a

Dimite presidente de Mali, detenido tras golpe de Estado

El presidente de Mali, Ibrahim Boubacar Keita, anunció su dimisión y la disolución del Parlamento y del gobierno en una alocución difundida en la madrugada del miércoles (19.08.2020) por la televisión nacional, ORTM, unas horas después de haber sido detenido por militares rebeldes.

“Querría en este momento preciso, al tiempo que agradezco al pueblo maliense su acompañamiento a lo largo de estos largos años y su caluroso afecto, anunciarles mi decisión de abandonar mis funciones, todas mis funciones a partir de este momento”, con “todas las consecuencias que se derivan: la disolución de la Asamblea Nacional y la del gobierno”, dijo Keita.

El gobernante maliense, en el poder desde 2013, fue depuesto por un golpe militar horas antes de presentar su renuncia.

“No deseo que se derrame más sangre por mantenerme en el poder”, dijo Keita, que fue presentado en la ORTM1 (televisión oficial) como “presidente saliente”.

Sin más opciones

IBK, como se le conoce popularmente, dio a entender que su renuncia se hacía forzado por los militares participantes en el golpe de estado: “¿Tengo acaso otra opción?”, se preguntó, tras recordar que “ciertos elementos de las fuerzas armadas han concluido que esto debía terminar mediante su intervención”.

Por su parte, los militares golpistas aseguraron que pondrán en marcha una “transición política civil” antes de realizar elecciones en un “plazo razonable”.

“Nosotros, fuerzas patrióticas agrupadas en el seno del Comité Nacional para la Salvación del Pueblo (CNSP), hemos decidido asumir nuestras responsabilidades ante el pueblo y ante la historia”, declaró en la televisión pública ORTM el portavoz de los militares, el coronel mayor Ismael Wagué, jefe del Estado Mayor adjunto del Ejército del Aire.

Wagué aseguró que todos los acuerdos internacionales de Malí serán respetados.

Condena mundial y festejos en Mali

Los principales países y organizaciones internacionales con peso en África han condenado unánimemente el golpe de estado, aunque en las calles en Mali se observaron celebraciones.

La primera condena vino de la Comunidad de Estados de África del Oeste (CEDEAO), a la que pertenece Mali, que en un comunicado urgente instó a los militares a “volver a los cuarteles sin dilación”, al tiempo que expresaba su “firme oposición a todo cambio político anticonstitucional”.

El secretario general de la ONU, António Guterres, condenó el “motín militar” en Mali y exigió la liberación inmediata y sin condiciones del presidente del país, Ibrahim Bubacar Keita, y otros miembros del gobierno, mientras que el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, advirtió de que un golpe de Estado “nunca es la solución a una crisis”.

Con información de DW (afp, ap, efe)

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario