a
Últimas Noticias

Juez suspendió la ejecución de Wesley Ira Purkey que debía realizarse este miércoles 15 de julio en EEUU

Un juez detuvo el miércoles la ejecución de un convicto que padece demencia ante las dudas sobre si está mentalmente apto para ser ejecutado.

Wesley Ira Purkey, condenado por un horrible secuestro y asesinato en 1998, debía ser ejecutado el miércoles en la Penitenciaría de Terre Haute, Indiana, el mismo lugar donde ayer, tras una batalla legal de 11 horas, fue ejecutado Daniel Lewis. La de Purkey sería la segunda ejecución del gobierno federal en 17 años.

No obstante, la jueza de distrito de los Estados Unidos de Washington D.C, Tanya Chutkan, impuso dos órdenes el miércoles que prohíben que la Oficina Federal de Prisiones avance con la ejecución de Purkey. El Departamento de Justicia presentó apelaciones inmediatas en ambos casos. Ya se estableció una suspensión temporal por separado del 7° Tribunal de Apelaciones del Circuito de los Estados Unidos.

La disputa legal sugiere que los litigios continuarán en las horas previas a la ejecución programada de Purkey, similar a lo que sucedió a principios de esta semana cuando el gobierno federal ejecutó a Lee, luego de un fallo de la Corte Suprema.

El problema de la salud mental de Purkey surgió antes de su juicio en 2003 y cuando, después del veredicto, los miembros del jurado tuvieron que decidir si debía ser ejecutado por el asesinato de Jennifer Long, de 16 años, en Kansas City, Missouri. Los fiscales alegaron que la violó y la apuñaló, la desmembró con una motosierra, la quemó y luego arrojó sus cenizas a 320 kilómetros de distancia en un tanque séptico en Kansas. Purkey también fue condenado a cadena perpetua en un caso separado por golpear a muerte de Mary Ruth Bales, de 80 años, de Kansas City, Kansas.

Pero las preguntas legales sobre si estaba mentalmente apto para ser juzgado o ser sentenciado a muerte son diferentes de la cuestión de si ahora está en condiciones mentales suficientes, en las horas previas a su ejecución programada, para ser ejecutado.

Los abogados de Purkey argumentan que la respuesta claramente es no, y alegaron en documentos recientes que sufre de la enfermedad de Alzheimer.

Con información de AP

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario