a

Guaidó prepara sesión en el Parlamento de Venezuela en un clima de incertidumbre


La ruptura institucional se profundiza en Venezuela. Juan Guaidó sigue reivindicando su condición de jefe del Parlamento y presidente encargado con amplio apoyo internacional, mientras un diputado rival fue proclamado líder legislativo y Nicolás Maduro mantiene el control del poder.

Guaidó convocó a una sesión de la unicameral Asamblea Nacional para este martes en el Palacio Legislativo, pero surge una pregunta: ¿podrá hacer valer los votos de los 100 diputados opositores que le reeligieron el domingo en las instalaciones de un periódico, entrar a la Cámara y subir al podio presidencial?

Piquetes militares y policiales se lo impidieron el domingo, lo que Guaidó tildó este lunes como “un asalto” al Congreso.

Mientras intentaba saltar las verjas de la sede del Parlamento, bloqueado por uniformados con escudos antimotines, Luis Parra -un legislador opositor que rompió con él hace un mes tras ser acusado de corrupción- celebraba su juramentación con respaldo del chavismo.

Guaidó llamó entonces a una sesión en la sede del diario El Nacional, donde fue ratificado por la mayoría opositora legislativa.

Estados Unidos, la Unión Europea y aliados regionales como Colombia o Brasil renovaron su respaldo a Guaidó, quien como jefe parlamentario reclamó el 23 de enero de 2019 la presidencia interina de Venezuela con reconocimiento de medio centenar de gobiernos. El Grupo de Lima, este lunes, le felicitó por su reelección.

Maduro, en contraste, reconoció a Parra, quien también convocó a sesión para el martes.

“Juan Guaidó todavía tiene la facultad de venir aquí como un diputado más de los 167 diputados que conforman la cámara y sentarse en su curul”, dijo este lunes Parra en el Palacio Legislativo. Guaidó respondió calificándole de “cómplice de la dictadura”.

Parra es acusado de cabildear ante autoridades de Colombia y Estados Unidos para librar de responsabilidad a un empresario implicado en un caso de presuntos sobrecostos en la importación de alimentos para el gobierno de Maduro.

Poco después de la votación en la que fue reelegido, Guaidó pidió a su partido político, Voluntad Popular, que lo “relevara” de su militancia para ser “independiente” y “atender a cada uno de los sectores del país”.

La organización fundada por el mentor del líder parlamentario, Leopoldo López, aceptó el pedido a fin de “contribuir al fortalecimiento de la unidad” en la oposición.

El rechazo a Parra reagrupó a fuerzas opositoras que mantenían diferencias con Guaidó. “Fue impuesto por el chavismo (…) en un capítulo más de autocracia y abuso de poder (…) y los abusos unifican”, dijo a la AFP Luis Vicente León, director de la encuestadora Datanálisis, quien considera que puede ser una oportunidad para revitalizar protestas.

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario