a

“La imprenta la artillería del pensamiento” – Por Jonathan Patti

El 27 de junio de cada año se celebra en Venezuela el Día Nacional del Periodista, en homenaje a la salida, en 1818, del primer ejemplar del periódico Correo del Orinoco, creado por Simón Bolívar, con la colaboración de Juan Germán Roscio, Cristóbal Mendoza, entre otros y se instituyó en 1964.

Esta fecha fue aprobada por la Asociación Venezolana de Periodistas en apoyo a la propuesta de Guillermo García Ponce, quien desde el Cuartel San Carlos, donde estaba preso, envió a la cuarta Convención Nacional de la Asociación Venezolana de Periodistas (AVP), que se desarrollaba entonces en Valencia, una propuesta para que el Día del Periodista se celebrara el mismo día de la primera aparición del Correo del Orinoco, la voz de la libertad a propósito desde su primer enunciado de aquella publicación, donde el Libertador Bolívar sintetizó excelentemente el deber ser de esta hermosa profesión: “Somos libres, escribimos en un país libre y no nos proponemos engañar al público”.

Bolívar, un comunicador notable que luchó destacadamente con la imprenta también, y la consideraba “la artillería del pensamiento”, juzgándola tan necesaria, que la incorporaba en todas sus operaciones militares, no hubo una en la que no contara con ese valioso instrumento y tampoco en la que prescindiera del personal calificado para operarla.

Hoy, el comunicador social es un profesional integral, se debe a la sociedad, son servidores públicos que día a día se encargan de responder el qué, el quién, el dónde, el cuándo, el cómo y el porqué de lo que sucede, influyen con sus opiniones a la ciudadanía, son formadores invisibles constantemente, investigadores, preservadores del lenguaje y de los valores que transmiten en cada expresión, información y mensaje.

En nuestra carta magna, en sus artículos 57 y 58, donde el primero nos indica principalmente el “derecho a la libertad de expresión que tenemos todos los venezolanos”, y el segundo expresa “la comunicación es libre y plural y comporta los deberes y responsabilidades que indique la ley. Toda persona tiene derecho a la información oportuna y veraz e imparcial, sin censura, de acuerdo con los principios de esta Constitución, así como la réplica y rectificación”, es aquí donde debemos reflexionar y preguntarnos, ¿en estos últimos 21 años, se ha vulnerado la libertad de expresión y la información veraz y eficaz? sabemos la respuesta, tú mejor que nadie; es por ello que los periodistas venezolanos, aquellos de buena voluntad que persiguen la verdad, porque ella os hará libres (Juan 8:32), estos comunicadores sociales que están plenamente convencidos que el mejor sistema para convivir y progresar todos de forma amplia, plural y unitaria, es la democracia, estos profesionales que sin importar su raza, credo, color de piel o alguna preferencia partidista, han demostrado valentía para brindarnos información oportuna, ejerciendo con ética y responsabilidad su profesión, venciendo dificultades, amenazas y barreras que se les presentan, sin caer en la tentación de desarrollar un rol más político y seguir con el periodístico, a todos ustedes, más allá de felicitarlos, queremos agradecerles por su desempeño, sabemos que no es fácil.

Aproximadamente hace seis años circulaban cerca de noventa medios impresos en todo el país, actualmente solo se imprimen menos de 20, a esta situación se le suma, los ataques violentos, hostigamientos, intimidaciones, cierre de medios y portales web, por estas razones y la hiperinflación, muchos periodistas han abandonado el país y la mayoría de los casos no vuelven a ejercer la profesión en el extranjero, ni aquí,  pero también existe hoy en día otra realidad para el periodista que no ha caído en la trampa de la polarización, cubriendo los hechos sin adjetivos, sustentando su trabajo en investigaciones rigurosas y con honestidad, muchos de ellos son víctimas de descalificaciones por los robots del 2.0 si no complacen alguna línea de algún personaje que se identifica como opositor y este cuente con la facilidad de controlar o influir en dichos laboratorios, por lo tanto ser periodista en esta bella nación, es complejo, es un desafío gigante.

Gracias por no renunciar a los principios fundamentales del trabajo periodístico, gracias por su labor que ha permitido desmontar la mentira, venga donde venga, por lo tanto, sus esfuerzos, sus luchas ahora más que nunca son indispensables, proteger el valioso brío que hacen todos los días en Venezuela, es tarea de todos.

Respetuosamente les digo Periodistas de la República, ustedes son los oídos, los ojos y la voz de nuestro noble pueblo, por esto y múltiples fundamentos, FELICITACIONES en su día. ¡Dios los bendiga!

Jonathan Patti

Sec. Gral. Adjunto

Dirección Nacional

Partido Demócrata Cristiano COPEI

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario