a
Últimas Noticias

El fetiche electoral del G4 – Por Gabriel González

Veinte años y más de 20 elecciones después, todavía la cúpula de siempre sigue apostando a esa ruta como mecanismo para la liberación de Venezuela, aun cuando el régimen, primero de Chávez y ahora de Maduro, ha hecho lo que le ha dado la gana con los resultados. Siguen tratando a este régimen criminal-terrorista como una dictadura tradicional a la que pueden derrotar en el plano electoral ¿Ignorancia? ¿Ingenuidad? ¡20 años después, no lo creo!

En enero de 2019 tras la juramentación de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela en acato del artículo 233 constitucional – y a pesar de que sectores del G4 no estaban de acuerdo-, el país unido asumió una ruta: Cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. En ese inalterable orden. Pero como era de esperarse, no habían pasado seis meses de interinato, cuando ya habían traicionado a los ciudadanos y se habían sentado con el régimen, a pesar de tener el reconocimiento de más de 40 países. Desde entonces, un pacto electoral con el régimen ha estado en la palestra.

También es oportuno recordar que en 2017 tras más de cien días de rebelión popular en las calles, de 130 muertos, y del más grande acto de desobediencia cívica de nuestra historia; el plebiscito del 16 de Julio, donde más de siete millones de venezolanos dimos el mandato claro e inequívoco a la dirigencia de renovar los poderes secuestrados por la tiranía y de avanzar en el desconocimiento, ellos no sólo traicionaron el mandato a solo horas de producirse, sino que además bailaron sobre la sangre de nuestros compañeros caídos y participaron en la farsa electoral convocada por la sangrienta constituyente.

Cada vez que los venezolanos –arriesgando hasta la vida- hemos llevado al régimen a un punto de quiebre, han sido los mismos cuatro partidos los que nos han traicionado con falsos diálogos con el régimen que siempre terminan en unas adjudicaciones disfrazadas de elecciones, tiempo y legitimidad a la tiranía.

Aún sabiendo que están yendo al matadero, se les hace agua la boca al escuchar la palabra “elecciones”. A estas alturas ellos son los únicos que celebran la convocatoria de una nueva “fiesta democrática”, porque el ciudadano de a pie sabe que solo obtendrá más retórica y otra decepción.

Aunque los chantajistas de oficio intenten crear una opinión favorable en el plano electoral con el régimen en el poder, los venezolanos no aceptamos más engaños. Hoy la Venezuela decente y la comunidad democrática internacional entendemos que enfrentamos a un régimen criminal-terrorista que no abandonará el poder por las vías de la democracia tradicional, sino que se requiere de una operación multinacional y multidimensional para enfrentarlo y derrotarlo en los distintos planos donde el régimen ha expandido sus tentáculos.

¡Los venezolanos estamos luchando por la libertad, no aceptamos migajas!

Gabriel González

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario