a

Daniel rodrigo: “El árbitro FIBA se respeta mucho en la LPB”

Prensa LPB. 28 julio 2020.- La Liga Profesional de Baloncesto tuvo visita internacional con Daniel Rodrigo, árbitro consagrado del continente.

“Tenía 15 años. No fue una decisión en principio mía, sino que teníamos la obligación todos los clubes donde me formé, de mandar dos aspirantes a árbitros, para mini basket; dos aspirantes a técnicos y dos oficiales de mesa. A mí me tocó la más difícil:  ser árbitro. La verdad es que nadie quiere ser árbitro. Y en esa época tampoco era que me entusiasmara. Un compañero fue el que me incentivó a iniciar la tarea de arbitraje”, expuso Daniel Rodrigo desde Buenos Aires, Argentina, a través de la cuenta instagram @lpb_aldía, en amena charla con Geisha Torres.  

En 1993, Rodrigo da el salto a la Liga Nacional de Baloncesto de Argentina: “Fueron épocas bastantes más duras. Fueron épocas de un recambio muy grande que hubo. Dos años después me hice árbitro internacional en 1995”.

Según los datos estadísticos de Pedro Marrero, Rodrigo dirigió 82 partidos en Venezuela: “De la LPB conocía muy poco. Me convertí en un fanático más de Venezuela. Tomo a Venezuela como mi segunda patria. Se vive muy bien el baloncesto en Venezuela, me encantó. Cuatro, cinco horas antes ya la gente comienza a llegar a la cancha. Mucha cobertura de los medios de comunicación detrás de la LPB. Me encontré con un mundo que no pensaba que me iba a encontrar. Fue mi primera vez que pitaba una liga que no era la mía”, expresó el afable Rodrigo.

“El árbitro FIBA se respeta mucho en la LPB. Si hay algo que se ha corrido (en el mundo del arbitraje) es que siempre hemos sido muy bien tratados en esa liga por dirigentes y clubes. Siempre hemos sido bienvenidos. Siempre tengo palabras de elogio. Por eso he repetido en volver a arbitrar allá”, elogió quien dictó sentencia en 29 series semifinales.

En 2013 tuvo su última experiencia LPB, incluyendo la final Marinos de Anzoátegui-Cocodrilos de Caracas: “Fue una experiencia enorme. El haberlo vivido, el haberlo sentido. Ambas fanaticadas ponían la cancha al rojo vivo verdaderamente”.

“Desde que recibimos la nominación, empezamos a pitar el partido. Trabajo todos los partidos de la misma forma, aunque sabemos que las sensaciones no son las mismas. La preparación siempre es la misma. Hay que tratar de cometer la mínima cantidad de errores. Uno tiene distintas técnicas. No todos los partidos se arbitran de la misma manera. Más allá del reglamento, los partidos se tienen que conducir, no se puede ser un aplicador de reglas”, contó sobre su filosofía de encarar los partidos como juez.

Como buena parte de las personas actualmente, Rodrigo vive el confinamiento producto de la pandemia: “Va haber un montón de cosas que van a cambiar. Muchas costumbres. Muchas cosas se van a agregar a nuestras funciones en cuanto al manejo de los jugadores. Los distintos protocolos que habrá que hacer antes y durante el partido. Hacer que se cumplan y sobre nosotros seguro va a hacer esa responsabilidad. En FIBA aún no hay ningún protocolo fijado”.

“La fanaticada en la Caldera (del Diablo, Puerto La Cruz) siempre era más vehemente. El estadio en Margarita (Gimnasio La Asunción), cuando se ponía full: Uff. Pero eso a uno lo motiva. Me pone más dentro del partido. Cuanto hay más presión es cuando más me gusta”, aseguró Rodrigo.

“Lo primero es ir a ver muchos juegos para ser árbitro. Uno no lo mira de la misma manera como el fanático. Mira la conducción, los movimientos, las caras, los distintos momentos del partido y como son las reacciones del árbitro y del grupo de árbitros. Siempre hay que ver los partidos del escalón arriba del cual uno está trabajando. La categoría que está por encima a la que estás arbitrando en ese momento”, con esa cápsula de formación se despidió el árbitro con presencia en seis finales LPB.

Acerca de la LPB

La Liga Profesional de Baloncesto (LPB) es el torneo profesional de Venezuela. Se disputa desde 1974. Fundada como Liga Especial de Baloncesto, adoptó el nombre de Liga Profesional de Baloncesto en la temporada de 1993.

Las divisas Bucaneros de La Guaira, Cocodrilos de Caracas, Gaiteros del Zulia, Gigantes de Guayana, Guaiqueríes de Margarita, Guaros de Lara, Marinos de Anzoátegui, Panteras de Miranda, Toros de Aragua y Trotamundos de Carabobo, conforman el circuito. 

Daniel Rodrigo (Derecha)
Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario