a

Jair Bolsonaro insulta a un periodista

Jair Bolsonaro amenazó este domingo a un periodista brasileño que le interrogó sobre la supuesta participación de la primera dama, Michelle Bolsonaro, en un esquema de pagos ilícitos. “Qué ganas de reventarte la boca a golpes”, respondió el presidente de Brasil a un periodista del diario O Globo que le consultó sobre informaciones de prensa que involucran en el caso a su esposa, y a un ex asesor de su hijo, el senador Flavio Bolsonaro.

El presidente visitaba la Catedral Metropolitana de Brasilia, como acostumbra, y fue abordado por los medios. Periodistas cuestionaron la amenaza pero Bolsonaro se fue sin agregar comentarios.

En una nota difundida poco despuésO Globo manifestó que “repudia la agresión del presidente Jair Bolsonaro a un periodista del diario que se limitaba a ejercer su función”.

“Tal intimidación muestra que Jair Bolsonaro desconsidera el deber de cualquier servidor público, no importa el cargo, de rendir cuentas a la población”, agrega el comunicado.

Decenas de periodistas cuestionaron en Twitter al jefe de Estado sobre los cheques que habría recibido la primera dama, pregunta a la cual él respondió inicialmente con la agresión verbal. Representantes de partidos políticos de oposición y de movimientos sociales repudiaron en redes sociales el ataque del mandatario.

La revista Crusoé publicó este mes que Fabrício Queiroz, policía retirado, amigo de Jair Bolsonaro y ex asesor de Flavio Bolsonaro le habría depositado a Michelle Bolsonaro 21 cheques por 72.000 reales (unos 22.000 dólares al cambio de 2016) entre 2011 y 2016. La revista afirma que las informaciones constan en los extractos bancarios de Queiroz.

Queiroz y Flavio Bolsonaro están bajo investigación por el supuesto desvío de salarios de funcionarios del hijo del presidente durante su gestión como diputado regional en Río de Janeiro. En el marco de esa investigación, el policía retirado actualmente se encuentra en prisión.

La primera dama, no obstante, no se ha pronunciado sobre el caso.

Según las acusaciones, Flavio Bolsonaro le exigía a sus asesores en la Asamblea Legislativa del Estado de Río de Janeiro que le dieran una parte de sus salarios, lo que es ilegal, y Queiroz era el responsable por recaudar las sumas y depositarlas en cuentas de la familia Bolsonaro.

La organización no gubernamental Reporteros Sin Frontera (RSF) ha denunciado en los últimos meses el elevado número de ataques de Bolsonaro a los medios de comunicación y a la libertad de prensa.

Según un estudio de la Federación Nacional de Periodistas, los ataques a comunicadores en Brasil, incluyendo asesinatos, agresiones y amenazas, saltaron un 54,07% el año pasado, desde 135 en 2018 hasta 208 en 2019, y en su gran mayoría fueron ataques del presidente brasileño.

La Federación contabilizó el año pasado 121 declaraciones públicas en las que Bolsonaro atacó o desacreditó la prensa.

De acuerdo con RSF, la retórica del mandatario contra la prensa también ha incentivado a sus seguidores a intimidar a los periodistas.

En mayo pasado Reporteros Sin Fronteras exigió garantías de seguridad para los periodistas que cubren las declaraciones que el jefe de Estado concede frente a la residencia oficial de la Presidencia ante el aumento de los ataques de seguidores del gobernante a la prensa.

“Reporteros Sin Fronteras denuncia la escalada de ataques contra la prensa e insta a las autoridades a intensificar las medidas de protección en el lugar para garantizar el trabajo de los periodistas”, afirmó la organización en su nota.

Con información de Infobae – AFP y EFE

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario