a

Magisterio: ¡El Magisterio sabe quién le miente y manipula!


Celis E. Rodríguez Serrano
El pasado 29 de octubre viví una de mis mejores experiencias como Maestro, como dirigente gremial y como Director de Educación de la Gobernación. Asistí al llamado de los ciudadanos legisladores del estado Nueva Esparta, a lo que ellos denominan interpelación, pero que yo considero como una oportunidad que me dio la vida para exponer el trabajo que humildemente hemos desarrollado desde la Dirección de Educación, siempre de la mano y con el apoyo irrestricto del Gobernador Alfredo Díaz. Entiendo que los legisladores hicieron uso de un instrumento constitucional contemplado dentro de los principios democráticos, así también lo asumí. El trato fue institucional, salvo algunas excepciones, que también entiendo y atribuyo a la «pasión política» de algunos, pero en líneas generales me sentí bien en todo momento, porque como dice un apotegma popular «quien no la debe no la teme». Sin embargo, debo señalar lo que a mi juicio ha sido una vil manipulación de la verdadera situación que vivió y vive el Magisterio neoespartano. No hablaré de los factores «externos» que sé impulsaron la fulana interpelación, pero sí debo señalar la participación de representantes del Ministerio de Educación, que pretenden endosar a nuestra gestión los errores cometidos por ellos antes de que Alfredo Díaz asumiera como Gobernador. Increíble el cinismo de algunos, que luego de ocupar ciertos cargos y de discriminar a los docentes suplentes manteniéndolos subpagados, con sueldos por debajo del salario mínimo, y de mantener a los colegas contratados con sueldos mínimos a pesar de su profesionalización, hoy esgrimen un principio contemplado en el artículo 91 de la Constitucional Nacional, que establece que a «igual trabajo igual salario». Se burlan descaradamente de los trabajadores al ignorar la primera parte de ese mismo artículo, que resalta el «derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad, y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales». ¿Será que a ellos si les alcanza el sueldo? Les duele que nosotros en apenas dos años hayamos acabado con la figura de suplentes, a quienes recomocimos sus méritos profesionales y llevamos al estatus de contratados; y, además, junto con los contratados fueron incluidos en la categoría I del tabulador salarial vigente. Vale mencionar, que a la mayoría de estos colegas tuvimos que ubicarlos para sustanciar sus expedientes, porque ni de eso fueron capaces en la gestión anterior. Hemos mejorado la condición profesional y salarial de estos profesionales, y seguiremos agregando en sus sueldos todos los beneficios económicos que les correspondan, porque así lo ha instruido el Gobernador. Ha sido un trabajo arduo y minucioso, pero hemos avanzado. Quien conozca docentes que hayan estado como suplentes ayer (contratados hoy), o a cualquier contratado, pregúntenles cómo y cuánto cobraban antes de la gestión de Alfredo Díaz, y cómo y cuánto cobran hoy. Pregúntenles si los maltrataban en la gestión anterior, y si hoy reciben el mismo trato humillante, o son respetados como personas y como profesionales. Ciertamente no hemos resuelto todo, pero les duele que en dos años hayamos hecho más que ellos en 5. Seguimos adelante, y estamos encaminados a hacer valer todos los derechos y beneficios de estos colegas educadores. No habrá interpelación, ni manipulación, ni mentiras que valgan; porque, simplemente, el Magisterio neoespartano sabe quiénes le mienten, quiénes tratan de manipularlo y quiénes trabajan por su bienestar.

Difunde está información
Share With:
Rate This Article
Author

lahoradigital24@gmail.com

No Comments

Leave A Comment