a

El “paciente uno” en Italia de coronavirus es un niño de 4 años que se contagió a finales de 2019

La Universidad Estatal de Milán ha descubierto esta semana que el ‘paciente uno’ con la covid-19 en Italia ha sido un niño de cuatro años que acudió junto a su madre al servicio de urgencias a finales de 2019.

Una noticia que llega tras varios meses de investigaciones y que ha supuesto un gran avance médico en la lucha contra la pandemia, en uno de los países europeos más damnificados por la covid-19. Según los datos hechos públicos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el país que dirige Giuseppe Conte ha reportado alrededor de 1825775 casos, y se ha saldado ya con más de 64036 de muertos.

El Sarampión primer diagnóstico

Según ha desvelado en las últimas horas el estudio de la Universidad Estatal, el niño de 4 años acudió junto a su madre el pasado 30 de noviembre a urgencias con síntomas como fiebre alta, problemas respiratorios y vómitos constantes. Aunque los síntomas son compatibles con la covid-19, a finales del año pasado poco o nada se sabía del virus.

La aparición de manchas en la piel hizo pensar a los médicos en un primer momento que sufría sarampión. Sin embargo, tras haber realizado un nuevo test orofaringio, se ha confirmado que realmente el menor tenía coronavirus, lo cual le convierte en el ‘paciente uno’ de Italia y sitúa en un espacio de tiempo muy determinado la aparición del virus en el país.

El estudio llevado a cabo por el Laboratorio de Vigilancia del Sarampión de la Universidad Estatal de Milán y coordinado por la profesora Elisabetta Tanzi ha desmentido, por tanto, que el ‘paciente uno’ fuese el localizado el 20 de enero en el municipio de Codogno, Lombardía. Un nuevo descubrimiento que “revoluciona el conocimiento sobre la propagación espacio-temporal del nuevo coronavirus”, recogen las conclusiones de este estudio.

Primeros síntomas

Los médicos encargados de analizar este caso han querido destacar que los primeros síntomas aparecieron en el menor antes de que acudiese a urgencias. En concreto, el 21 de noviembre comenzaron síntomas como la tos y la rinitis, a la que se fueron sumando otros problemas como dificultades respiratorias y vómitos.

También se ha conocido que el niño, ni nadie de su entorno, viajaron previamente a ningún país y se da por hecho que la transmisión del virus ha sido local. Esto coincide con otro de los puntos que han situado a noviembre de 2019 como el mes en el que la covid-19 llegó al país. La investigación del Instituto Superior de Sanidad (ISS) ha demostrado, por ejemplo, que las aguas residuales tenían presencia del virus ya a finales de 2019.

Un hecho que también ha ocurrido en nuestro país, ya que ciudades como Valencia y Barcelona han detectado en sus aguas presencia del virus antes de que se confirmase el primer paciente.

China toma pulso

Toda esta información, apuntan medios italianos, está provocando que China esté comenzando a construir otro relato de lo ocurrido y quiera poner a Italia como lugar de epicentro del coronavirus. Los informes de las autoridades sanitarias chinas apuntan que el primer caso detectado en el país tuvo lugar a finales de 2019, y otros que no han querido ser confirmados por el gobierno chino llegan a situarlo entre octubre y noviembre.

Pero esto sigue sin ser suficiente y medios italianos como La Reppublica apuntan a que el país chino “está construyendo una campaña de desinformación cuyo objetivo es enturbiar más aún las aguas”.

Con información de Cope.es

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario