a

Daños psicológicos del coronavirus según estudio: estrés, insomnio, ansiedad…

Un grupo de expertos del hospital San Raffaele de Milán ha descubierto que más de la mitad de los pacientes ingresados por coronavirus desarrollaron algún trastorno psiquiátrico un mes después. El estudio establece que el 55% han presentado síntomas de afección psicológica considerable. Los resultados, basados en entrevistas clínicas y cuestionarios de autoevaluación, han mostrado un trastorno de estrés postraumático en el 28% de los casos, depresión en el 31% y ansiedad en el 42%. Además, el 40% de los pacientes tenía insomnio y el 20%, síntomas obsesivo-compulsivos (OC).

Estos hallazgos aumentan la preocupación por los efectos secundarios que puede tener la COVID-19 en la salud mental. “En vista del alarmante impacto de la COVID-19 sobre la salud mental, los conocimientos actuales sobre la inflamación en la psiquiatría y la observación actual de que una inflamación más grave conduce a una depresión más grave, recomendamos evaluar la psicopatología de los supervivientes de COVID-19 y profundizar la investigación sobre los biomarcadores inflamatorios, a fin de diagnosticar y tratar las condiciones psiquiátricas emergentes“, aconsejan los expertos.

También han expresado que el descubrimiento confirma los datos obtenidos en estudios anteriores sobre brotes de coronavirus. Antes, expertos del Reino Unido ya habían advertido sobre los trastornos cerebrales en los pacientes de COVID-19. De hecho, se han relacionado con el virus problemas como la inflamación del cerebro, el derrame cerebral y la psicosis.

Las mujeres, más vulnerables

Para llevar a cabo el estudio, se evaluaron a 265 hombres y 137 mujeres. Los resultados revelaron que el impacto psicológico de la enfermedad es mayor en las mujeres, que, en cambio, tienen menos posibilidades de morir por el virus. En el caso de los pacientes a los que ya se les había diagnosticado un trastorno psiquiátrico antes contagiarse, el impacto sobre su salud mental también ha sido mayor que los que no tenían antecedentes de trastornos psiquiátricos.

Por su parte, los pacientes más jóvenes mostraron niveles más altos de depresión y alteraciones del sueño que las personas más mayores.

Causas de los daños psicológicos

Los investigadores sospechan que los problemas psicológicos causados por la COVID-19 podrían estar provocados por “la respuesta inmunitaria al propio virus, o por factores de estrés psicológico como el aislamiento social, el impacto psicológico de una nueva enfermedad grave y potencialmente mortal, la preocupación por contagiar a otros y el estigma asociado con esta enfermedad”.

También detallan que los pacientes ambulatorios aumentaron su sensación de ansiedad y trastornos del sueño. Sin embargo, resulta curioso que el tiempo que permanecían ingresados los pacientes se correlacionó inversamente con síntomas del trastorno por estrés postraumático, la depresión, la ansiedad y el trastorno obsesivo compulsivo. “Esta observación sugiere que un menor apoyo sanitario podría haber aumentado el aislamiento social y la soledad típicos de las pandemias de COVID-19, induciendo así más psicopatología después de la remisión”, indican los expertos.

Con información de AS

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario