a

Acción social en las comunidades llena vacío del caos generado por el Gobierno

La falta de políticas públicas transparentes e igualitarias que beneficien sin distingo a las comunidades, es un disparador de necesidades y lo peor es que cada vez las consecuencias son mayores y en algún momento no serán posible resolver, como la afectación por malnutrición.

Así lo enfatizó Gabriel Alarcón, coordinador municipal en García de Primero Justicia, en el marco del programa de alimentación solidaria iniciado el año pasado y que sigue en este 2020.

“Este año ha comenzado con más crisis social que nunca, con una inflación indescriptible, la necesidad de todo, el hambre cada día es más grande, por eso hacemos todo lo posible para aportar un grano de arena y llevar desayuno, arepas con proteína y avena, a los niños de los sectores más desposeídos de García”.

Destacó que no es fácil atender tantas necesidades, pero al menos un desayuno reconforta a las personas, ademas que alienta la esperanza, porque en cada entrega escuchamos, compartimos y reflexionamos juntos sobre qué hacer para alcanzar la recuperación del país, sostuvo el activista social.

“Haremos lo que tengamos que hacer para que nuestros programas sociales se mantengan el tiempo que sea necesario, porque más allá de una comida la gente está habida de sentirse parte de una comunidad luchadora”.

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario