a
Últimas Noticias

Estudiantes y la revolución

Edmundo Abigail Prieto Silva

**A Mí UCV en Sus 298 Años

Padre nuestro Simón Bolívar, Padre nuestro, Libertador, Como han puesto los esbirros Tu Santiago de León.”
(Jovito Villalba)

En las palabras escritas de hoy, daré un reconocimiento al papel del movimiento estudiantil en las luchas LIBERTARIA en Venezuela.
Uno de los hechos más trascendentes ocurrido en la historia de Venezuela Contemporánea fue el movimiento estudiantil de la Universidad de Caracas que en febrero de 1928 se sublevaron contra la tiranía de Juan Vicente Gómez. Éste hecho demostró históricamente las profundas reservas espirituales y democráticas que anidaban en el seno de la sociedad venezolana. Después de la reapertura de la Universidad Central de Venezuela en el año 1925, sirvió para desde ese momento se reactiva la Federación de Estudiantes de Venezuela, y mas adelante en 1928 con la celebración de la Semana del Estudiante; sirvió de chispa para encender la mecha para que los jóvenes estudiantes de la U.C.V. asumieran una valiente actitud de rebeldía contra la tiranía de Juan Vicente Gómez. Todos los rebeldes estudiantes luchaban por ideales democráticos y representaban a la Venezuela que venía preparando intelectualmente, para asumir funciones de dirección política que han tenido un gran significado dentro de nuestra historia republicana. El Estudiantado contó de forma inmediata con el apoyo total de la sociedad venezolana contra la tiranía imperante. El día seis de febrero de mil novecientos veintiocho, se produce el histórico gran desfile estudiantil desde de la Universidad hasta el Panteón Nacional, para “rendirle un cálido homenaje al Padre de la Patria”. Al llegar al recinto del Panteón Nacional, surge la figura de un bachiller estudiante de derecho el joven margariteño Jovito Villalba. Voy a citar un fragmento de las encendidas palabras discursivas de Jovito Villalba, cual proclama establecía como base el apoyo “patriótico y justiciero al Libertador Simón Bolívar, dijo lo siguiente: “. Ante la conciencia libre de América surge, íntegro, encendido de fuerza, en el grito de una protesta unánime, el mismo ideal de fraternidad latinoamericano, que cien años antes cupo holgado en la mirada visionaria del Libertador; y en todos los espíritus de esta América española nuestra, ese ideal es lo bastante oneroso para servir la causa, donde se sostiene y se llenan los horizontes, frente a la pretensión imperialista de otra raza, el destino altísimo de nuestra raza sudamericana… Habla i oh Padre! ante la Universidad, dónde se forjó la patria hace años. Puede oírse otra vez su voz rebelde de San Jacinto. En este sitio, Cuando Beatriz Primera de Venezuela te haya ofrendado la nueva ternura de estas flores, dinos el secreto de tu orgullo…
Padre nuestro, Simón Bolívar,
Padre Nuestro Libertador,
Como han puesto los esbirros
Tu Santiago de León.”
Los Estudiantes que conformaron este movimiento de resistencia contra el régimen opresivo y semi-feudal de Gómez, crearon un Cuerpo de aspiraciones políticas e ideológicas que constituyeron en términos de proyecto y de realidades posteriores ‘La Generación del 28’.La lista de los que participaron en el movimiento sería interminable, destacándose en sus actuaciones en aquel entonces histórico y posteriormente en la lucha del pueblo venezolano por la democracia, cabe destacar: Jovito Villalba, Andrés Eloy Blanco, José Tomás Jiménez Arraiz, Miguel Otero Silva, Isaac Pardo, Rómulo Betancourt, Raúl Leoni, Elías Toro, Joaquín Gabaldon Marquéz, Pío Tamayo, Kopeta Delgado, Juan Bautista Fuenmayor. El movimiento estudiantil del 28 despertó entre los desafectos y opositores al régimen de Gómez, la posibilidad de una lucha más efectiva; al mismo tiempo convirtió aquel movimiento de protesta, espontáneo, en un movimiento de lucha que tendía a una mayor coherencia para enfrentar la dictadura. La pasantía de los estudiantes por las cárceles mas temibles del régimen, La Rotunda y el Castillo de Puerto Cabello, había logrado un efecto positivo en la madurez política, en la clarificación de los objetivos de lucha en aquellas circunstancias los estudiantes entraron en contacto con sectores opositores, dando el resultado un ligamento con los jóvenes militares de la Academia Militar: capitán Rafael Alvarado, los subtenientes Barrios, Fernández, Leffman.. y de inmediato los estudiantes y los jóvenes militares contaron con la inmensa juventud estudiantil y sectores de la sociedad caraqueña. Los dirigentes estudiantiles del 28 de esta manera, que habían iniciado un gran movimiento de protesta armado proveniente de los centros urbanos y con la participación de un sector que nunca había tenido tan importante papel desde la independencia, nos referimos al sector estudiantil; y era que aún cuando el régimen fascista de Gómez tenía oprimida a la sociedad venezolana, los jóvenes estudiantes del año 28 estaban preparados a través del estudio de las teorías políticas más avanzadas tanto social- demócratas como sociales, para emprender un camino nuevo que condujera a la democracia y a la libertad popular de la Venezuela de fines del siglo XIX.
El movimiento estudiantil del año 28, dio al traste con los movimientos insurgentes pre-gomecistas, ya que los movimientos armados, provenían de las áreas rurales y comandados por viejos caudillos; este movimiento surge”desde el más importante centro urbano y con participación de un sector que nunca había tenido tan importante papel desde la independencia, nos referimos al sector estudiantil”. A pesar que la insurrección estudiantil y con jóvenes militares del 7 de abril de 1928 fracasó y la mayoría de estos estudiantes fueron detenidos; el Castillo de Puerto Cabello, La Rotunda, Palenque, El Sombrero comenzaron a llenarse de estudiantes que luchaban contra la opresión gomecista, como señalé anteriormente, fracasó en partes, sirvió “para desenmascararlo ante el país y el mundo del siglo XIX y el inicio de una nueva era política-social en Venezuela. Este espíritu Libertario se manifestó en diversas formas comenzó a desarrollarse todo un conjunto de acciones como la organización de los exiliados, la posibilidad de crear grupos políticos dentro y fuera del país y surgieron nuevos movimientos insurreccionales contra la tiranía. La dictadura de Juan Vicente Gómez, le quedó sólo como los recursos que han y siguen utilizando en éstos momentos como es el de acusar a los jóvenes estudiantiles y militares de ser “agentes del comunismo internacional”; esta falacia que no fue creída por nadie ya que estaba muy clara la lucha de los jóvenes estudiantes y cadetes de la Academia Militar por una forma de vida mas justas, libre y democrática. No puedo terminar estas palabras escritas sin hacer como de costumbre acompañarlas con las lecciones del Héroe Civil no del 28 del siglo XIX , si no del siglo XX el pariente Luis Beltrán Prieto Figueroa, cito ” Este libro fue publicado en 1936. Salíamos de la tiranía de Juan Vicente Gómez, que había durado veintisiete años, y sobre el gobierno y las organizaciones pesaba la presión para que firmarán las manos sobre el pueblo, a fin de que no se demandara. Intuitivamente las clases conservadoras reconocían que las energías largo tiempo retenidas, ahora sin frenos limitadores, corrían entonces peligro de desbordamiento… “
Señala también el Maestro de Maestros en la obra “Psicología y Canalización del Instinto de Lucha” cito: “De la fecha de aparición del libro a hoy, hemos recorrido un gran trecho. Salimos de la dictadura de Gómez para percibir débil luz en los regímenes que le siguieron, herederos parciales de las instituciones dictatoriales, aun cuando no de sus prácticas represivas y depresivas. Vivimos luego, 1945-1948, tres años de régimen revolucionario, dentro del cual se rompió definitivamente el cordón umbilical que aún persistía con la dictadura, para dar entrada a Venezuela en una era de progreso democrático, llamando al pueblo a participar libremente en la construcción de un régimen de libertades públicas y de disfrute de los bienes económicos de la nación.Vendria luego 1948-1958, la dictadura de los diez años y con ella vuelta la represión brutal, regresión en nuestro proceso evolutivo a etapas ya superadas, en las cuales la belicosa actitud buscó forma de expresión, consonas con la situación de sometimiento que padecía la nación. Esa actitud combativa condujo a la organización de un frente común para aprovechar las fuerzas del instinto, que dieron al traste con el régimen de opresión” De nuevo las Alianzas entre el pueblo organizado, las fuerzas armadas descontentas y de nuevo la Juventud Estudiantil. La tiranía perejimenista había nuevamente logrado ” el milagro de unir a los demócratas que luchaban contra la dictadura, este hecho de extraordinario significado dará impulso coherente y efectivo a las fuerzas democráticas y populares que enfrentaban a Pérez Jiménez. La culminación de la dictadura en la madrugada del 23 de enero de mil novecientos cincuenta y ocho, como referí dió nuevamente la unión: Trabajadores, Sociedad Civil y Estudiantes.

Culmino Las Palabras Escritas de Hoy con Éste Mensaje del Profesor Amalio Belmonte Guzmán:

La UCV cumple 298 años este 22 de diciembre; un corto preludio le separa del honroso Tricentenario.

Reflexiona sobre su ilustre historial y observa orgullosa la extensa épica librada para convertirse en una Casa de Estudios Superiores de la Modernidad.

Desafió la condición de Real Y Pontificia Universidad para convertirse en Republicana y generar los pensadores que dieron soporte doctrinario a la República. Fue concebida para ser sustento confesional del régimen colonial y devino en científica, humanística y laica. Le prohibieron conocer y examinar las diferentes corrientes del pensamiento universal , para obligarle a ser espacio de silencio y genuflexión del pensamiento único y decidió, con arrojo, constituirse en espacio para la discusión de las grandes teorías políticas que contribuyeron a la constitución de los Partidos Políticos del Siglo XX y de la creación de una cultura democrática nacional .

Jamás fue concesiva con el Poder para ser valedora ideológica del pensamiento único. Si ese empeño no fuere suficiente, baste agregar que no existe registro socio histórico acerca de los momentos más importantes de la vida política y académica del país que no contenga moldeado las siglas de la UCV, mediante sus profesores, egresados y estudiantes.

El Autoritarismo del Siglo XXI ha pretendido regresarla a la función de soporte ideológico, impuesta por el Gobierno Colonial, y 298 años de dignidad han frustrado ese propósito.

Con esos antecedentes que hacen de ella el espacio primigenio de la civilidad, la democracia y el pensamiento libre en Venezuela, la UCV puede afrontar con altivez, para honra del País, la celebración de sus 300 años el 22 de Diciembre de 2021, sin mella de su compromiso con la Autonomía y la Democracia.La UCV cumple 298 años este 22 de diciembre; un corto preludio le separa del honroso Tricentenario.

Reflexiona sobre su ilustre historial y observa orgullosa la extensa épica librada para convertirse en una Casa de Estudios Superiores de la Modernidad.

Desafió la condición de Real Y Pontificia Universidad para convertirse en Republicana y generar los pensadores que dieron soporte doctrinario a la República. Fue concebida para ser sustento confesional del régimen colonial y devino en científica, humanística y laica. Le prohibieron conocer y examinar las diferentes corrientes del pensamiento universal , para obligarle a ser espacio de silencio y genuflexión del pensamiento único y decidió, con arrojo, constituirse en espacio para la discusión de las grandes teorías políticas que contribuyeron a la constitución de los Partidos Políticos del Siglo XX y de la creación de una cultura democrática nacional .

Jamás fue concesiva con el Poder para ser valedora ideológica del pensamiento único. Si ese empeño no fuere suficiente, baste agregar que no existe registro socio histórico acerca de los momentos más importantes de la vida política y académica del país que no contenga moldeado las siglas de la UCV, mediante sus profesores, egresados y estudiantes.

El Autoritarismo del Siglo XXI ha pretendido regresarla a la función de soporte ideológico, impuesta por el Gobierno Colonial, y 298 años de dignidad han frustrado ese propósito.

Con esos antecedentes que hacen de ella el espacio primigenio de la civilidad, la democracia y el pensamiento libre en Venezuela, la UCV puede afrontar con altivez, para honra del País, la celebración de sus 300 años el 22 de Diciembre de 2021, sin mella de su compromiso con la Autonomía y la Democracia.

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario