a

Máximo opositor a Vladimir Putin, Alexei Navalny, está en coma: su vocera denunció que fue envenenado

El líder de la oposición rusa Alexei Navalny se encuentra en coma y conectado a un respirador en una unidad de cuidados intensivos con un cuadro de envenenamiento, anunció su portavoz el jueves.

Navalny viajaba de Siberia a Moscú en un avión que tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia en la ciudad rusa de Omsk cuando el líder opositor empezó a sentirse enfermo, dijo la vocera Kira Yarmysh. “Está en coma en estado grave”, escribió en Twitter.

En declaraciones a la emisora de radio Echo Moskvy, Yarmysh dijo que Navalny estaba sudando y que le pidió que le hablara para poder “concentrarse en el sonido de una voz”. Entonces fue al baño y perdió la consciencia, agregó.

“Alexei tiene un envenenamiento tóxico”, dijo Yarmysh, antes de agregar que está “en cuidados intensivos”.

Según las últimas informaciones, los médicos recién darán un parte médico hacia la noche, en medio de las críticas del entorno del dirigente, que se quejan por la falta de información y la inusual presencia policial en el centro de salud donde se encuentra ingresado. Su vocera advirtió que los agentes insisten en revisar las pertenencias de Navalny.

“Creemos que Alexei fue envenenado con algo mezclado en su té. Eso fue lo único que bebió en la mañana”, dijo la portavoz.

“Los médicos dicen que el veneno fue absorbido rápidamente a través del líquido caliente”, agregó.

Navalny está en la unidad de cuidados intensivos para pacientes de toxicología en el Hospital de Emergencia de Omsk No. 1, confirmó la agencia de noticias estatal TASS. “Se sintió mal. El avión aterrizó con urgencia en Omsk. Alexéi tiene una intoxicación. Ahora vamos al hospital en ambulancia”, escribía su portavoz en su cuenta de Twitter.

El médico personal de Navalny, Yaroslav Ashikhmin, anunció que planean transportarlo a una clínica en Europa, según medio rusos: “Estamos intentando a través de nuestros canales negociar con los hospitales de Hannover o Estrasburgo para que lo acepten. Ahora es muy importante que los médicos de Omsk les entreguen al paciente, porque con el debido respeto, hay que entender que esta es un área (la toxicología) muy específica y muy hay pocas escuelas que puedan atender a un paciente que probablemente esté envenenado por algún tipo de toxina“, dijo el doctor.

El líder opositor, un abogado de 44 años, conocido por sus campañas anticorrupción contra altos funcionarios y sus críticas abiertas al presidente ruso Vladimir Putin, ha sufrido ataques físicos en el pasado.

En 2017 sufrió quemaduras químicas en un ojo cuando unos individuos le arrojaron en la cara un líquido verde usado como desinfectante.

Navalny, sus partidarios y sus familias son a menudo detenidos y sufren presiones de la policía en todo el país.

Con información de Infobae.

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario