a

La Sagrada Familia

Edmundo Abigail Prieto Silva

  • A mí queridísima cuñada y comadre Luisa Teresa Figueroa Guerra de Prieto, que a diario ora por la família.

Hoy Lunes, El Último del año 2019 , y también Último de Esta Década; Lo Voy A Dedicar A Todas Las Familias de Mí Querida Venezuela. Ayer La Iglesia Celebró El DÍA De LA SAGRADA FAMILIA. Con Permiso del Contertulio General de La Verdadera Aviación Militar Venezolana, Eduardo Ramón Caldera Gómez, de quién recibo a diario La Liturgia Católica muy temprano en las mañanas; También tomo Unas Palabras Escritas de Mi Colega diputada, La Educadora, Doctora Lucía Castillo de Álvarez, quien es Una Cristina Practicante y cada momento Nos envía también pensamientos provenientes de Las Sagradas Escrituras y sobre todo de Los Evangelios de Los Apóstoles. Igualmente, Saludo al también colega diputado y Jurista Carabobeño Dr Noe E Mujica Vélez, quién como conocedor de Biblia Nos envía Sus pensamientos Orientadores.
Y concluire con el pariente Dr. Magistrado del Tribunal Supremo de Justicia legítimo, quién esta hoy en el exilió. A Todos Gracias.

A Continuación Las Palabras Escritas:

Evangelio del Domingo 29/12/2019, meditado por el Padre Ricardo Bulmez.
Prólogo. @AlbaniCordero: Si quieres tener un gran corazón, no pidas sólo para ti ni para los tuyos, pide por todos. No desees sólo por tu hijo, sino más bien por todos los hijos del mundo. No reces sólo por tu madre, sí por todas las madres. La palabra “todos” es sagrada. La Sagrada Familia es toda la humanidad. Dios es tu aliado, te ama, te acompaña y te bendice… siempre.

Domingo 29/12/2019. Domingo después de Navidad. Sagrada Familia: Jesús, María y José. Tiempo de Navidad. Ciclo A, Año Par en la Iglesia Católica. En la familia se decide todo el destino de cada ser humano. Yo soy lo que recibí de mi familia. En el hogar aprendemos los valores que nos hacen humanos con brillo. Hoy estamos intoxicados de academicismos. Y esto no basta. El conocimiento, como la ropa, no añade valor a nadie, a no ser que exista la voluntad y el carácter. Saber y estudiar no basta. El conocimiento no hace bellas personas. Estudiar la justicia no hace personas justas. Para que los valores humanos llegan al corazón hay que enseñarlos con el ejemplo… la familia… ¡La Sagrada Familia!

(Mateo 2, 13-15. 19-23). “Después de que los magos partieron de Belén, el ángel del Señor se le apareció en sueños a José y le dijo: “Levántate, toma al niño y a su madre, y huye a Egipto. Quédate allá hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo”. José se levantó y esa misma noche tomó al niño y a su madre y partió para Egipto, donde permaneció hasta la muerte de Herodes. Así se cumplió lo que dijo el Señor por medio del profeta: De Egipto llamé a mi hijo.

Después de muerto Herodes, el ángel del Señor se le apareció en sueños a José y le dijo: “Levántate, toma al niño y a su madre y regresa a la tierra de Israel, porque ya murieron los que intentaban quitarle la vida al niño”. Se levantó José, tomó al niño y a su madre y regresó a tierra de Israel. Pero, habiendo oído decir que Arquelao reinaba en Judea en lugar de su padre, Herodes, tuvo miedo de ir allá, y advertido en sueños, se retiró a Galilea y se fue a vivir en una población llamada Nazaret. Así se cumplió lo que habían dicho los profetas: Se le llamará nazareno”. Palabra del Señor. Gloría a ti, Señor Jesús.

Reflexión. Hoy celebramos la festividad de la Sagrada Familia que nos trae una bella y profunda enseñanza. La festividad de hoy nos avisa que el pesebre es el sitio donde “le llegó a María el tiempo de dar a luz”. Pero Jesús nació en una familia santificada, por eso se le llama la “Sagrada Familia” y no el “Sagrado Pesebre”. La grandiosidad de la Virgen está en que le llegó “el tiempo de dar a luz”. María es nuestra madre no porque apareció sino porque parió y nos dio al Salvador. Hay un santuario dedicado a la Virgen María en donde se concentra mucha gente venida de todo el país y del exterior para ver las apariciones de la Madre de Dios.
Una vez una señora me dijo muy desalentada que hacía seis meses que estaba yendo a la cita con la Virgen para verla y se sentía muy mal. Al preguntarle el por qué de su desaliento me respondió, casi al borde del sollozo, que en todo ese tiempo nunca la había visto. Intenté calmarla y le dije que la Virgen no se le aparece a todos, que eso era un don particular que Dios da a algunas personas. Sentí que mis palabras “no mejoraban nada al enfermo”, como indica el dicho.
-Me siento mal porque vamos un grupo de más de veinte mujeres y casi todas han visto a la Virgen, pero a mí nunca se me ha aparecido. Y, por eso, tengo ganas de no ir más
-¡Ahhh!… señora, no se impaciente ni se inquiete, ya la Virgen se le aparecerá… no deje de ir al Santuario… siga yendo -esto le dije, porque en ese momento me acordé de una frase del evangelio para cuando la fe se debilite: “No quebrarás la caña cascada, ni apagarás la mecha humeante” (Mt. 12, 20),
La buena señora me explicó el por qué de su malestar: “Lo que me hace sentir mal es que yo he mentido. Como todas las demás han visto a la Virgen y yo nunca la he visto, digo que sí la veo pero eso es mentira. Yo no la he visto”.
-No se preocupe por eso, señora -intenté consolarla-, no deje de ir al Santuario, siga yendo. Pero, no vaya a ver a la Virgen sino para que ella la vea usted.
Esto llenó de tranquilidad y consuelo a la buena señora y siguió yendo al santuario, a la cita con la Virgen.
-¿De dónde vienes? -le preguntaban los sábados en la tarde.
-¡Del Santuario de la Virgen! -contestaba entusiasmada.
-¿Viste a la Virgen?
-No, pero ella me vio a mí -decía la señora llena de convicción y entusiasmo.
Cada vez que yo paso por allí es una visita sentida y creída que hago a la Madre de Dios. A eso voy, a rezar a la Virgen. No la veo pero sé que ella me ve.

En el evangelio de hoy aprendí… El ojo no es ojo porque lo ves, sino porque él te ve. Dios no es Dios porque lo veas, sino porque Él te ve; no porque tú lo sientas, sino porque Él te siente; ni existe porque tú lo pienses, Dios existe independientemente de que creas en Él. Dios nos es Dios porque tú lo amas, sino porque Él te ama a ti.

Pensamiento del día… La Virgen María, su esposo san José, su hijo Jesús y toda la humanidad…¡Son nuestra Sagrada Familia!

Tarea para la casa… Siguiendo la Oración de El Grupo CRECE: “Enséñame… a ver en todos los hombres tu rostro viviente”. En las personas con las que te encuentres percíbelas como a tu familia.

Hoy es el día de la Sagrada Familia de Nazareth, Que ELLA sea El EJEMPLO de: temor de DIOS,de humildad de Oración de Servicio y Entrega generosa de Unos para los Otros.No búsquedas esquemas actuales para modernizar a La FAMILIA porque Nos alejariamos más de DIOS, búsquenos Un BELÉN a La FAMILIA Que Se Dejó Conducir por DIOS…”

Después de las citas del General Caldera y la Diputada Lucía de Álvarez, Concluyo, Con estás Pensamiento del Pariente, Magistrado del TSJ legítimo y Gran Católica Practicante, Dr Manuel Antonio Espinoza Melet quien aplica a Sus Dotes de La Aplicación de La Verdadera Justicia Terrenal y la Concepción Religiosa de La Fe y La Justicia Divina: “Feliz y bendecido día de la sagrada familia de Nazareth; día propicio para la reflexión sobre la importancia de la familia en el desarrollo integral de los niños y adolescentes, así como en el sostenimiento idóneo de la sociedad.
A pesar de la profunda crisis que vivimos y padecemos, hoy es un día propicio para consolidar las bases que sostienen la estructura familiar, las cuales evidentemente forman parte integrante de los valores morales y éticos extraordinariamente necesarios para el progreso de la humanidad.
Que Dios y la Santísima Virgen sigan protegiendo y bendiciendo a la familia venezolana”

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario