a

La policía brasileña detuvo a Marcelo Crivella, el alcalde de Río de Janeiro acusado de corrupción

El alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivellafue detenido este martes en una investigación sobre un supuesto esquema de sobornos en la alcaldía de la capital carioca.

Crivella, que está a nueve días de terminar su mandato, fue arrestado por la Policía Civil junto con la Fiscalía del estado antes de las 06:00 de la mañana en su casa del acomodado barrio de Barra de Tijuca y trasladado a las dependencias policiales para prestar declaración.

Además, fueron detenidos el empresario Rafael Alves y el delegado Fernando Moraes. Ellos también son blanco del operativo que investiga un presunto esquema de corrupción en el ayuntamiento.

El mandato de Marcelo Crivella finaliza el 31 de diciembre. Aspiró a la reelección pero fue derrotado por Eduardo Paes, quien tomará posesión del cargo el próximo 1 de enero.

En septiembre pasado, la Justicia había inhabilitado a Crivella por seis años al acusarlo de “abuso de poder”. Sin embargo, en octubre el Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil suspendió la sentencia.

El nuevo fallo permitió a Crivella disputar las elecciones municipales del 15 de noviembre, en las que finalmente perdió ante Paes.

En septiembre también, la Policía cumplió 22 órdenes de allanamiento en domicilios residenciales y oficiales de varios funcionarios públicos y empresarios, entre ellos el del propio Crivella, a quien le fue decomisado su teléfono móvil.

Tales mandatos fueron determinados por un juez penal en el marco de una investigación sobre la supuesta existencia de una “organización criminal” dedicada a la corrupción “en el ámbito de la administración municipal”, de acuerdo con la Fiscalía.

Crivella no ha sido la única autoridad de Río de Janeiro que se la ha visto con las autoridades del estado durante los últimos meses, pues la Asamblea Legislativa carioca aprobó por unanimidad la apertura de un juicio político contra el que era gobernador, ahora apartado del cargo, el conservador Wilson Witzel, tras ser acusado de liderar una “sofisticada organización criminal” para desviar fondos destinados a combatir la pandemia.

Paes, quien asumirá el 1 de enero, también es objeto de investigaciones anticorrupción sobre supuestas malversaciones en su gestión y su residencia fue allanada por las autoridades.

El que fuera alcalde entre 2009 y2017 fue acusado de recibir dos millones de dólares de sobornos por parte del grupo Odebrecht para financiar su campaña a la reelección en 2012 de forma ilegal, según las investigaciones.

Con información de Infobae

Difunde está información
Compartir con:
Califica este artículo

lahoradigitaldiario@gmail.com

Sin comentarios

Deja un comentario