a

Gotas de Alborada: Diálogo para no repetir errores

Adalberto Orta

El radicalismo y la falta de voluntad política, marcaron pauta en el país en el año 2019. Más allá de los llamados que hicieron sectores democráticos al diputado Guaidó y a quienes le seguían, para conversar y buscar construir una estrategia común que permitiera abrir caminos en la consolidación de un movimiento que enfrentara con astucia y victoria al régimen de Maduro en la posibilidad de darle salida a la aguda crisis que vivimos; no hubo receptividad y la decepción en los ciudadanos es más que notable. Por otro lado, los privilegiados del régimen continúan en una actitud vacilante, ganando tiempo y apostando en la repetición de los errores de la oposición del llamado G4. Es importante decir, que no se puede obviar las advertencias que desde el M.A.S. se ha hecho a toda la sociedad venezolana, en tanto y en cuanto el grave daño que sigue haciendo la polarización y las sanciones económicas a las familias en cada rincón de la patria. Los problemas se agudizan y los protagonistas de las equivocaciones del 2019 siguen mostrando el mismo guión. El gobierno y Maduro intentan consolidar el respaldo internacional con los mismos países y el G4 ídem en la gira internacional del diputado Guaidó. El pueblo en una incertidumbre y resolviendo su día a día para comer, vestir, enfrentar la inseguridad e intentar comprar los medicamentos que hagan falta para mitigar las penas. Venezuela en una encrucijada de marca mayor. Dos directivas de la AN electas de forma irrita se abrogan la representatividad institucional y no reflexionan. Cada una juega a sus intereses de poder. Los ciudadanos estamos en espera, de la aprobación del crédito del CAF para que se inviertan el mejorar el sistema eléctrico nacional, en la elección de un CNE y en la sensatez de unos diputados que fueron electos para cumplir un rol en beneficio de Venezuela. Como están las cosas en la misma oposición, que hace vida en el parlamento, jamás se podrá designar un CNE legitimo y los recursos del CAF quedan congelados. Le corresponderá al TSJ actuar porque la omisión legislativa está prácticamente cantada. Debe en consecuencia buscarse un acuerdo político, lo más amplio posible y proceder en resolver esta materia. Los venezolanos queremos votar con nuevos rectores en el CNE, representación de las minorías, legalización de todos los partidos políticos y observación internacional. Nada sencillo el panorama. Las encuestas hablan que los ciudadanos quieren una salida a la crisis en paz y electoral, las mismas nos dicen que a diferencia del 2018, más del 65% está dispuesta a salir a votar. Esto alienta a los demócratas a pensar y trabajar la materia del diálogo y desechar la violencia y los juegos bélicos de la geopolítica mundial.

Es digno aclarar, que el M.A.S., en la mesa de diálogo nacional, y ante el país, está reclamando de forma constante al gobierno el compromiso de la liberación de los presos políticos, el régimen aquí muestra sus confrontaciones internas, donde se especula que cada grupo del PSUV tiene sus presos. El gobierno y Maduro deben honrar la palabra. Las sorpresas en este mundo del realismo en retroceso venezolano, nacen y se viven a cada momento. En los corrillos políticos se afirma que “Guaidó viene para que se nombre un CNE de su grupo parlamentario y que este convocará a unas elecciones presidenciales, pues así se lo han aconsejado sus asesores del departamento de estado de U.S.A.” Los radicales del gobierno, por su parte, impulsan la idea de que el mismo CNE que preside la Señora Lucena sea el que llame y haga el cronograma electoral para las elecciones parlamentarias 2020. Cada quien tiene su visión del poder. Pero también, hay sectores importantes en la mesa de diálogo nacional y más allá, que buscan ampliar el radio de acción con un CNE nombrado por el TSJ, participar en las elecciones parlamentarias, armar un gran acuerdo nacional y derrotar las pretensiones del gobierno y sus acólitos de perpetuarse en el poder. Es momento de la POLÍTICA CON LETRAS MAYÚSCULAS, de pensar en grande y por el bien de Venezuela. Hay que corregir errores y sumar voluntades para ganar las elecciones venideras. Así ha de ser. En la oposición todos hacen falta para un triunfo electoral, al igual que todos los venezolanos somos imprescindibles para salvar a Venezuela. ¡TODOS!

orta-adalberto@hotmail.com @adalbertomas

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigital24@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario