a

EEUU – Dimitió jefa de la policía de Atlanta tras la muerte de otro joven afroamericano por disparos de un agente blanco.

La muerte de otro joven afroamericano, de nombre Rayshard Brooks, de 27 años de edad, por disparos de un agente blanco la noche del viernes 12 de junio,  en el aparcamiento de un restaurante de comida rápida, causó una profunda conmoción en Atlanta (Georgia, Estados Unidos) y provocó nuevas olas de protestas en diferentes puntos, junto con la dimisión este sábado de la jefa de Policía de la ciudad, Erika Shields.

En varios vídeos publicados en las redes sociales ya que toda la escena quedó recogida por tres cámaras: la que llevaba uno de los policías en su chaleco, la del teléfono celular de un testigo que grabó el forcejo y la del circuito de seguridad del propio restaurante que fue incendiado al día siguiente por manifestantes, en ellos se observa cómo Brooks huye de los agentes al intentar esposarlo luego de una prueba de alcohol, se muestra en el forcejeo a Brooks haciéndose con una pistola eléctrica y disparando electricidad a los agentes con ella, posteriormente sale corriendo cuando uno de los agentes le dispara tres tiros con arma de fuego.

«En ese momento el agente de Atlanta agarró su arma, la disparó e impactó en el señor Brooks, y este cayó al suelo», explicó Vic Reynolds, director del Buró de Investigación de Georgia (GBI, en inglés) en una rueda de prensa. 

El policía, identificado como Garrett Rolfe, ha sido despedido según ha confirmado la policía de Atlanta, mientras que su compañero, Devin Bronsan, que participó en el forcejeo con la víctima, está de baja administrativa. Se continúa la investigación de los hechos en Atlanta. 

Foto en Twitter de Policías del Caso Rayshard Brooks
Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario