a

Magisterio: Reconocimiento a la academia


Celis E. Rodríguez Serrano
La Educación siempre será la piedra angular en el desarrollo de la sociedad. Quienes no entiendan esta realidad, máxime si es gobernante o funcionario público, está condenado al fracaso personal y de la gestión que adelante. En los últimos 20 años he manifestado, y lo sostengo, que el régimen actual ha asumido como política de Estado el desmontaje o, peor aún, la destrucción del Sistema Educativo Nacional en su totalidad. En el subsistema de básica (inicial, priamria y media general) hemos visto la crisis social en la que han sumido al Magisterio, lo cual ha generado la mayor deserción y diáspora docente en la historia; además del descuido evidente a la infraestructura educativa, que mantiene a más del 70% de las escuelas en franco deterioro. En cuanto al subsistema de educación superior, éste también ha sufrido los embates de este propósito destructor. Hoy los otrora florecientes campus universitarios han sido reducidos a lánguidos y agostados espacios. Las universidades públicas y privadas dejaron de ser los pujantes centros de investigación científica y humanística para convertirse, en la mayoría de los casos, en «centros de resistencia» de la dignidad académica. El régimen apostó a su destrucción, no lo ha logrado completamente, pero sí ha socavado su estructura organizativa al negarle los recursos suficientes y minimizar el poder adquisitivo de los profesores, obligándoles igualmente a la diáspora y a la decersión; en consecuencia, muchas cátedras y recintos universitarios han cerrado sus «puertas», y en su lugar el régimen ha creado adefesios «académicos», donde la «universalidad» del Saber es reducido a la miópica ideologización de los incautos estudiantes, que hábidos de conocimientos se entregan a las garras de la sumisión. El gobernador Alfredo Díaz ha entendido a plenitud la importancia de la Educación, por ello ha erigido a Nueva Esparta como un importante bastión en la defensa del Sistema Educativo en su totalidad. En el caso del subsistema básico, desde la Dirección de Educación ha apoyado e impulsado todo lo necesario para el fortalecimiento educativo del estado. Hoy podemos decir con orgullo que la inversión hecha en este sentido en nuestra gestión ha abarcado desde el cumplimiento de los compromisos sociolaborales, hasta el impulso de la formación y actualización académica de nuestros docentes y atención integral a nuestros alumnos. En el subsistema universitario, Alfredo ha hecho una gran inversión en nuestros jóvenes estudiantes, y ha satisfecho algunas necesidades para el funcionamiento de los recintos universitarios. Además de ello, ha resaltado la labor del profesor universitario, al crear la orden «Lcdo. Pablo José Ramírez Villarroel», para reconocer por primera vez en la historia de este estado la labor de investigación de estos docentes. Esta orden fue entregada el pasado miércoles 11 de diciembre a 24 prominentes educadores neoesptanatanos, para conmemorar el Día del profesor universitario, fecha que se celebra el 5 de diciembre de cada año. No ha sido fácil, pero creemos en la Educación y en Nueva Esparta, y eso es suficiente para entregarle a esta tierra todo nuestros refuerzo y dedicación.

Difunde está información
Share With:
Tags
Rate This Article
Author

lahoradigital24@gmail.com

No Comments

Leave A Comment