a
Últimas Noticias

Paradigma: Tejiendo futuro

Manuel Avila

Cuando los municipios en desarrollo comienza a avanzar no los para nadie y es que la gente del único municipio democrático de Margarita está contenta porque cuando ven el resto de Margarita todos quieren vivir en esta tierra de progreso.
Los municipios necesitan de inversiones para poder sobrevivir a esta crisis revolucionaria que condenó a los estados y municipios a la peor crisis de su historia. De la magia que deben hacer los mandatarios hay que hablar y hacerlas públicas porque de alguna parte deben sacar para realizar sus políticas, para tender a las comunidades y de interpretar el sentir de la gente que fue estafada por la supuesta revolución del pueblo. Es que el gobierno solo manda las migajas de la ONAPRE y nada más, razón por la cual condenaron a los 23 estado a la maldición revolucionaria que es secar al pueblo hasta convertirlos en tajalíes salpresos.
No se puede confundir progreso con corrupción, ni pensar que algo se hará para de magia para poder cumplir con sus labores de funcionarios públicos, lo más complicado es pensar que ser mandatario implica quedarse de brazos cruzados a esperar que Nicolás, Diosdado, Dante o cualquiera de la camarilla revolucionaria enviará algo más de la cuota miserable que da la ONAPRE para pagar nóminas empobrecidas por el diseño revolucionario mal oliente. Nadie ha podido parar la corrupción revolucionaria de ninguna manera porque se han robado hasta el agua de los floreros y todo lo que exista con valor.
Pensar que todo el mundo hará lo mismo que los que en revolución robaron todo y no dejaron nada de obras para justificar el paso del Caballo de Atila es mezquino. Pero esa tesis de partir de suposiciones para justificar la presencia o no de inversiones el Municipio Ejemplar obliga a devolver la película en el tiempo. Y hacemos algo de memoria con la cantidad de Centros Comerciales que se construyeron en Maneiro para convertirlo en el Municipio de mayor desarrollo en Margarita. Hay que mencionar el Centro Comercial Sambil, Centro Comercial AB, Provemed, Farma Todo, Centro Comercial Costa Azul, Centro Comercial La Redoma, Centro Clínico del Este, Clínica La Fe, las estaciones de gasolina, las infinitas urbanizaciones de Maneiro y tanta inversión privada que se ha instalado en el Municipio Ejemplar por años. Esas historias habrá que desempolvarlas todas para emular a los arqueólogos que todavía no han comenzado a trabajar porque en estos 21 años del revolución hay que cavar muy profundo para sacar los excrementos de huesos, hierro fundido y tantas piedras del magma revolucionario que pasará a la historia como la peor historia de la corruptelas del mundo. Oígase bien, la corrupción astronómica de unos comunistas que ofrecieron salvar al pueblo y se llevaron hasta el queso que había en la mesa.
Si nos ponemos a escribir historias de mausoleos y momías escribiremos de nuevo “Las Mil y Una Noches” y esa no es la idea porque ya de cuentos sabemos todos lo que ha ocurrido en Venezuela en los últimos 60 años y una puntada más es como que es una pinta más para un tigre. No podemos detenernos a escarbar en nada que parezca a la revolución porque nada comparable con esta mega corrupción de 21 años que tienen a toda la familia del “Galáctico” comiendo caviar y viajando en jets privados, mientras “ese pueblo que duele” escarba entre los contenedores que dejó Mata Figueroa por las calles de Margarita para conseguir el sustento diario.
No podemos entrar en esas honduras porque llegaremos a Tegucigalpa y no es la idea porque no tiene cabida hablar del desarrollo de Maneiro cuando este municipio se elevó a la millonésima con obras de proyección universal como el Centro de Fútbol de Alti Rendimiento que está en los predios de La Sabaneta.
Y qué no tenemos en Maneiro que no valga un mundo cuando no solo pasó a ser la capital política del estado, sino la capital comercial porque solo en Los Robles están casi todos los centros comerciales de mayor proyección estadal y que si no hubiese sido por el astazo que le dio la revolución al desarrollo de Nueva Esparta, no ´se cuántos centros comerciales más estarían bordeando los espacios de la Parroquia Aguirre que le dejamos a Pampatar el Sambil y el resto quedó en este pueblo de paso cuyas últimas adquisiciones con el CELTTE, el edificio Ecológico, el Centro Clínico del Este, el nuevo Centro Comercial Empresarial de Los Robles cerca de la Fundación Margarita y un gigantesco centro comercial en la Redoma de Los Robles que se proyecta como una mega obra. Ante esa realidad dantesca que ahora maneja a Margarita y que se dicen tantas cosas que cabrían en otros capítulos de “Las Mil y Una Noches” hay que sentarse a ver pasar ovejas y a contarlas de nuevo porque el perro lazarillo de seguro las hará volver a su camino.
En esa onda del progreso anda el Municipio Maneiro porque cuando nadie está haciendo nada parecido a la gobernanza en este municipio se ven los obreros cumpliendo tareas, los camiones poniendo bombillas y cada quien anda haciendo algo que tenga que ver con obras para un municipio que nada tiene que envidarle a los municipios más progresistas del país. De eso se trata y Maneiro puede levantar con orgullo las banderas del desarrollo.

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario