presentar micción y evacuación sin que el paciente pueda evitarlo. Lo menos frecuente es que la persona llegue a caerse” agregó.
Existen medicinas que pueden tratar los vértigos, laboratorios Calox, cuenta con Viajesán, un fármaco cuyo principio activo es el Dimenhidrinato, esta medicina está indicada para manejar los diferentes tipos de mareos, además de disminuir la sensación de movimiento y las sintomatologías que la acompañan, ayudando a la persona afectada a mejorar su calidad de vida.
Este medicamento, actúa bloqueando los receptores H1 de la histamina, lo que impide la difusión de los impulsos que provocan las náuseas a nivel de los núcleos vestibulares del oído interno. Conjuntamente interfiere con la combinación de esos estímulos, en el foco del espacio solitario situado en el bulbo raquídeo.
Esta empresa pionera en la elaboración y comercialización de medicinas genéricas de alta calidad, se ha mantenido a lo largo de más de 80 años en el mercado, comprometidos con la salud de sus habitantes, donde su principal meta es seguir creciendo y ser solidarios con el país.

Difunde está información
Share With:
Rate This Article

maritzan47@gmail.com

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.