a
Últimas Noticias

Pedro Segundo Blanco (Q.E.P.D): “Guaidó debe ponerse las pilas”

Entrevista realizada el pasado 12 de diciembre al sociólogo Pedro Segundo Blanco Sec. Gral de ABP

Por Gerónimo Figueroa.

Pedro Segundo Blanco, un dirigente formado en Cumana, estado Sucre, acaba de asumir la Secretaria General del partido Alianza Bravo Pueblo, desde donde se propone, según él, “crear las condiciones para que tengamos una unidad con sentido de trascendencia”. Para el ex parlamentario, ex secretario del Consejo de Ministros del Gabinete de Carlos Andrés Pérez y para quien la Universidad de Oriente fue su incubadero como líder estudiantil “no habrá manera de salir de estas mafias, si primero no vencemos los obstáculos que suicidamente nos colocamos en los terrenos de la oposición”. Pedro S Blanco, Sociólogo de profesión, admirador de Andrés Eloy Blanco, cuyos versos ha memorizado, no deja tampoco de evocar su amistad con el expresidente CAP, al que le conoció dos pupilos, Antonio Ledezma y Héctor Alonso López. Blanco también destaca un rasgo de su generación, como la honestidad, “valor en entredicho hoy por hoy, viendo que hay quienes más que valores tienen precio”. “Nosotros ocupamos posiciones de alto poder, siendo muy jóvenes, pero actuamos con una cristalina ética que nos da la autoridad moral para reclamar a quienes tempranamente se desvían”, exclama, quejoso, el líder abepista.

¿Qué planes tiene como nuevo Sec. Geral de ABP?

R.- Nada diferente a lo que se ha vendido cumpliendo en estos primeros 19 años de la organización, bajo la férrea conducción de Richard Blanco y de Edwin Luzardo: serle fiel a la ciudadanía, luchar como movimiento de resistencia que no puede acoplarse a las condiciones que pretende imponer la dictadura, que siempre buscará que cohabitemos con ella, valiéndose de los procedimientos más asquerosos que uno se puede imaginar. Aspiro que ABP siga creando las condiciones para que de verdad tengamos una unidad auténtica, con sentido de grandeza, con líderes que asuman su responsabilidad pensando seriamente y sólo en la liberación de Venezuela.

¿Qué recuerda de su pasantia por el segundo Gabinete de Pérez?

R.- Al gran estadista que fue Carlos Andrés Pérez. Serán inolvidables las reuniones en las que Pérez sometía a debate las grandes decisiones. Carlos Andrés Pérez no tomaba posiciones sin antes escuchar las opiniones de sus ministros. ¡Claro que el tenía don de mando!. CAP no esquivaba responsabilidades, pero generaba debates, creo que eso le satisfacía. Oir aquellos “toma y dame” entre Miguel Rodríguez y Pedro Tinoco, aquellas discusiones sobre las políticas sociales entre Rafael Orihuela, Marisela Padrón y Carlos Blanco, de verdad que eran cátedras. Fui testigo de cómo se planificaron las grandes estrategias que hicieron posible que el país llegara a registrar un crecimiento económico de 10% del PIB para finales de 1991. Desgraciadamente los odios pudieron más que las ganas de Pérez de empujar a Venezuela hacia el primer mundo.

¿Vivió usted los intentos de golpes de estado?

R.- Si, recuerdo especialmente el del 27 de noviembre, llegó un momento en que nos dábamos por muertos. Pero la valentía de Pérez era contagiosa, aquel hombre era inconmovible ante los bombazos y el ruido de las metralletas, nunca se dio por vencido y nos daba ejemplo de coraje para enfrentar a los sediciosos.

¿Cómo administro usted tanto poder siendo tan joven?

Por la formación que teníamos. Era muy joven, es verdad, pero es que nosotros nos comenzamos a fraguar desde adolescentes en la lucha estudiantil, a administrar presupuestos en las federaciones de estudiantes y rendíamos cuenta de cada bolívar que manejábamos, y además crecíamos abrigando principios y valores. Lamentablemente vemos ahora que hay dirigentes que más que valores tienen precio, que se venden al mejor postor, eso es lamentable. En mi caso manejé relaciones con los altos mandos gubernamentales, tenía acceso a todos los ministros, controlaba teléfonos interministeriales, le llegaba directamente al presidente en su despacho y salí del poder tal como entre, absolutamente honesto. De eso no me arrepiento, más bien comparto el orgullo de mi proceder con mi esposa e hijos.

¿Ud. era un delfín de Carlos Andrés Pérez?

R.- Los pupilos del Presidente Perez eran, claramente, Antonio Ledezma y Héctor Alonso López.
Es verdad que éramos un grupo generacional grande que gravitaba en la onda de Pérez, pero todos nosotros reconocíamos el liderazgo de esos dos compañeros que siguen siendo una referencia para nosotros. Ledezma y López, eran las cartas de Pérez para el futuro.

¿Qué le dice a Juan Guaidó?

R.- Que se ponga las pilas, porque no vamos nada bien, es necesario retomar la agenda original del 23 de enero, que se deje ayudar por todos los factores civiles y políticos y que se sacuda el secuestro del que es víctima por parte de una anillo político que ha monopolizado las decisiones.

¿Cree que Guaidó repetirá como Pte de la Asamblea Nacional?

R.- Lo que debe repetirse es la agenda del pasado 23 de enero, ese mantra del 1,2, 3, que comienza con el Cese de la Usurpación, pero sin que haya lugar a ninguna alteración del orden

¿Cómo ve a Maduro?
Más débil que nunca, eso no tiene vida, en cualquier momento caerá de platanazo. Este régimen no tiene como sostenerse en pie, a no ser por las muletas que a veces encuentra en zonas equivocadas como Barbados, pero eso no se va a repetir, se acabaron las ayudaítas a Maduro.

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario