a

Iván Duque respaldó a Uribe tras la orden de arresto domiciliario en su contra y lamentó que “no se le permita defenderse en libertad”

El presidente de Colombia, Iván Duque, realizó este martes una férrea defensa del ex mandatario y jefe de su partido, Álvaro Uribe, luego de que la Corte Suprema del país ordenara su arresto domiciliario en el marco de un proceso por supuesta manipulación de testigos.

“Soy y seré siempre un creyente en la inocencia y honorabilidad de quien con su ejemplo se ha ganado un lugar en la historia de Colombia”, dijo Duque en un mensaje público.

El actual mandatario lamentó este martes que a su mentor “no se le permita defenderse en libertad”. Y expresó: “Duele como colombiano que muchos de los que han lacerado al país con barbarie se defiendan en libertad o, inclusive, tengan garantizado jamás ir a prisión, y que a un servidor público ejemplar, que ha ocupado la más alta dignidad del Estado, no se le permita defenderse en libertad, con la presunción de inocencia”, dijo.

Uribe, que fue presidente de Colombia entre 2002 y 2010, se refirió en sus redes sociales a la orden del alto tribunal de detención domiciliaria en un proceso que le sigue por presunto fraude procesal y soborno de testigos.

La privación de mi libertad me causa profunda tristeza por mi señora, por mi familia y por los colombianos que todavía creen que algo bueno he hecho por la patria”, expresó en su cuenta de Twitter.

Según consignó el medio local El Espectador, la Sala de Instrucción del máximo tribunal le comunicó de la medida en su contra por vía telefónica.

Como parlamentario, Uribe no tiene fueros pero sí el privilegio de sólo poder ser investigado por la Corte Suprema. De ser encontrado culpable, podría recibir penas de hasta ocho años de prisión.

Uribe, quien había sido interrogado por los magistrados en octubre pasado, terminó enredado en un giro insospechado de la justicia. En 2012 presentó una denuncia contra el senador de izquierda Iván Cepeda por un supuesto complot en contra suya apoyado en testimonios falsos.

Pero la corte se abstuvo de enjuiciar a Cepeda y en cambio decidió abrir en 2018 la investigación contra el ex mandatario bajo la misma sospecha: manipular testigos contra su opositor.

El proceso investiga la posibilidad de que Uribe haya tratado de enlodar a Cepeda -uno de sus mayores adversarios políticos y testigo en su proceso- con la acusación de que había contactado a ex paramilitares presos para que lo involucraran en actividades criminales.

El ex mandatario de 68 años siempre ha alegado inocencia y cuenta con un sólido apoyo popular tras su política de intransigencia contra las guerrillas izquierdistas.

“Como ciudadano y creyente en las instituciones espero que las vías judiciales operen y que existan plenas garantías para que un ser humano íntegro ejerza a plenitud su defensa en libertad”, añadió Duque.

En ese sentido, el jefe de Estado calificó a Uribe como “un patriota genuino, entregado a servir a Colombia, como consta en una larga carrera de servicio público como director de la Aerocivil, alcalde de Medellín, senador, gobernador y como presidente de Colombia en dos ocasiones”.

Igualmente manifestó que el ex presidente y su familia “han sido víctimas de todo tipo de ataques y difamaciones, de todo tipo de epítetos y de todo tipo de acusaciones”.

“Con gallardía, ha acudido siempre a todos los llamados que le ha hecho la Justicia, con la frente en alto”, aseveró.

Con información de Infobae – AFP y EFE

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario