a
Últimas Noticias

Colombia empieza a volver a “la normalidad” con la incertidumbre de la COVID-19

Colombia comenzó este martes a volver a “la normalidad” con la reapertura de aeropuertos, restaurantes, iglesias y gimnasios que llevaban cerrados más de cinco meses por la cuarentena para combatir la COVID-19, pese a que el país apenas empieza a pasar el pico de la pandemia.

El país cerró anoche la cuarentena de 160 días ordenada por el Gobierno y hoy comenzó una etapa que el presidente colombiano, Iván Duque, llamó de “aislamiento selectivo” en la que si bien se dan los primeros pasos para retomar las actividades cotidianas interrumpidas en marzo, todavía se mantienen algunas restricciones para evitar una mayor propagación del coronavirus.

“En la nueva fase que iniciamos queremos ser claros en las restricciones: no hay aglomeraciones, no hay venta de licor en establecimientos, se pueden pedir protocolos por parte de los alcaldes para ese expendio, pero, por ahora, no es el patrón general”, expresó el jefe de Estado.

A la fecha, señaló el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, las autoridades han habilitado a 308.553 empresas de los sectores de manufactura, comercio y servicios a retomar sus actividades porque cumplen con los protocolos de bioseguridad establecidos para operar.

“El proceso de validación de protocolos y autorización ha sido gradual y efectivo. A partir de hoy martes inicia una nueva fase en la gestión de la pandemia en la que será importante que todos los colombianos mantengan las medidas de autocuidados y sigan con rigurosidad los protocolos de bioseguridad de cara a la nueva normalidad”, dijo el ministro de Comercio, José Manuel Restrepo.

Esta reapertura ocurre luego de que Colombia cerrara agosto, el peor mes de la pandemia, con 615.168 contagios confirmados y 19.663 fallecidos, según datos del Ministerio de Salud.

En sus informes diarios las autoridades sanitarias aún siguen informando de más de 7.000 casos nuevos y cerca de 300 muertes por día, lo que indica que el fin de la crisis sanitaria es todavía lejano.

ALAS PARA EL TURISMO

El cambio más visible con respecto a la cuarentena que comenzó el 25 de marzo y terminó ayer es el regreso de los vuelos nacionales, aunque con una frecuencia menor dadas las restricciones sanitarias todavía vigentes, una estrategia fundamental para reactivar el turismo.

Los aeropuertos de ciudades como Bogotá, Cartagena de Indias, Medellín, Cali, Barranquilla o Santa Marta, que estuvieron cerrados en los últimos meses salvo para vuelos humanitarios, tenían hoy una cara muy distinta pues solo en la capital colombiana había programados cerca de 80 vuelos para de diez destinos que llevaron a la terminal de El Dorado a unos 8.000 viajeros.

Todos los viajeros deben usar de manera permanente la mascarilla y no pueden llevar acompañantes al aeropuerto, en cuya entrada les toman la temperatura, entre otras medidas sanitarias.

En el aeropuerto Rafael Núñez, de Cartagena de Indias, el protocolo es similar y hasta allí llegó Carmen Muñoz, una mujer mayor que viajaba emocionada a Medellín para reencontrar a los nietos que no ve desde hace casi medio año.

“Voy a pasar un rato de esparcimiento allá con ellos, aunque sea encerrados. Pero me gozo con ir a verlos porque tengo rato de no verlos”, dijo la mujer a Efe antes de abordar.

MÁS VIAJES POR TIERRA

Las puertas de las terminales de autobuses de Bogotá también fueron reabiertas este martes con la campaña “En bus por Colombia”, con la que buscan incentivar el transporte por carretera tras operar durante cinco meses solo para personas que cumplían alguna de las 46 excepciones autorizadas por el Gobierno.

De la terminal del barrio Ciudad Salitre, la principal de Bogotá, se espera que viajen diariamente a otras partes del país 14.100 pasajeros en 1.220 autobuses, operación que reactivará cerca de 32.000 empleos directos e indirectos.

En las otras ciudades del país también se reanudó el transporte de pasajeros por carretera, e incluso en algunas, como Medellín, hoy volvieron a abrir iglesias y gimnasios, siguiendo siempre los protocolos de bioseguridad.

“BOGOTÁ A CIELO ABIERTO”

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, presentó este martes “Bogotá a cielo abierto”, iniciativa con la que busca reactivar el sector gastronómico.

“Este es un sector que no solo reactiva el empleo sino la vida. Estamos muy ilusionados con esta estrategia que llevamos muchas semanas preparando y esperamos que salga muy bien”, aseguró la alcaldesa.

Con esta propuesta, que entrará en vigor el jueves, los restaurantes, cafés, cafeterías y gastrobares brinden servicio a la mesa en lugares abiertos podrán volver a atender con una ocupación del 30 % de su aforo al aire libre y del 25 % al interior.

El plan piloto de esta iniciativa fue diseñado para ser ejecutado en 100 calles de siete de las 20 localidades de la ciudad y, según López, “va a funcionar si todos ponemos de nuestra parte”.

“Tenemos que aprender a disfrutar de estos espacios de manera distinta, y llegar a ellos en bicicleta o a pie”, expresó la alcaldesa.

Para atender, los restaurantes deben tener habilitados métodos de pago virtuales, contar con sistemas de reserva, desinfectar constantemente las mesas y garantizar que los empleados y meseros usen elementos de protección y bioseguridad.

“‘Bogotá a cielo abierto’ hace parte de la nueva realidad para disfrutar la ciudad de una forma diferente. La cultura ciudadana, el autocuidado y la corresponsabilidad son el 50 % del éxito de esta estrategia de reactivación económica que tendrá vocación de permanencia hasta diciembre”, concluyó López.

Con información de EFE

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario