a

Rey de España pide unidad ante el coronavirus en plena crisis monárquica


El rey Felipe VI pidió este miércoles unidad a los españoles en tiempos complicados para el país, confinado por la epidemia del coronavirus, pero también para la monarquía, salpicada por las sospechas de corrupción sobre su padre Juan Carlos I.

“Ahora debemos dejar de lado nuestras diferencias, debemos unirnos en torno a un mismo objetivo: superar esta grave situación”, dijo el monarca en un discurso televisivo.

Durante su comparecencia, en ciudades como Madrid y Barcelona, numerosos vecinos protestaron contra la monarquía haciendo repicar cazuelas desde los balcones que estos mismos días utilizan para homenajear al personal médico entregado a combatir el coronavirus.

En las convocatorias lanzadas por redes sociales se reclamaba que el rey emérito donara su presunta fortuna opaca para ayudar a luchar contra esta enfermedad.

Con casi 14.000 contagios y 600 fallecidos, España es el cuarto país del mundo más castigado por la epidemia, que llevó al gobierno a declarar el estado de alarma y decretar una cuarentena casi total.


“Ahora tenemos que resistir, que aguantar”, dijo el monarca que, más allá de sus habituales mensajes navideños, solo había ofrecido un discurso de este tipo en ocasión del intento de secesión de Cataluña en octubre de 2017.

“Este virus no nos vencerá. Al contrario, nos va a hacer más fuertes como sociedad; una sociedad más comprometida, más solidaria, más unida”, añadió.

Su aparición llega días después de que marcara distancias con su padre Juan Carlos I (1975-2014) tras publicarse en la prensa sospechas de una fortuna opaca que recaen desde hace años sobre el rey emérito.

El diario suizo Tribune de Genève publicó a principios de marzo que Juan Carlos recibió, en 2008, 100 millones de dólares del rey Abdalá de Arabia Saudita, en una cuenta en Suiza de una fundación panameña.

El sábado, el británico The Daily Telegraph indicó que Felipe VI era también beneficiario de esa fundación.

Un día después, con el país ya en cuarentena, la Casa Real indicó que Felipe VI conoció en 2019 su designación como beneficiario y manifestó entonces ante notario que no lo aceptaría.

En el mismo comunicado, el monarca renunciaba a la herencia económica de su padre y le retiraba la asignación anual, valorada en más de 194.000 euros por la prensa española.

Al asumir el trono en 2014, Felipe VI prometió abrir una nueva etapa de transparencia en la Casa Real, salpicada al final del reinado de Juan Carlos I por numerosos escándalos. AFP

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario