a

Gotas de Alborada: Diálogo: Venezuela primero

Adalberto Orta


Las medidas ecconómicas anunciadas por el gobierno, nacional en medio de la cuarentena social y de la aguda problematica que vivimos en todos los aspectos, debió ser producto de una sana discusión con sectores conocedores del area a fin que no se conviertan para el venezolano en el corto plazo en mayores cargas sobre sus hombros y en una nueva oferta engañosa del regimen, como dice el refran popular: “peor fue el remedio que la enfermedad”. Venezuela tiene una inflación de altos digitos, unas reservas internacionales muy bajas, un pais dependiente del petróleo y precisamente los precios estan alrededor de los 30$ por barril y podrián seguir cayendo, la producción agricola no es lo suficiente para cubrir la demanda nacional, los salarios son irrisorios, las industrias de Guayana paralizadas, la deuda externa es abrumadora, la cartera creditia bancaria es preocupante, las sanciones internacionales siguen asfixiando a la nación, los servicios públicos son una precariedad. Todo este cuadro indica que debe dejarse atras la política de estar haciendo anuncios en solitario, con medidas que en nada resolveran de fondo el drama que sufrimos los venezolanos, donde la demagogia y el populismo van de la mano; es perentorio que se rediscuta estos anunciós nuevamente, que participen empresarios y otros sectores de la vida social y política venezolana. Es tiempo de una tregua y el gobierno deberia ser primero en entenderlo. El sacrificio no puede ser de un sector en desmedro de otros. Sin embargo, creemos que anuncios importantisimos no se hicieron como es la suspensión del IVA, posponer la declaración y pago del ISLR y el llamado a la sociedad y comerciantes para que no se hagan compras nerviosas por un lado y el no aprovechar la situación para la usura y la especulación, por el otro. En tal sentido, es conveniente, repetimos, que se rediscutan lo concerniente a estos anuncios. ¿De donde va a sacar el gobierno dinero fresco para cumplir cabalmente lo anunciado? ¿Como harán los venezolanos dueños de pequeñas residencias para soportar estas exoneraciones? ¿La banca si no cobra sus créditos viejos como presta nuevos recursos? ¿La parte del encaje bancario se discutió con la Asociación bancaria? ¿Quien estimula a la agroindustria sino se sientan con ellos a discutir un plan de emergencia? ¿A las empresas de teleconunicación porqué no le establecieron un porcentaje de descuento en sus tarifas en lugar de poner al verdugo de Conatel con el hacha en el cuello? ¿Seguirá el gobierno en la busqueda de un total control social con estos anuncios parciales y sin discutirlos con nadie? El venezolano necesita ciertamente un apoyo solidario; pero no “pan para hoy y hambre para mañana”. Señor presidente hay que hablar, hay que oir a Venezuela, este pais somos todos. Hay que dialogar de verdad. Es tiempo de reflexión y solidaridad. A Venezuela y al mundo le hubiese gustado, por ejemplo, que Usted anunciara una amnistia general en medio de tantas desgracias no solo por el coronavirus, sino por el abandono en que esta Venezuela en todas las areas de la vida nacional. Para finalizar, A los venezolanos les pedimos que continuen tomando las precauciones en contra del Coronavirus. No salga de su casa a menos que sea una emergencia. Venezuela nos necesita a Todos. @adalbertomas

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigital24@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario