a
Últimas Noticias

Inepesca exige políticas claras para suministro de combustible a pescadores artesanales

Paúl Bermúdez presidente del Instituto Neoespartano de Pesca, asegura que ese sector sucumbe ante la incertidumbre de los precios de la gasolina importada

El presidente del Instituto Neoespartano de Pesca, Paúl Bermúdez, juzga la situación del sector pesquero artesanal como crítica y complicada a todos los niveles, sobre todo en estos momentos en que se abre la posibilidad de la gasolina iraní. 

Vista la situación, exigió políticas claras en lo que respecta a los precios, ya que frente a la nueva coyuntura los colocan ante  tres escenarios para el suministro del combustible.

Afirmó que los pescadores no saben en cuánto les van a vender la gasolina y acotó que este martes no les suministraron en Porlamar, Macanao, Robledal ni lonja pesquera de Juan Griego, porque los funcionarios no estaban seguros si era gratis, a precio subsidiado o a 0,50 centavos de dólares el litro.

Ante esa situación, Bermúdez expuso que si la gasolina es vendida al pescador en 0,50 dólares, los botes pañeros cordeleros, palangreros y naseros en promedio necesitan por lo menos una pimpina de 60 litros de gasolina diaria para salir a faenear, mientras que otros dependiendo de la distancia requieren de 60 dólares y el costo de la pimpina es de 30.

Sumado a eso, el costo del aceite dos tiempos es de 10 dólares, pues, cada pimpina de gasolina deben ligarla con esa cantidad de aceite, lo que representa un costo inicial de 40 dólares diarios para salir a pescar, siendo el promedio de uso de combustible en su mayoría dos días y por parte de otros, un día dependiendo de la zona de pesca donde faenen.

Bermúdez se pregunta qué cantidad y tipo de pescado debe capturar el pescador para cubrir esos 20 o 40 dólares, si es que pesca algo, ya que la pesca es una aventura, por lo que a su modo de ver, ese panorama no es nada halagador ni fácil para el trabajador del mar.

Caída estrepitosa

El presidente del Inepesca reiteró que a raíz de la cuarentena y la desacertada política de distribución de la gasolina, el sector pesquero prácticamente sucumbió ante el abastecimiento intermitente e irregular, ya que solo muy pocos pescadores lograron adquirir el combustible, causando un bajón en la producción pesquera que se estima en más de un 70%.

(Prensa Gobernación de Nueva Esparta/Dexcy Guédez/CNP: 6085)

Foto: Dexcy Guedez

Paúl Bermúdez presidente del Instituto Neoespartano de Pesca
Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario