a
Últimas Noticias

Cornavirus sin agua


Por Eneida Valerio Rodríguez
(@eneidavalerio)
La situación de Nueva Esparta frente a la pandemia del coronavirus llama la atención por razones que van desde su vulnerable condición sanitaria, mayor aún,por la insularidad geográfica, hasta por la fractura política, de líderes variopinto, quienes pretenden el sometimiento de la población y no la solución de sus múltiples problemas. Los resultados, han dejado claro,que la visión política es equivocada y las viejas estrategias muestran el cansancio de una práctica infructuosa.

Eneida Valerio

Las cifras del coronavirus, en Nueva Esparta, refieren 9 pacientes positivos, de los cuales 7 son del municipio Maneiro, uno de los más importantes en las actividades económicas. Exhibe el municipio, un alto número de establecimientos comerciales en su corta y promisoria costa de alto potencial turístico, donde descuella, gastronomía y playas. Estas últimas, con tradición secular e histórica en la vida local y nacional.
Dada la situación de contagios ,se cerró la entrada y salida desde y hacia los otros municipios. “Nadie entra, nadie sale”, fue la consigna en la toma de decisión del Protector del estado Dante Rivas.Inconsulta a los sectores que definen el músculo comercial y empresarial del importante municipio.
Fue peor el remedio que la enfermedad, como reza el refranero venezolano. El municipio está aislado y confundido. Se impusieron horarios y visto el desorden causado, hubo una contramarcha y se repusieron horas para un mejor servicio. Una improvisación más en medio del caos.
En este aislamiento, arbitrario, se debió tomar en cuenta, la escogencia de una estación de gasolina que obliga a entrar y salir un determinado número de vehículos conforme se organizó el suministro. Y en lo particular,se pregunta el ciudadano ¿cómo puede cumplirse así, el aislamiento?
Maneiro tiene problemas severos. El suministro de agua, es un revés para su desarrollo. La carencia del líquido, es preocupante. Más de 30 días sin recibir agua, constituye el periodo más corto para quienes la reciben, porque otros sectores, superan los 40 y no existen respuestas, más allá del discurso sucesivo de adjetivaciones inútiles; vamos a arreglar todo; dicen ufanos. Y se aprovecha el populismo, con camiones cisternas.
Durante varios meses, el cronograma publicado por Hidrocaribe, da para todo. Se programa y se incumple. Se vuelve a reprogramar y sucede lo mismo. Y el ciudadano allí, esperando pero, también concienciándose y consolidando la transición.
No es cerrando el municipio como podemos avanzar.Es todo lo contrario; abrirlo para consultar a quienes sean necesarios y poner en práctica la virtud de la solidaridad, llave del éxito del político ,dado que nadie mejor que ellos, puede y le corresponde practicar.

Nueva Esparta en cada uno de sus municipios, confronta problemas de suministro de gas, largas colas para recibirlo. Largas e interminables otras, para entregar las cajas de CLAP con milicianos y video incluidos para recibirlas. Hasta ese menosprecio, se le exige al beneficiario.
Se necesita, unidad en el liderazgo. La carencia de líderes mundiales en buena medida, es lo que hemos percibido con esta situación del Covid19. En Nueva Esparta, la situación no es distinta. Se buscan líderes, dispuestos al sacrificio, con honor y buena reputación.
Ahora, la solidaridad se hace necesidad como forma de vida y comienza a definirse esencial para las próximas etapas de la humanidad. La ciencia para prevenir futuras pandemias requiere y exige esta condición.También para salir adelante, cuando las economías del mundo pagarán un largo proceso en su recuperación.La Union Europea lo sabe y EE.UU ,
La fractura en el liderazgo insular aleja esta posibilidad, por lo pronto. Unos y otros bandos, como élite de poder, han pretendido; someter a la población, sin importarles el precio de lo que significa. Pero ellos, disfrutan de este y de manera inexorable se toparàn con nuevos líderes.
La misma élite, que se ufana en demostrar “amor al pueblo”, ultraja la condición humana en la sociedad. Sin embargo, el ciudadano, ha respondido, avivando,su estado de concienciación. Y frente a las bolsas de comida, bonos del momento y otras dádivas, suficientemente publicitadas, sigue adelante dando forma a la transición, consecuencia de esta concienciación.
La dádiva, sustituye a la educación y nunca nos sacará del socavón y de la oscuridad. También asoló la salud y demás derechos constitucionales. En Nueva Esparta, es preocupante. La fractura del poder, ha derivado un sinfín de calamidades.
Los gobiernos autoritarios promueven esta mala práctica. Cuando el pobre llora, la bolsa de comida y un “Kit” para parir, le calmará el llanto en la sala de parto, vacía de insumos que impedirá rendir tributo al nuevo venezolano; milagro de vida.Milagro desvestido de sus derechos derivados del estado venezolano.
No hay respuestas para pacientes desnutridos y crónicos; oncológicos, sidòticos, hemofílicos, renales etc. En Margarita, las instalaciones para estos enfermos, sufren del abandono desde hace mucho tiempo.
En el escalamiento de la concienciación, el venezolano, tiene un rato largo consolidando e la transición. Mientras tanto, las elites del poder no dan muestras de cambios, ni ejemplo de cuanto predican.El juego es incomprensible, pero sigue su rumbo indetenible.

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario