a

“No hemos visto la voluntad política para resolver los problemas de agua y luz”

Gobernador Alfredo Díaz

** El mandatario estadal reiteró su disposición al Gobierno nacional, a Corpoelec e Hidrocaribe para buscar una solución conjunta a la crisis de los servicios públicos

A dos días de haber emitido un decreto de emergencia debido a la deficiencia de los servicios públicos en la isla de Coche, población que lleva siete días sin electricidad y mucho más tiempo sin agua potable, el gobernador Alfredo Díaz manifestó su preocupación ante el hecho de que los entes responsables todavía no se han pronunciado para buscar una solución a esta crisis.

“No hemos visto la voluntad política ni la responsabilidad que deben tener Corpoelec e Hidrocaribe. Hasta ahora ninguno ha manifestado algún interés. Hoy más que nunca le decimos al Gobierno nacional de Nicolás Maduro y a todas las instituciones encargadas, que estamos en disposición de sentarnos para buscar y planificar la solución lo más rápido posible para el bien de los neoespartanos”, recalcó el mandatario insular.

Díaz explicó que cuando se pregunta a los organismos nacionales que deben garantizar la distribución del agua sólo dicen que la tubería o el acueducto de Tierra Firme hacia Nueva Esparta, ya cumplió su vida útil y que actualmente sólo se están recibiendo 45 litros por segundo, y si se sube de esa cantidad la tubería en altamar va a colapsar, por eso se declaró en situación de emergencia a la vecina ínsula.

Recordó que entregó los proyectos orientados a solventar esta problemática a Maduro y a Tareck El Aissami en 2018 y a la canciller Delcy Rodríguez en 2019 sin recibir aún respuesta. Apuntó que ha visto que se compraron los materiales para dar inicio a las obras y éstas no se han hecho realidad. “Eso ocurrió en 2014 cuando anunciaron con bombos y platillos la sustitución del acueducto desde Chacopata hasta la isla de Coche y de allí hasta Margarita”, comentó.

Hizo referencia a que en Margarita también se está sintiendo la escasez de agua, pues poblaciones que recibían el vital líquido cada 10 días ahora tienen que esperar hasta dos o tres meses y eso genera preocupación, por cuanto reduce la calidad de vida de los neoespartanos.

Fuente: Prensa Gobernación Nueva Esparta

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario