a

EEUU ofreció $20 millones en recompensas por tres exfuncionarios venezolanos

Este martes, el Departamento de Estado ofreció millonarias recompensas para lograr la captura de tres ex jefes de inteligencia venezolanos por sus vínculos con el narcotráfico internacional.

Los señalados por las autoridades norteamericanas son: Pedro Luis Martin-Olivares (ex jefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional); Rodolfo McTurk-Mora (ex jefe de Interpol en Venezuela); y Jesús Alfredo Itriago (ex jefe del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de Venezuela).

Los tres son acusados por diversos cargos vinculados al narcotráfico, principalmente por el envío de cocaína a suelo estadounidense.

Por Olivares Washington ofrece una recompensa de diez millones de dólares por información que conduzca al arresto y/o condena del ex funcionario chavista. En los casos de McTurk-Mora e Itriago, en tanto, el dinero ofrecido por las autoridades norteamericanas es de cinco millones de dólares.

Por medio de un comunicado publicado este martes, y firmado por el secretario de Estado, Mike Pompeo, el Departamento de Estado recuerda que el ex jefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional “fue procesado el 24 de abril de 2015 en el Distrito Sur de Florida por: distribución de una sustancia controlada, sabiendo que dicha sustancia controlada sería importada ilegalmente a Estados Unidos, en violación del Código 21 de los Estados Unidos, Sección 959 (a) (2); posesión con la intención de distribuir una sustancia controlada a bordo de una aeronave registrada en los Estados Unidos, en violación del Código 21 de los Estados Unidos, Sección 959 (b) (2); y conspiración para importar una sustancia controlada, en violación de la Sección 963 del Código de los Estados Unidos 21”.

McTurk-Mora, por su parte, fue acusado en el mismo distrito el 19 de diciembre de 2013 por “conspiración para importar cocaína, importación de cocaína a los Estados Unidos, posesión con intención de distribuir cocaína y corromper e impedir a un funcionario”.

Itriago, ex jefe venezolano de Antinarcóticos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, fue imputado también en la Florida el 31 de enero de 2013 “por conspiración para distribuir una sustancia controlada en el Anexo II, sabiendo que dicha sustancia controlada sería importado ilegalmente a los Estados Unidos, en violación del Código de los Estados Unidos 21, Sección 959 (a) (2) y del Código de los Estados Unidos 21, Sección 963”. “De conformidad con el Título 21, Código de los Estados Unidos, Sección 960 (b) (1) (B ), se alega además que esta violación involucró cinco kilogramos o más de una mezcla y sustancia que contenía una cantidad detectable de cocaína”.

“Estas ofertas de recompensas se realizan bajo el Programa de Recompensas por Narcóticos (NRP) del Departamento de Estado. Junto con el Programa de recompensas contra la delincuencia organizada transnacional, más de 75 delincuentes han comparecido ante la justicia desde que estos programas comenzaron en 1986. El Departamento de Estado ha pagado más de 130 millones de dólares en recompensas por información que conduzca a esas detenciones”, concluye el comunicado.

La de este martes es una nueva maniobra de Estados Unidos para desmantelar la estructura criminal que durante años construyó el chavismo. El pasado mes de marzo, el Departamento de Justicia anunció cargos por narcoterrorismo contra las principales figuras del régimen, y ofreció una recompensa de USD 15 millones con informaciones que permitan el arresto y enjuiciamiento de Nicolás Maduro.

El Departamento también ofrece recompensas de hasta 10 millones de dólares cada una por información relacionada con Diosdado Cabello, titular de la Asamblea Nacional Constituyente; el general (retirado) Hugo Carvajal Barrios, ex director de la Inteligencia Militar de Venezuela (DGCIM); y Tareck El Aissami, ministro de Industria y Producción Nacional. “Mientras ocupaban puestos clave en el régimen de Maduro, estos individuos violaron la confianza pública al facilitar los envíos de narcóticos desde Venezuela, incluyendo el control de los aviones que salen de una base aérea venezolana, así como el control de las rutas de la droga a través de los puertos de Venezuela”, acusaron las autoridades norteamericanas.

Entre otros funcionarios y dirigentes, también se implicó a Maikel Moreno, presidente de la Corte Suprema, Vladimir Padrino, ministro de Defensa, como principales actores del esquema criminal, y Samark López Bello, un empresario con una serie crímenes vinculados al lavado de dinero en favor de Maduro y El Aissami.

Con información de Infobae.

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario