a
Últimas Noticias

Gotas de alborada: Diálogo y reencuentro en Venezuela

Adalberto Orta


La humanidad, se encuentra viviendo momentos sumamente difíciles producto de la pandemia decretada por la OMS a consecuencia del Covid 19 mejor conocido como el coronavirus. Los gobiernos de distintos países hacen los esfuerzos necesarios para salvaguardar a su población, millonarios y pobres, príncipes y plebeyos han sido contagiados por esta enfermedad, muchos han muertos; otros padecen la inclemencia de este virus. Hasta la fecha las naciones más poderosas del globo terráqueo, intentan con sus científicos buscar e inventar la cura, las redes sociales están repletas de todo tipo de información, donde los llamativos fake news enloquecen a buena parte de la población que copian y pegan todo lo que les aparece y leen, sin buscar la veracidad de las noticias. En nuestro país Venezuela, es similar. Sin embargo, es oportuno, valiente y riesgoso decir que el llamado a cuarentena realizado por el gobierno nacional fue adecuado. Otros gobernantes no lo hicieron en el momento preciso y la situación es apremiante. Nuestro sistema de salud es precario, pero es indicado afirmar que se hacen esfuerzos desde distintos sectores de la población para prevenir el Covid 19. Ahora, es perentorio y responsable, desde nuestra tribuna, seguir llamando a una tregua nacional a un consenso político y social, a un reencuentro de los venezolanos para hacer más sólido el combate contra el coronavirus y sus efectos en la sociedad, no solo desde el punto de vista de la salud, sino social y económico. Es indispensable una reflexión profunda, desde el ámbito político, los grupos económicos y religiosos. Es momento de grandeza, pensar primero en el país, dejar los cálculos en la búsqueda del poder y también en quienes pretenden perpetuarse en el mismo. El diálogo debe lograrse, es un escenario para compartir puntos de vista en beneficio de la patria. El gobierno debe actuar con mayor responsabilidad y sensatez, sabemos que detrás de ellos está la asesoría cubana, quienes son expertos en ganar tiempo en todo, por otro lado están quienes “agarran señas desde el departamento de Estado de los gringos”; en el medio vive una inmensa mayoría de venezolanos, ciudadanos y ciudadanas que deseamos superar las iniquidades de la polarización. Hay que salvar a Venezuela. La pandemia del coronavirus no se ha desatado abiertamente; Dios permita que se logre frenar y la vida le gane a la muerte. El drama económico de Venezuela es agudo. Un precio del petróleo por debajo de los 20 dólares, nuestro signo monetario el bolívar totalmente desecho y desaparecido, una inflación indetenible, la especulación y la usura marcando la hora, los salarios una ridiculez, la pobreza en crecimiento exponencial, el hambre presente en las familias, las remesas disminuyen obviamente a causa de la pandemia, la producción nacional casi en cero, la escasez de la gasolina es bestial, la política de control social es deprimente reflejando el carácter burlesco de quienes la conducen, sumado a las injustas sanciones unilaterales de los Estados Unidos con sus aliados, que recrudece el panorama nacional. El juego geopolítico hacia Venezuela es un ajedrez peligroso; donde las reinas-torres- caballos y los alfiles protegen al rey y aniquilan a los peones. Todavía existen los radicales de cada sector minoritario del gobierno y oposición que sueñan con un jaque mate y tierra arrasada. ¿Y el pueblo? Como seres pensantes, como fuentes de amor y visualizando el espacio con optimismo; declaramos: Es la fecha para el diálogo y el reencuentro entre los venezolanos. Es el momento en que los empresarios y las iglesias hablen menos y actúen más. Los partidos políticos deben abandonar la mediocridad y la maldad, pues; Venezuela necesita un consenso nacional para derrotar al coronavirus y sus consecuencias presente y posteriores. El que esté anhelando invasiones no sabe el mal que está engendrando en su familia. La fatalidad es adversa a lo positivo. Necesitamos todos, construir un país bueno. Vendrá el tiempo para el combate político-electoral, salir de manera constitucional y democrática de este laberinto, pero antes; todos pongamos un granito contra el coronavirus. Afirmo: Trump, solo anda pendiente de su campaña electoral, sus movimientos estratégicos lo hunden en lugar de darle respiro. Los chinos y rusos no van a permitir una invasión en Venezuela; las guerras empiezan un día, que todos podemos ver, pero jamás sabemos cuándo culminan. Este gobierno nacional es nefasto, pero hay que cambiarlo por uno bueno, no por otro similar o peor. “Lo mejor que hizo Dios en la vida, es un día tras otro”. Vamos al diálogo para enfrentar al Covid 19; Salvemos a Venezuela. Tregua y consenso nacional.

@adalbertomas

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario