a

Autoridad rusa incautó bienes de Alexei Navalny, el opositor a Vladimir Putin que fue envenenado con Novichok

Un tribunal ruso ordenó la incautación de bienes del opositor Alexei Navalny, que se recupera en Alemania de un supuesto intento de envenenamiento, indicó el jueves la portavoz del político.

Alguaciles rusos bloquearon el 27 de agosto, mientras Navalny se hallaba aún en coma, sus cuentas bancarias, así como la parte que el disidente posee de un apartamento en Moscú, informó en un video la portavoz Kira Yarmysh.

La orden judicial está relacionada con una demanda interpuesta por un conocido hombre de negocios cercano al Kremlin.

La incautación del bien inmueble significa que el apartamento de la familia de Navalny, situado en el sureste de Moscú, no puede ser vendido, ni cedido ni ser objeto de ninguna transacción, precisó la portavoz.

Navalny podría sin embargo seguir viviendo en ese apartamento.

El opositor quiere regresar a Rusia

Navalny fue dado de alta el martes de un hospital berlinés después de recibir tratamiento durante 32 días por envenenamiento con un agente nervioso del grupo Novichok tiene previsto regresar a Rusia tan pronto se haya recuperado del todo.

Así lo aseguró hoy el productor Jaka Bizilj, fundador de la iniciativa “Cinema for Peace”, que organizó el traslado de Navalny a Berlín desde un hospital en la ciudad siberiana de Omsk, y según el cual “su equipo y su gente dice muy claramente que no hay duda alguna de que quiere regresar”.

Bizilj se atrevió a pronosticar que Navalny necesitará al menos un mes para estar completamente recuperado al trazar un paralelismo con el caso de Piotr Verzílov, activista del grupo punk Pussy Riot, que recibió tratamiento en el mismo hospital berlinés de la Charité hace más de dos años por un presunto envenenamiento.

Señaló que las noticias recibidas en los últimos días sobre el estado de salud de Navalny “crean la impresión de que se ha recuperado increíblemente rápido y que ya se encuentra en forma, pero hay que ir con mucho cuidado”, advirtió.

También los primeros mensajes del líder opositor en las redes sociales reflejan que “no está recuperado al cien por cien y él mismo escribe que aún llevará un tiempo”, dijo.

El opositor se sintió muy mal en un vuelo interno entre Siberia y Moscú, el 20 de agosto, y tras un aterrizaje de emergencia, fue internado en un hospital ruso antes de ser trasladado a Alemania, por deseo de su familia.

Varios laboratorios especializados en Alemania, Francia y Suecia determinaron que Navalny había sido víctima de un envenenamiento con una sustancia neurotóxica de tipo Novichok, concebida en la época soviética para fines militares, algo que las autoridades de Moscú refutan.

Con información de Infobae.

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario