a

¿Será 2020 el año de la nueva criptomoneda de Facebook, la Libra?

Hace unos meses saltó a la palestra el proyecto de una nueva criptomoneda llamada Libra que impulsaban la red social Facebook y una treintena de empresas entre las que destacaban las multinacionales financieras Visa y Mastercard o la firma de pagos online PayPal. Hoy, ya sin la presencia de esta última y con dudas en Visa y Mastercard, las 27 empresas afrontan una hoja de ruta que pondría la Libra en el mercado a mediados de 2020.

Alt_text: What does Halting Facebook

Source by: https://www.cpomagazine.com/tech/what-does-halting-facebooks-libra-coin-mean-for-cryptocurrency/

La idea detrás de la nueva moneda virtual es que -gracias a ella- millones de personas accederán a servicios financieros más exclusivos o que permitirá una experiencia de comercio fluida. Dicho de otro modo, Libra busca una mayor inclusión financiera y podría ayudar a que se conozcan mejor las criptomonedas en todo el mundo.

Sin embargo, a pesar de los nombres que respaldan el proyecto, que cuenta también con Uber o Vodafone entre los socios de la Asociación Libra, ni la competencia, ni los reguladores internacionales la ven con buenos ojos y no han dudado en hacer públicas sus dudas, lo que ha generado incertidumbres entre algunos de los socios fundadores del proyecto.

En estos momentos, la web de Libra indica que la moneda no está disponible, pero que la asociación trabajará para desarrollar y ampliar la red. Sin embargo, el adiós de PayPal en octubre de 2019 y el paso atrás de Visa y Mastercard en los últimos meses (no constan como socios de la Asociación Libra) hacen dudar de un proyecto que podría tener un plan de lanzamiento un tanto endeble sobre el cómo o el dónde se lanzará, tal y como han apuntado algunos medios.

Polémicas entre los reguladores

Los principales enemigos de la Libra han sido el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien ha manifestado públicamente y en varias ocasiones, que las criptodivisas no son de su agrado, y los reguladores estadounidenses (FED) y europeo (BCE) que la ven como una injerencia en sus atribuciones.

Ni a la reserva Federal ni al Banco Central Europeo creen que esta nueva criptodivisa pueda hacer ningún bien en la economía internacional. De hecho, la Libra podría suponer una injerencia en las políticas monetarias de los dos grandes bancos centrales, por lo que podría tener un impacto negativo al minar la confianza de los ciudadanos occidentales en su propia moneda. Los reguladores consideran que la Libra arrastra consigo ciertas promesas (objetivos) sobre la inclusión financiera que pueden resultar engañosas o traicioneras.

Y han sido estos comentarios los que han disparado la respuesta desde otras criptodivisas ya implantadas en el mercado y con fuerte actividad en el trading online, como el mismo bitcoin. Las monedas ya en uso o en negociación no son tan pretenciosas en sus aspiraciones en la inclusión financiera y no suponen un peligro para las grandes monedas tradicionales que controlan y regulan los bancos centrales, aunque sean competencia en el Forex.

Por ello, han comenzado proyectos de lobby que aclaren en los gobiernos que las criptodivisas en uso no aspiran a convertirse en rivales de las monedas físicas en ese sentido más político, y que los emisores de estas nuevas monedas no pretenden tampoco convertirse en bancos, tal y como exigía Trump a la Asociación Libra.  

Difunde está información
Share With:
Rate This Article
Author

lahoradigital24@gmail.com

No Comments

Leave A Comment