a

El-Aissami es el nuevo ministro de Petróleo y Asdrúbal Chávez presidirá Pdvsa

Los cambios que estaban cantados en los mandos máximos del sector petrolero, finalmente se produjeron este 27 de abril, con las designaciones de Tareck El-Aissami como nuevo ministro de Petróleo y Asdrúbal Chávez como presidente de Pdvsa, en una decisión que se esperaba desde que ambos fueron puestos al frente de la Comisión «Alí Rodríguez Araque», un organismo con plenos poderes para reestructurar integralmente a la industria estatal de hidrocarburos.

Los nombramientos aparecen en la Gaceta Oficial Extraordinaria N° 6.531, fechada este 27 de abril.

Igualmente, en un tercer decreto, la Gaceta Oficial se ordena la supresión del Viceministerio de Refinación y Petroquímica, cuyas competencias deberán ser distribuidas entre otros despachos del Ministerio Petrolero.

El-Aissami desempeña el Ministerio de Industrias y la Vicepresidencia del Área Economónica, posición que retendrá. Asdrúbal Chávez fue el último presidente de Citgo designado por Maduro antes que la administración de la empresa refinadora pasara al control del equipo designado por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

Estos funcionarios sustituirán al general de la Guardia Nacional, Manuel Quevedo, quien asumió el ministerio y la jefatura de Pdvsa, práctica iniciada por el fallecido ex presidente Hugo Chávez, quien consolidó el mando del sector petrolero, primero con Alí Rodríguez Araque, también desaparecido, y luego con Rafael Ramírez, quien ejerció por 12 años ambas posiciones.

Quevedo deja la industria petrolera con el handicap de haber dirigido la industria en el peor momento de su historia. La empresa queda con una producción inferior a los 700.000 barriles por día, con un parque refinador operando a 15%, lo que ha generado una crítica escasez de combustibles, con los sectores gasífero y petroquímico casi paralizados.

En el mandato del oficial proveniente de la Gran Misión Vivienda Venezuela se dejaron de producir más de 1 millón de barriles por día.

Hasta ahora, la acción de El-Aissami en la comisión reestructuradora se ha caracterizado por perseguir casos de presunta corrupción en áreas críticas como el contrabando de gasolina. El nuevo ministro está personalmente sancionado por el gobierno de Estados Unidos.

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario