a
Últimas Noticias

Paradigma: Vuelta de hoja

Manuel Avila

Cuando al Alcalde de Maneiro le detectaron el Covid-19 producto de la infección en el avión de Avior que venía de Maiquetía a Margarita con la presencia de un viajero que venía de la República Dominicana, eso fue un hecho fortuito que fue la noticia del día en Margarita. La pandemia llegó a Nueva Esparta en primer lugar al Municipio Maneiro en las personas de tres funcionarios de la Alcaldía entre ellos su Alcalde Morel David Rodríguez Salcedo y dos funcionarios más. Portador asintomático que ni siquiera había notado que estaba infectado y a no ser por unos síntomas leves el virus le pasó por encima. Aún cuando dio positivo en la prueba rápida y en la prueba técnica del nivel central, siguió el Alcalde sin sentir el paso del Covid-19 por su organismo. Un leve malestar y una fiebrecilla intrascendente lo obligaron a meterse en cuarentena y a declarar con coraje a su gente de Maneiro que estaba infectado y se iba a cuarentena para asumir el riesgo de la infección.
Valiente la decisión de éste roblero acostumbrado a los combates cuerpo a cuerpo en la arena política que asumió con responsabilidad el riesgo del Corona Virus y mientras su familia estaba mega preocupada por el positivo del Alcalde y sus funcionarios, el burgomaestre se preparó mentalmente para enfrentar al virus en su propio terrreno. La angustia corrió como pólvora por el Municipio Maneiro y por toda Venezuela y llegó a tomar espacios comunicacionales en los rotativos internacionales. La noticia que Morel Rodríguez Salcedo, el Alcalde de Maneiro dio positivo por el Covid-19 conmovió al mundo. Fueron días de angustia familiar, de los trabajadores de la Alcaldía Ejemplar y del propio pueblo Maneirense que llegó a derramar lágrimas por el positivo de su Alcalde.
Pero mientras todo eso se movía en la región, a nivel familiar se hacían deligencias para el aislamiento y todos los movimientos para garantizar el personal a atenderlo y el tratamiento adecuado al burgomaestre maneirense. Las declaraciones del Alcalde con tanto coraje por las redes sociales en un video que lo mostraba entrando a la Basílica del Valle en cara a cara con La Virgen Marinera le movió el piso a toda Margarita y las imágenes recorrieron las redes y los rotativos regionales. Por supuesto salieron a relucir los inventos comunicacionales de que el Alcalde estuvo en Los Roques con los celebrantes del sarao en la Isla del caribe cosa que se cayó por su propio peso. Por otro lado salió un comunicado político de las filas del PSUV que se quedó congelado porque nadie lo leyó, ya que solo de mentiras sin sentido se nutrió la pésima redacción y las incoherencias de la mentira despiadada. Y hasta del nivel central salieron unos latigazos que se quedaron guindados en los cardones y tunas que rodean al Municipio Ejemplar. Pero los más importante en esta escena teatral fueron los pobladores de Maneiro que se plantaron de pie a favor de su alcalde y no dejaron contaminar el hecho noticioso que tocaba las fibras de los robleros y pampatarenses porque era su Alcalde el afectado por el temerario Covid-19.
Las acusaciones irresponsables quedaron molidas por el coraje del burgomaestre que con valentía le dijo a su pueblo que confiara en él y que iba al desierto a dar la pelea solo con el Covid-19. Como armas llevaba el cariño de su pueblo, el amor de su familia y el coraje de un joven empeñado en retar las fuerzas del mal encarnados en el Corona Virus y en los que pretendieron con la mentira hacerlo perder el equilibrio. Cosa que no fue posible porque ya a los pocos días de la cuarentena ya había derrotado al virus en una pelea cuerpo a cuerpo, pues los upper, los ganchos y los rectos que le quitó prestados a Casius Clay y Sugar Ray Leonard fueron suficientes para vencer el cuerpo a cuerpo a la mortal enfermedad. Largos 27 días de encierro estuvo el Alcalde Morel David Rodríguez macerando sus ideas, soñando futuro, generando políticas y mandando más que un dinamo para calmar a la población de Maneiro. Desde su sitio de aislamiento organizó la entrega de tapabocas, las jornadas de desinfección, la entrega de alimentos, medicinas y el reparto de agua a las zonas más vulnerables del municipio. No perdió el control de su gestión y se afianzó en lo social que tuvo su trípode en el agua, los alimentos y las medicinas para mantener contento a su pueblo.
Por supuesto ni se inmutó cuando lo amenazaron con cerrar el municipio porque sabe que en esta parcela donde Dios tiró su rezón, no falta nada para que sus vecinos puedan sobrevivir en tiempos de huracanes y tormentas. Cada día fue un aprendizaje en sus lectura, entrenamientos físicos y en la toma de decisiones que no paralizaron para nada la actividad del Municipio Ejemplar. Y es que las medidas tomadas por el Gobierno Nacional cuando se detectaron los primeros 13 casos fueron las correctas porque implicaba aislamiento y control de todas las personas contaminadas que permitieron abordar y evitar la propagación de los casos. Decir lo contrario sería mezquindad política o falta de ubicación en el plano de una sociedad que viene observando a los actores del gobierno y de la oposición actuar y tiene sus propios criterios a la hora del análisis.
Claro que se equivocaron los actores políticos en el Caso Maneiro porque la cepa nunca estuvo en esta tierra, sino que todo se probó que procedía del Municipio Gómez y eso es lo que han arrojado los resultados que han decantado responsabilidades por los resultados en el Valle de Pedro González. De esa forma en la lucha en el desierto el burgomaestre maneirense con la bendición de Dios. la Virgen del Valle y el Cristo del Buen Viaje se fajó con el virus y lo venció al entrar a la historia con la corona de ganador al dar un nocaut al virus en la arena de las luchas. No se metió ni el referí en este combate palo a palo y el Covid salió doblado ante las pesadas manos de un joven alcalde que lo superó en peso, tamaño y velocidad.
Por esa razón con la fuerza del coraje que le dio el pueblo maneirense esta semana pasada salio de la cuarentena el Alcalde Morel David con la misma fuerza con que entró hace 27 días a su aislamiento voluntario y a cumplir los últimos 15 días en su residencia, pero ya con dos negativos a su favor que lo hacen fuerte ante un Covid-19 que perdió fuerzas ante el roblero. Y es que la habilidad del roblero le permitió bailar a placer al virus mortal y darle a sus enemigos políticos la lección de su vida al ser el único funcionario de alto nivel que saltó a la arena a pelear en el cuerpo a cuerpo con este peligroso rival. Esa aventura la contará el mismo alcalde en los próximos días y en ese momento los periodistas podrán escudriñar en sus neuronas sobre la lucha a muerte con el Covid en esa lucha en el desierto.
Pasó por lo peor el Alcalde Morel David cuando con lágrimas en los ojos se despidió desde lejos de sus familiares y con el pensamiento del temor que genera ir a la arena a luchar con un desconocido que era calificado por los analistas como un rival de gran nivel y altamente peligroso. Salió por la puerta grande el burgomaestre maneirense y tendrá la autora del comunicado de la falsedad que recoger sus hojas sueltas, sus mentiras deshumanizantes y deberá pedir perdón a Dios por haber usado elementos de la perversión política para intentar malponer a quien le gana en coraje y dignidad.
Sonaron los cohetes en Los Robles esta semana la noche que el Alcalde Morel David salió con su maleta rodante conversando con los ciudadanos de Maneiro en un video que dejó sin palabras al equipo que hizo el comunicado de la mentira. Esas son las cosas de la política que deja a la Coordinación del PSUV en Maneiro derrotada y sometida a los peores calificativos porque quisieron culpar al Alcalde y terminaron aterrizando en Gómez donde estuvo la cepa completa de los infectados de Corona Virus en Nueva Esparta.
Los Robles casi se incendia de tanto cohetes este jueves 29 de abril cuando en “El Pueblo de los Cohetes” revivieron la tradición de un pueblo que por años ha reventado de pólvora el cielo pilarense. La gente del pueblo y de las urbanizaciones vecinas se preguntaban por los sonidos de la cohetería y por el sonido de las campanas que alegraron al pueblo porque uno de sus hijos había salido victorioso en la lucha contra el corona virus. Esa es la historia breve de esa lucha en el desierto que puso a correr por todo el ring al Corona Virus que terminó doblando las patas ante la pegada demoledora del Alcalde de Maneiro.

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario