a
Últimas Noticias

Así fue el eclipse solar total del 14 diciembre 2020

El cielo se ha oscurecido completamente este lunes durante casi dos minutos en el sur de Chile y Argentina por un nuevo eclipse total de Sol que ha conmovido a las miles de personas que se han trasladado hasta esa zona para ver el espectáculo natural.

La noche ha empezado sobre las 13 horas (las 17 horas en España). Una pequeña brisa ha sido la antesala del fenómeno que se vivió en medio del jolgorio de la gente en la playa a los pies del lago Villarrica de la localidad de Pucón, en la región de La Araucanía, a unos 800 km al sur de Santiago, parte de la zona cero de oscuridad total de este nuevo eclipse de Sol, el segundo que se vive en Chile tras el de julio de 2019.

La incesante lluvia, el viento y las nubes han cubierto los cielos del sur de Chile y Argentina durante toda la mañana. Pero en el momento del eclipse en el sur chileno se ha abierto un círculo entre las nubes y se ha podido ver el sol.

“Fue hermoso, único. La verdad es que nadie tenía mucha esperanza de verlo por el clima y las nubes, pero fue algo único porque se despejó justo. Fue un milagro”, ha asegurado Matías Tordecilla, de 18 años, todavía emocionado por el espectáculo.

“Es algo que no sólo se ve con los ojos, sino que se siente con el cuerpo”, ha agregado este joven, que viajó 10 horas por tierra junto con su familia desde la ciudad de Viña del Mar (centro) hasta Pucón para ver el eclipse.

Miles de turistas

Hasta esta localidad turística llegaron miles de personas desde distintos puntos de Chile pese a los llamamientos a “quedarse en casa” para evitar los contagios de coronavirus.

A Cinthia Vega, habitante de Pucón, en el momento del eclipse se le “erizó toda la piel”.

En Carahue, otra localidad del sur de Chile, más cercana a la costa, el eclipse se ha vivido en un clima tranquilo, con mucha rogativas mapuches, los indígenas y primeros habitantes de Chile y Argentina, que ven en este fenómeno el fin de una era y el inicio de un nuevo proceso de cambios.

En Santiago, la capital chilena, el fenómeno también ha podido apreciarse: se ha oscurecido algo el cielo y ha bajado la temperatura.

Pese a las restricciones de movilidad para evitar la propagación de los contagios de coronavirus, unos 300.000 turistas se han desplazado hasta el sur de Chile para poder ver en vivo el momento en que la Luna, el Sol y la Tierra han quedado alineados, haciendo la noche en pleno mediodía.

También en Argentina

Tras su paso por Chile, el eclipse se ha vivido con igual emoción en el sur de Argentina.

En la provincia argentina de Neuquén, no ha llovido, pero durante la mañana se ha levantado un viento muy potente que limitaba la visibilidad. Sobre la ruta 237, entre Villa El Chocón y Piedra del Águila, había un campamento donde varias familias y extranjeros aguardaban la llegada del eclipse.

Un grupo ha relatado la odisea de llegar hasta Argentina en medio de la pandemia y conseguir una cantidad de documentos para poder llegar a Bariloche y, finalmente, al sitio del campamento, periplo que incluye la toma de al menos tres pruebas PCR y la contratación de seguros médicos.

Cambios y un nuevo ciclo

Para los indígenas mapuches, que tienen en esta región de Chile la mayoría de sus comunidades, el eclipse tiene un significado especial y anuncia cambios a corto y largo plazo, pasar página a un nuevo ciclo.

Cuando la Luna cubre al Sol trae un mensaje de cambio, a veces negativo pero también de equilibrio. Así es que algunos mapuches atribuyeron los cambios sociales y políticos que sacudieron Chile desde octubre de 2019 al eclipse total de Sol que se vio el 2 de julio de ese año en una suerte de fiesta masiva en el desierto del norte del país.

Con información de elperiodico.com

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario