a

Consecuencias reales del consumo de marihuana entre los jóvenes


El consumo de drogas conlleva siempre riesgos. Según esta afirmación, solo se puede hablar de consumo responsable cuando se hace referencia a personas adultas con capacidad para decidir sobre los riesgos que desean correr en su vida y que se sientan totalmente capaces de administrar la situación de forma adecuada.

En el momento en el que las personas que consumen sustancias ilegales o perjudiciales para la salud son menores de edad, entra en juego un factor determinante que lleva la responsabilidad a terceras personas de una forma directa, así como a administraciones y gobiernos como últimos implicados en toda la cadena de la sociedad.

En estos casos hay que hablar con mayor seriedad y ser realmente determinantes a la hora de tomar medidas de control que permitan poner fin a las elevadas cifras de consumo de drogas entre jóvenes que se están dando en muchos países.

Riesgos del consumo de cannabis entre los jóvenes

Si bien es cierto que ya se habla de riesgos en el uso de marihuana entre los adultos, cuando se habla de menores los problemas derivados del consumo pueden resultar en trastornos que se pueden prolongar durante el resto de su vida.

Diversos estudios han demostrado que el cerebro ve se ve afectado de forma directa cuando el consumo es regular entre personas menores de 21 años. Estos jóvenes aún cuentan con un organismo en desarrollo que requiere de las mejores condiciones para alcanzar su rango máximo de progreso. Con la acción constante de la marihuana en el periodo de crecimiento se ha comprobado que existe una reducción física de ciertos sectores del cerebro que pueden afectar de forma determinante a la personalidad y a la capacidad de interacción social de los menores.

Las áreas afectadas son las responsables de controlar la autoestima y la empatía y, por tanto, cuando se reduce complica a los jóvenes la posibilidad de alcanzar su mayor rango de comprensión y entendimiento de las necesidades de los demás, sienten menos apego por los otros y por sí mismos mientras que sufren una mayor incapacidad para enfrentar los problemas cotidianos que les afectan. En una edad complicada donde la personalidad se está forjando y los cambios les afectan de forma determinante, esta pérdida de fortaleza mental les sume en un círculo vicioso en el cual la marihuana se convierte al mismo tiempo en su modo de enfrentar los problemas y en su mayor traba a la hora de enfrentarlos.

Fórmulas para hacer descender el consumo

En algunos países como Estados Unidos o Canadá ya hace tiempo es legal el consumo de cannabis. En estas zonas se ha obtenido ya una serie de información útil que habla del descenso del consumo entre los menores gracias al mayor control de la sustancia por parte de las autoridades.

Se podría estar hablando de una fórmula excelente para comenzar a superar el problema derivado del uso de la marihuana entre los menores que siempre debe compatibilizarse con educación e información.

Difunde está información
Share With:
Rate This Article
Author

lahoradigital24@gmail.com

No Comments

Leave A Comment