a

Bolivia Suárez: el deterioro de la calidad de vida del venezolano es proporcional con el desmantelamiento de la educación

NOTA DE PRENSA – Caracas, 30 de septiembre de 2020.– El deterioro de la calidad de vida del venezolano es directamente proporcional al desmantelamiento del sistema educativo por parte del régimen, señaló la presidenta de la Sub Comisión de Educación de la Comisión Permanente de Desarrollo Social de la Asamblea Nacional, la diputada por el estado Lara, Bolivia Suárez, durante su participación en el Webinar: Derechos Humanos y Educación organizado por la Comisión Especial de Justicia y Paz de la AN.

Indicó la diputada larense que es incalculable el daño generacional causado por el régimen totalitario que desde hace más de 20 años ha venido instaurándose en Venezuela y se ha profundizado con la usurpación del tirano Maduro.

“Es desastre ha sido tal que lo que declaramos hace dos años en la Asamblea Nacional como fue la Emergencia humanitaria Compleja de la Educación, el día de hoy nos queda corto ese término, inclusive ni siquiera estamos en una Catástrofe Humanitaria, sino en una destrucción total de la educación venezolana, estamos viviendo en Venezuela una catástrofe Generacional, como lo describe la ONU si en un país no se garantiza el derecho a la educación”, precisó la diputada Suárez.

Por lo que considera que es muy importante el rescate de la educación para que el ciudadano pueda tener acceso a una vida digna. Aclaró que esto no es un elemento aislado de otros aspectos necesarios, para eso también se requieren unas condiciones que al día de hoy no están dadas y que pasan por la transformación desde el punto de vista político, económico y social.

Manifestó que Derechos humanos y Educación, parecieran dos cosas distintas, pero que en realidad hay que entender que en la clasificación clásica de los derechos humanos; la educación está ubicada y reconocida en la segunda generación, es decir, la educación es en sí misma un derecho humano, y fue incorporada para tratar de fomentar igualdad real entre las personas, ofreciéndoles las mismas oportunidades para que puedan desarrollar una vida digna.

“Su función consiste en promover la acción del Estado para garantizar el acceso de todos a unas condiciones de vida adecuada, nada más lejos de la realidad en nuestro País, partiendo de esa premisa pudiéramos inferir que el deterioro de la calidad de vida del venezolano es directamente proporcional al desmantelamiento del sistema educativo por parte del régimen”, afirmó la diputada larense.

Señaló que frente al panorama educativo venezolano la brecha cultural y pedagógica se profundiza entre los que solo pueden acceder a la educación pública gratuita, hundida en el desastre y quienes pueden pagar la educación privada, que se acerca más a la excelencia.

“En consecuencia, el relevo generacional técnico y profesional, será muy deficiente en los años venideros; condenando a la mayoría de la población a la mediocridad, lo cual sumado a la fuga de cerebros producto de la diáspora, llevaran al País a la miseria, que ya hoy estamos viviendo. No lo merecemos, mucho menos lo vamos a aceptar, ni nos vamos a resignar a esa realidad”.

Destacó que, a través de la Subcomisión de Educación de la Comisión Permanente de Desarrollo Social de la Asamblea Nacional, han acudido a la cooperación necesaria para generar propuestas ante la destrucción a la que, el usurpador Maduro, somete a la educación en Venezuela, lo cual es una necesidad que surge mientras se instale un gobierno de emergencia nacional que ataque el problema de fondo. , como el proyecto de la Acción por el Clima en Venezuela con un enfoque educativo, que tiene como objetivo crear conciencia para la conservación de nuestros recursos naturales y por ende contribuir a la protección ambiental del planeta, el hogar de las futuras generaciones.

“Este proyecto que comenzó este 28 de septiembre es auspiciado por la Organización de Naciones Unidas, con la participación activa de sectores importantes en la sociedad venezolana como lo son: El Rotary Club, Fe y Alegría, Asociación Nacional de Institutos de Educación Privada (ANDIEP) y ONG Gente & Ciudad, esperamos que otros factores importantes se incorporen a esta iniciativa educativa”.

Reiteró el trato irresponsable y demagógico que el dictador Maduro, en el marco de la pandemia por la COVID-19, le ha dado a la educación; exponiendo la vida de los maestros y todo el personal administrativo y obrero, estudiantes, representantes y de la población en general, prácticamente pretenden convertir las escuelas y liceos en campos de concentración para el exterminio de la población.

“Ya bastante menguada por el hambre, la destrucción del sistema de salud y de los servicios públicos; creen que denominando las escuelas y liceos centros de asistencia pedagógica solucionan el problema y suprimen su obligación como garantes del acceso a la educación en condiciones dignas y humanas. El derecho a la educación es sagrado e irrenunciable y una obligación del Estado garantizarlo, para lo cual se deben crear Condiciones Mínimas que permitan desarrollarlo con dignidad”, sentenció la parlamentaria.

Finalmente dijo que, desde la Subcomisión de Educación de la Asamblea Nacional, que preside, se tiene el compromiso de trabajar articuladamente con todo el sector educativo para impulsar las propuestas que se están elaborando de la mano del presidente (e) Juan Guaidó en el marco del Pacto Unitario y el Plan País para la reconstrucción de la educación, apenas se deponga la dictadura.

“Ratificando que la salida a esta crisis pasa por salir del régimen y la conformación de un gobierno de emergencia nacional que abra las puertas a la democracia y a la libertad de Venezuela”, concluyó.

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario