a

Bachaqueo de dólares. Por: Williams Caballero López

Opinión-. 《Dólares, dólares, dólares》van ofreciendo en la calle los pregoneros de los verdes; 《Compro y vendo dólares》 repiten a garganta batiente, esos neocomerciantes del dinero en Venezuela. Este es un nuevo comercio, plenamente especulativo que se ha creado en medio de la economía desajustada venezolana.

Vemos como en el Mercado Municipal de Puerto La Cruz, en pleno Bulevar 5 de Julio de Barcelona, los comerciantes de efectivo en divisas hacen su agosto deambulando para arriba y para abajo.

Aunque la compra de efectivo es una práctica relativamente vieja,  esta se llevaba adelante en establecimientos comerciales y siempre el intercambio era en bolívares, sin embargo la práctica mutuo al intercambio de dividas.

Aunque era natural ver en las Redes Sociales la compra-venta o intercambio de dólares digitales a efectivo, o a la inversa, ahora vemos un comercio más profundo y un nuevo negocio para el espíritu de especulación de algunos comerciantes que quieren hacerse ricos de la noche a la mañana.

Observamos cómo algunos vendedores no ponen a disposición ningún instrumento de venta como por ejemplo puntos de venta o pago móvil, por lo cual obligan a los consumidores a cancelar en cash, cuando esto ocurre el cliente tiene dos opciones: No comprar o buscar el efectivo.

Y ante la escasez de bolívares en papel moneda, contantes y sonantes, entonces tienen que caer en las transacciones de estos “neo-bachaqueros”. Ahora bien, se le suma a esto que muchos comerciantes tampoco quieren recibir los dólares de los consumidores, reforzando la compra de bolívares en efectivo.

¿Y cuál es la ganancia de este negocio? Bueno, a pesar que las cotizaciones oficiales y paralelas de la moneda norteamericana están por encima de los Bs. 200.000 por cada $1, los bachaqueros del efectivo la reciben a Bs. 150.000 ganándose Bs. 50.000 por cada dólar.

Posteriormente a esta transacción callejera, estos mismos individuos venden a través de las Redes Sociales ese mismo $1 en la cotización real del mercado. Obteniendo más bolívares por ese mismo dólar, para luego vender los bolívares nuevamente.

E incluso, muchos comerciantes aceptan las dividas en la misma cotización baja de Bs. 150.000, para luego comerciar los dólares al cambio real. Sin duda, estas prácticas golpean cada vez más a una población que hace maromas en medio de una crisis terrible que golpea fuertemente a los venezolanos.

Es plenamente injusto que estos “bachaqueros” se aprovechen del desespero de los consumidores que salen arriesgando su salud para adquirir alimentos para sus casas y familias. Es increíble como los venezolanos quieren hacerse ricos a cuesta del sufrimiento de otros venezolanos.

¿Cómo acabar con esta jauría especulativa? Solamente a través de un cambio de sistema que permita una dolarización real y oficial de la economía, la intervención de un Estado que regule los precios de los productos, ya que hemos llegado a tal punto que hemos devaluado el dólar (tema para otro artículo).

Si no acabamos con esta situación, la situación acabará con nosotros.

Williams Caballero López

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario