a

España: Madrid prohíbe la tradicional celebración de las campanadas de Nochevieja en la Puerta del Sol y en el resto de plazas

La Puerta del Sol permanecerá vacía este año durante las campanadas del 31 diciembre. La Comunidad de Madrid ha decidido prohibir las celebraciones de la Nochevieja en plazas y espacios públicos en general como medida preventiva frente a la expansión del Covid-19.

Una línea en la que ya se había mantenido en las últimas jornadas el Ayuntamiento de la capital desde donde el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, había incidido en que “las uvas este año se toman en casa”. Ahora, tras la orden del Gobierno regional, el regidor ha apuntado que esta decisión ayuda a que “los madrileños no nos confiemos y sigamos con la guardia alta” por lo que la ha calificado de “razonable” y “proporcionada”.

No tenía mcuho sentido celebrar las uvas con la cantidad de personas que reúnen allí en un marco social distendido donde se puede bajar la guardia”, ha incidido Almeida sobre la celebración del final de año en la capital.

Además, a partir de este puente de la Constitución los ayuntamientos tendrán que controlar el aforo de las calles más transitadas para evitar las aglomeraciones. Asimismo, las cabalgatas de Reyes se harán en zonas acotadas, con los asistentes sentados y aforos reducidos al 50%.

En las visitas a los belenes también se limitará el acceso a la mitad de la capacidad habitual y se deberá respetar la distancia mínima de seguridad en las colas entre familias o grupos de hasta seis personas. Las mismas medidas se aplicarán para la entrega de cartas a Papá Noel y a Melchor, Gaspar y Baltasar.

Además, los aforos de todos los mercadillos quedan reducidos del 75% al 50% hasta el 8 de enero. Al igual que las cabalgatas, los conciertos y cualquier otra actividad que se organice en la vía pública se harán en espacios delimitados, con el público sentado y con una limitación de la asistencia al 50%.

Con estas restricciones, el Ayuntamiento de la capital continúa definiendo el modelo que aplicará en su tradicional Cabalgata, que este año no podrá cruzar el Paseo de la Castellana hasta desembocar en Cibeles. “Sentimos que no pueda ser como todos los años pero les garantizo a los madrileños que la ilusión va a seguir intacta y no van a echar de menos la Cabalgata“, ha afirmado Almeida, que ha confirmado que aún así los Reyes Magos “estarán en Madrid” la noche del 5 de enero a la espera de definir cómo será exactamente su llegada.

En cuanto al esquí, el Gobierno regional entiende que al ser una actividad al aire libre no hay problema en su práctica si se mantienen los controles de acceso, las distancias de seguridad y las medidas genéricas de prevención que se aplican en la hostelería. De esta forma, las estaciones de invierno podrán estar operativas.

Con información de ElMundo.es

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario