a

Europa cerrará sus fronteras y se prepara para una crisis prolongada por coronavirus

Los líderes de la Unión Europea que se reunirán por video conferencia el martes se aprestan a ordenar el cierre de las fronteras exteriores del bloque, enfatizando su estrategia de que es necesario “hacer lo que haga falta” para aliviar las prolongadas consecuencias económicas del coronavirus.


Francia iba a cerrar su frontera el martes para contener la propagación de la enfermedad, mientras el número de muertos en Italia superaba los 2.000.

La Unión Europea se ha esforzado por encontrar una respuesta coherente al brote y varios países han impuesto controles fronterizos en lo que normalmente es una zona de libres desplazamientos, limitaron las exportaciones de material médico o no han compartido rápidamente información clave.

El brazo ejecutivo de la Comisión Europea advirtió a los estados miembros que esto era sólo el comienzo de la crisis y Alemania dijo que llevaría “meses en vez de semanas”, según dijeron diplomáticos consultados tras unas conversaciones el lunes por la tarde para prepararse para la conferencia del martes.

Tres países bálticos -Lituania, Letonia y Estonia- criticaron a Polonia por bloquear el regreso a sus ciudadanos en tránsito.

El presidente de los líderes de la UE, Charles Michel, dijo que llamó al primer ministro holandés, Mark Rutte, para exigir “coherencia política” después de que observara que La Haya se resistía a un cierre más amplio de escuelas, empresas y otros lugares públicos.

A instancias del presidente francés, Emmanuel Macron, la Comisión propuso el cierre de las fronteras exteriores de Europa a los extranjeros.

“Esto tenía por objeto convencer a los países europeos de que abandonaran las decisiones internas y unilaterales respecto de sus fronteras. Pero es difícil que alguien lo haga”, dijo un diplomático de la UE, añadiendo que la decisión era en gran parte simbólica ya que el virus ya estaba dentro.

Los líderes también debatirán la repatriación de los europeos varados en el extranjero, debido a que las aerolíneas han suspendido los vuelos. Por ejemplo, Dinamarca tiene actualmente unos 1.000 ciudadanos en Marruecos, según fuentes de la UE.

Los líderes de la UE también harán énfasis en su enfoque de hacer “lo que haga falta” para amortiguar las consecuencias económicas de la pandemia, incluyendo la relajación de las limitaciones a las ayudas estatales.

El jefe antimonopolio del bloque propuso que se permitiera a los gobiernos que ofrezcan subvenciones o ayudas fiscales de hasta 500.000 euros (550.000 dólares) a las empresas en dificultades, aunque algunos países de la UE quieren que Bruselas vaya más lejos.

La UE también está tratando de reunir recursos para salvaguardar los suministros médicos, pero la Comisión dijo que su primera solicitud de mascarillas y guantes no encontró ninguna oferta. Ahora intentará comprar respiradores artificiales y equipos de pruebas. Reuters

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario