a

Proponen consulta popular vinculante para decidir salida pacífica a la crisis en Venezuela

El coordinador de la organización no gubernamental Rebelión de las Regiones en el Distrito Capital, Mario De Nigris, planteó a la Plataforma Nacional de Conflicto (PNC) y a la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), sumarse a la propuesta de una consulta popular vinculante que lleve a los venezolanos a decidir una salida pacífica a la crisis política, económica y social que por años ha agobiado al país.

De acuerdo con lo dicho por el vocero de la ONG, el planteamiento que también está dirigido al presidente (e) Juan Guaidó, a los miembros del Frente Amplio Venezuela Libre y demás sectores que conforman la sociedad civil venezolana, “estamos ratificando nuestro aporte a la construcción del mecanismo de participación ciudadana, masiva, que Guaidó está pidiendo a todo el país”.

De Nigris, consciente de que más de 80% de la población está descontenta con el modelo que representa Nicolás Maduro, por la profunda crisis que ha generado en todos los aspectos (político, social, económico, sanitario y educativo), explicó que Rebelión de las Regiones plantea consultar a los venezolanos que se encuentran dentro y fuera del país

Tenemos que aglutinar el enorme descontento social y eso podemos hacerlo a través de una consulta popular vinculante, organizada por la sociedad civil y no por el espurio CNE; que cuente con la presencia de observadores internacionales; y en la que participen todos los venezolanos mayores de 18 años de edad (incluso los que viven en el extranjero) con solo presentar su cédula de identidad o su pasaporte”, explicó.

Ya existe un antecedente: la consulta del 16 de julio de 2017, a la cual el oficialismo hizo caso omiso respondiendo con la convocatoria de una írrita Asamblea Constituyente. De Nigris acota que, a diferencia de entonces, hoy Guaidó cuenta con el respaldo y reconocimiento de los mandatarios de aproximadamente 60 países.

La actual Constitución prevé que las decisiones que se toman en consulta popular, tienen carácter vinculante y para su realización no requieren de algún órgano del poder constituido; y el planteamiento de Rebelión de la Regiones intenta promover alternativas que renueven la fe del pueblo venezolano en las vías constitucionales y democráticas.

No obstante, la ONG, basándose en los artículos 5, 22, 67, 70, 293 numeral 5 y 333 de la Constitución vigente, ha propuesto a la AN convocarla en virtud de que es el único poder público legítimamente constituido en el país.

En la consulta se preguntaría a los venezolanos si están de acuerdo con la continuidad de funciones de quienes ocupan el poder ejecutivo encabezado por Nicolás Maduro; y los poderes ciudadano, judicial y electoral, así como de la Asamblea Constituyente; sobre el establecimiento de un gobierno de transición que inicie la reinstitucionalización, estabilización del país y el rescate de la democracia; y la organización de elecciones realmente libres.

Como no hay confianza en los nuevos rectores del CNE ni en el sistema electoral electrónico, se está proponiendo la convocatoria de asambleas generales de ciudadanos.

La transición quedaría refrendada por el Estatuto que rige la transición a la democracia para restablecer la vigencia de la constitución de la República Bolivariana de Venezuela, aprobado por el legislativo el 5 de febrero de 2019.

La propuesta de elecciones generales libres volvería al procedimiento manual, hasta tanto se designen nuevos rectores en el CNE, se depure el Registro Electoral y se establezca un nuevo sistema de votación. “El CNE, no tiene competencia en la organización, administración, dirección y vigilancia de una asamblea de ciudadanos, por cuanto el Poder Electoral no tiene las facultades constitucionales que así lo determinen. Estamos hablamos de una gran jornada civil por la democracia, la libertad, la justicia y los derechos humanos”.

Es hora de empezar a dar solución a la gran crisis, política, social y económica que padecemos los ciudadanos: mega inflación, corrupción, escasez de alimentos, medicinas y mal funcionamiento de los servicios públicos de salud, electricidad, agua potable, comunicaciones, desempleo, inseguridad, falta de gasolina, gas y transporte, agravados por la pandemia del COVID-19”, concluyó De Nigris.

Rebelión de las Regiones espera que la AN apruebe la propuesta para fijar fecha y proceder a organizar la convocatoria nacional.

CNP 7.614

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario