a

Momentos de Nuestro Deporte. Iván Palazzese siguió la estela de Cecotto y Lavado

El venezolano nacido en Italia, logró marcas de precocidad en el Mundial de Motovelocidad. Su abrupto adiós en 1989, dejó sin recambio a los mejores pilotos de la historia nacional.

(Prensa COV. Caracas, 28 de mayo) El 28 de mayo de 1989, Iván Palazzese, precoz fenómeno mundial de la motovelocidad falleció en el circuito de Hockemheim, Alemania.

Durante la disputa del Gran Premio de Alemania en la clase 250cc, hubo una caída colectiva a la entrada del denominado Estadio o Motodrom del trazado germano, accidente que cobró la vida del venezolano.

El criollo quedó en medio de la pista tras el impacto y luego fue arrollado, por el italiano Fabio Barchitta y el francés Bruno Bonhuill. Las lesiones sufridas por el venezolano resultan fatales.

Palazzese, de 27 años, venía de tener a mediados de 1988 un accidente en la mítica curva de Eau Rouge en Spa Francorchamps, en Bélgica, donde llegó a sufrir un paro respiratorio de varios segundos, pero los médicos lograron estabilizarlo.

Con apenas 15 años y dos meses, en la primera edición del Gran Premio de Venezuela, disputado en 1977 en la pista de San Carlos, Cojedes, Palazzese asombró al mundo al concluir en el tercer lugar en la clase 125cc, celebración que encabezó el multicampeón mundial español Ángel Nieto, seguido del mecánico alemán Anton Mang.

Su corta edad no le permitió correr en Europa hasta cumplir los 18 años. En 1983 firma con Venemotos-Yamaha y fue factor para el primer título de Carlos Lavado en 250cc. En Holanda, lograron un histórico 1-2. En 1984, Palazzese abandona el equipo por diferencias con Ferruccio Dalle Fusine, el jefe técnico del equipo.

Después de dos temporadas alejado de las pistas, Palazzese retornó al mundial de la clase 250cc en 1987, como integrante de una pequeña y modesta estructura privada que lo tenía a él como piloto y preparador, acompañado de los también criollos Víctor ¨Tusa¨ Cascarano y Roberto Jurado. Con 24 años, Palazzese se adjudicó el reconocimiento como el mejor piloto privado, con numerosas presentaciones en las que culminaba mejor clasificado que los pilotos oficiales de las fábricas Honda, Yamaha y Aprilia.

En 1989 Palazzese firma con Aprilia, el equipo al que representaba al perder la vida.

Con apenas 15 años, 2 meses y 18 días, Iván Palazzese entró de inmediato en los libros de récords como el piloto más joven en alcanzar un lugar en el cajón de premiación en una fecha del Campeonato del Mundo de Velocidad, marca que no ha sido superada.

Además, igualó a con Johnny Cecotto (1975) y a Carlos Lavado (1978) con un lugar en el podio en su estreno en el Campeonato Mundial de Motovelocidad.  Los únicos pilotos criollos en lograr victorias en Europa.

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario