a

Traerán a Venezuela cajeros para dispensar dólares en efectivo a clientes de AKB Fintech

Los cajeros serán propiedad de los establecimientos que los compren y permitirán bancarizar internacionalmente los dólares atrapados en el país


El presidente de la empresa AKB Fintech, Guillermo Scarpantonio, anunció que en Venezuela serán instalados cajeros automáticos para dispensar dólares a los venezolanos en tres ciudades en principio Valencia, Caracas y Barquisimeto, donde permitirían a las personas poder sacar un máximo de $200 al día.

Scarpantonio afirmó que la empresa se encuentra en los procesos de cumplimiento de estándares de seguridad para evitar que los cajeros tengan fallas de internet y de energía, por lo que estiman que para el 7 de noviembre ya estos equipos estén instalados y los clientes de AKB Fintech puedan ir a los establecimientos donde estarán los cajeros.

«Están ya los cajeros en Venezuela. Vamos a empezar con tres, pero ya tenemos otro grupo de cajeros listos en Venezuela para poderlos instalar. Estamos en los detalles de pruebas, entre la conexión del servidor desde EEUU hacia Venezuela para que todo sea bastante expedito y no suframos problemas al dispersar el efectivo», indicó este viernes 16 de octubre en entrevista al Circuito Éxitos.

Indicó que el sistema está relacionado al sistema de las billeteras virtuales en dólares que tiene AKB. Cualquier persona que tenga dinero en estas cuentas, podrá retirar dólares en efectivo.

«Si eres un freelancer que trabaja diseño gráfico o eres diseñador web y te pagan tus empleadores o clientes a nivel mundial (…) y uno de los sistemas de pago es PayPal, tu puedes conectar tu billetera PayPal con nosotros a través de nuestra plataforma aliada (…) puedes comprar con tu saldo una gift card, la recargas en la billetera digital de AKB y puedes ir luego al cajero y retirar los dólares en efectivo que tenías en tu cuenta PayPal (…) No va a funcionar con una tarjeta de débito convencional, sino que es una tarjeta virtual», enfatizó.

Explicó que el proceso será con el teléfono celular, donde estarán los datos que se introducirá en el cajero y que posteriormente pueda ser retirado el efectivo. A pesar de ser más afín a la idea del dinero digital que es más efectivo que en físico, la clientela en el extranjero pide enviar remesas en papel.

Dijo que el retiro máximo diario será de 200 dólares, mínimo de 20 dólares, en billetes de 5, 10 y 20 dólares.

Respecto a la seguridad, Scarpantonio  manifestó que este tema se ha hecho complicado la compensación hasta en la banca nacional por los costos elevados de trasladar el dinero de un lado a otro, pero gracias a la tecnología, se basan en comercios que reciben dólares.

«No son desplazados de un lugar a otro. Son dólares que están dentro de un establecimiento porque no vamos a poner en riesgo la vida de personas para trasladar cantidades grandes de dólares. Simplemente se van a utilizar puntos de venta en efectivo en volúmenes interesantes y este mismo dinero que se está obteniendo, van a rellenar los cajeros», detalló.

Adelantó que estos cajeros estarán en sitios estratégicos donde haya acceso al transporte público, buen estacionamiento, cerca del Metro de Caracas para que haya fácil acceso a los establecimientos, de forma segura, y retirar el dinero.

Dijo no tener una posición oficial del Banco Central de Venezuela o de la Sudeban por ser un «proceso tecnológico» que no está regulado por legislación en específico. En ese sentido, indicó que los cajeros son propiedad de la persona dueña del establecimiento y el efectivo es propiedad del establecimiento.

«Lo que estamos brindando es una plataforma para que estos comercios puedan bancarizar internacionalmente sus dólares en efectivo que están atrapados en Venezuela y los necesitan enviar al extranjero para poder seguir importando mercancía o materias primas o pagarle a sus proveedores internacionales», finalizó.

En Venezuela ya es común que los comercios pongan precio a sus productos en dólares y que acepten divisas como método de pago. La razón: el desplome del valor del bolívar como moneda nacional. Sin embargo, esta dolarización de facto, elogiada por Nicolás Maduro como una «válvula de escape», ha traído consigo uno que otro dolor de cabeza tanto a comerciantes como a clientes a la hora de ejecutar operaciones de compra y venta de bienes y servicios.

Dar vueltos o cambio en efectivo se ha convertido en uno de los principales dilemas de los comercios, al momento de realizar transacciones en divisas. En un recorrido realizado por El Pitazo en Caracas se constató que la escasez de billetes de baja denominación (1 y 5 dólares) ha dificultado que los locales puedan atender ventas por montos de 3, 7, 12 o 21 dólares, entre otros.

Con información de Talcualdigital.com

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario