a
Últimas Noticias

Magisterio: Verdaderos responsables del caos educativo


Celis E. Rodríguez Serrano

Lo primero que debemos recordar es ¿quién inició el actual caos educativo? haciendo un poquito de memoria, recordaremos que desde que se instaló la “reinvolución” en el 99, el difunto expresidente se trazó la tarea de desmontar al Magisterio venezolano, porque sabía de su trayectoria de lucha. ¡Nunca pudo ni podrán! Para concretar esa tarea apareció un “súper ministro”, formado, para desgracia del Magisterio, en la lucha sindical, pero que no utilizó su experiencia para mejorar a sus colegas, sino para convertirse en su peor pesadilla hasta hoy. El “súper ministro”, conocedor del gremio, comenzó la infausta tarea. Su primera acción fue una jubilación masiva para sacar del “juego” a educadores comprometidos con la Democracia; luego, en 2003, eliminó las Juntas Calificadoras, y con ello desapareció los concursos; dando así total discresionalidad al incipiente régimen para que llenara las nóminas de docentes contratados, llegando éstos, incluso, a superar la nómina de docentes fijos; eso lo extendió a los estados, con el propósito de “quebrar” toda acción sindical del Magisterio. Durante los últimos 20 años los ministros de educacion se han dedicado a socavar las bases del Magisterio. Han restado poder a la contratación colectiva, y esta herramienta laboral fundamental pasó a ser un simple documento, violado e incumplido cuando les da la gana, como ha ocurrido recientemente, negando descaradamente los incrementos salariales acordados en ella, y obligando al Magisterio a depender del visceralismo y seudosocialismo presidencial para percibir los incrementos de su sueldo. Esto ha debilitado sustancialmente el poder adquisitivo del docente, y lo ha hecho cada vez más dependiente del Estado. A esto sumamos las manifiestas negligencia gerencial y miopía académica del régimen, que lo ha llevado a centrarse sólo en satisfacer las apetencias y ambiciones políticas, siendo su principal objetivo el adoctrinamiento de los alumnos y su permanencia en el poder político, creando un sistema educativo acorde a sus propósitos “socialistas” anacrónicos y obsoletos.
Actualmente el Magisterio venezolano enfrenta la peor crisis de la Historia, y “casualmente” en el Ministerio de Educación está el mismo de 2003; quien, “casualmente”, propone “docentes usurpadores” para suplir a quienes por necesidad, y hasta por hambre, han tenido que abandonar las aulas y el país.
El tiempo ha demostrado que son ineptos en todos los sentidos, y la Educación ha sido la gran víctima de esta ineptitud. Por esto, hoy nuestros educadores, incluyendo los universitarios, son indigentes profesionales, lo que ha provocado una deserción docente superior al 25%; los niños son seres famélicos por falta de programas sociales, principalmente de alimentación, lo que ha llevado a un ausentismo escolar por encima del 40%; las escuelas carecen de dotación de material didáctico, y casi la totalidad de la infraestructura está deteriorada. Estas son algunas de las razones y principales responsables de que el Magisterio en su totalidad esté en las calles; amparado, además, en la Constitución Nacional, Ley Orgánica del Trabajo y Contratación Colectiva; sin embargo en Nueva Esparta, los coprotagonistas de la destrucción de la Educación en este estado, y cómplices de la destrucción nacional, culpan al gobernador Alfredo Díaz y al Director de Educación de las acciones sindicales de los docentes en defensa de la Educación y de la Carrera Docente: “Perdónalos señor…”.

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario